775096 uai

Lord Of The Lost - 'Swan Songs III'

La banda de Dark Metal Lord Of The Lost regresa con el álbum más reciente de su serie clásica titulado Swan Songs III, el sucesor de Swan Songs II, que será lanzado el 7 de agosto del 2020 cortesía de Napalm Records, que ya tuvimos la oportunidad de analizar.

Acostumbrados a escuchar canciones donde la mitología G’hahyr está presente en sus letras con sonidos obscuros pero luminosos a la vez y con sonidos metálicos y poderosos, con este disco podemos notar un ambiente mucho mas relajado pero que sigue guardando la esencia obscura de la banda. Es así como desde el inicio con "A Splintered Mind" nos damos cuenta que la banda está dispuesta a llegar a los rincones más escondidos del corazón con su melodioso sonido.

 “A One Tone Heart” primer sencillo de este trabajo, se presenta como una balada muy potente llena de nostalgia, donde se pueden alcanzar sonidos clásicos y puros que hacen que el piano y su combinación de guitarras acústicas te trasladen a un éxtasis musical.

Además de tener notas nostálgicas y de narrar historias emotivas en este nuevo disco, también podemos encontrar algunas colaboraciones como la de Joy Frost en "Dying On The Moon", cantautora estadounidense, quien ya ha participado anteriormente con la banda. Esta voz femenina en conjunto con la voz de Chris Harms nos regala un mensaje de confianza en uno mismo.

Un punto destacado del álbum es la colaboración con el coro Heaven can wait con la canción “We Were Young” donde señala que la música tiene poder para unir generaciones. Cabe mencionar que este coro está formado por adultos mayores donde el requisito principal es tener mínimo 70 años de edad.

La versión estándar de Swan Songs III consta de nuevas canciones así como nuevas versiones de una selección de los clásicos de la banda, incluida la destacada canción de 18 minutos de duración “Letters to home”. La edición de lujo por su parte incluye las versiones instrumentales de todas las canciones y versiones de demostración de ocho nuevas canciones. Como un bono especial, hay un set completo en vivo, grabado en su show del décimo aniversario en 2019 en su ciudad natal de Hamburgo. 

En resumen y hablando en general de todo el disco podemos decir que es un trabajo totalmente diferente a lo que la banda había ofrecido previamente, con un sonido mucho más melancólico y profundo, y con muchas referencias al desamor; siempre claro con esa oscuridad que ha caracterizado a Lord Of The Lost.

Texto por Natalia Argandar.


DSC 0308 uai

El lunes azul de Peter Hook & The Light en México

El pasado lunes 21 de octubre se presentó en México Peter Hook, el legendario bajista co-fundador de Joy Division con un set lleno de nostalgia donde tocó por completo los discos Technique (1989) y Republic (1993), aparte de éxitos bastante conocidos de la banda que lo llevó al estrellato.

En punto de las 9:30 el bajista británico acompañado por The Light, banda que fundaría después de salir de New Order, deleitó al público mexicano con éxitos de Joy Division, iniciando con "New Dawns Fades", seguido de las infaltables "She's lost Control", "Shadowplay" y "Decades" entre otras.

Después de un breve receso volvieron al escenario para repasar el que fuera el quinto álbum de New Order Technique, el cual con sus beats de Ibiza y acid house pusieron a bailar al público al ritmo de canciones como "Fine Time", "Love Less", "Mr. Disco", "Run" y "Dream Attack"

Hubo un segundo receso poco antes de volver con el Dance/Synthpop del sexto álbum de New Order Republic, donde la interacción con el público se tornó más personal. Peter le recordó a la audiencia su amor por estas tierras aztecas al mostrar una bandera mexicana que abrazó y colgó de la batería, para seguir con canciones como "World", "Ruined in a day", "Spooky", "Chemical" y "Avalanche".

Después de este último set llegó el clímax del evento con un repertorio de éxitos tanto de Joy Division como de New Order. En ese momento de la noche se podía notar ya la felicidad de Hook al ver a toda la gente del foro feliz y coreando cada uno de sus temas. Tras dedicar un par de palabras de aprecio al público y a su staff, la fiesta llegó a lo más alto con "World in Motion", "Blue Monday", "Temptation" y "Love Will Tear Us Apart". Después de esto, y lleno de la energía transmitida por su público, Peter saltó al pit para saludar a sus fans y firmar posters antes de retirarse finalmente. 

Peter Hook & the Light tienen un gusto particular por visitar México, solo es cuestión de observar la entrega que tiene la gente hacia la agrupación británica y la manera en que esta corresponde al público para darse cuenta de ello. Si bien hubo al inicio algunos problemas con el bajo de Hook conforme fueron avanzando los 4 sets tocados esa noche, en 3 horas de fiesta los problemas quedaron olvidados. La banda británica vino una vez más a demostrar el porqué es uno de los mejores exponentes de post-punk y synthpop

[penci_review]


SEPTICFLESH hizo del Teatro Metropólitan un infierno

Existen momentos que marcan nuestra vida, para bien o para mal; una buena película, un delicioso café, nuestro primer beso o un excelente concierto. Tuvimos oportunidad de acudir a presenciar el espectáculo sinfónico de SEPTICFLESH en el Teatro Metropólitan, y para nuestra fortuna se convirtió en ese recuerdo que inmortalizaremos para siempre.

En punto de las 20:00 hrs. y contando con un pletórico recinto a reventar, una voz anunciaba que estaba por dar inicio el show que un par de horas después nos tendría a todos los asistentes extasiados. Si bien, desde que este concierto se diera a conocer el año pasado, las expectativas ya eran altas, estoy seguro que ninguno pudimos prever la increíble calidad y potente sonido que la banda en conjunto con una orquesta de más de 100 músicos nos terminó por ofrecer.

Era particularmente de llamar la atención que entre el público encontrábamos personas de distintas edades y nacionalidades, teniendo la curiosa coincidencia de que me tocara estar todo el espectáculo junto a una chica alemana que disfrutó cada uno de los acordes melodiosos que SEPTICFLESH ejecuta perfectamente desde 1990. El apartado sonoro de la banda griega se ha visto reforzado con el misticismo que los tonos orquestales caracterizan, siendo aún más evidentes en sus últimas producciones de estudio.

Gerardo Urbán y Fernández, quien también ha participado en proyectos de la talla de ‘Requiem’, ‘Los dulces sonidos de la muerte’ y ‘Mahler’ fue el encargado de dar vida a la mayor parte del show que, con sus 15 canciones dejó ver por qué el maestro y compositor se llevó un Latin Grammy en 2015. La experiencia y ambición de Gerardo fueron evidentes a cada segundo, y por supuesto, la gente lo reconocimos con una calurosa y extremadamente ruidosa ovación.

SEPTICFLESH tocó una hermosa selección de éxitos que repasaron su larga trayectoria, deleitándonos con temas como “Prototype”, “Communion”, “The Vampyre from Nazareth” y“Pyramid God" Incluso la banda interactuó alentándonos  para que pidieramos “Burn”. Lo cierto es que todos los presentes al unísono, siempre con la energía y efusividad que Spiros Antoniou transmitía siempre buscando unidad al enfatizar que todos somos hermanos y hermanas.

Para nuestra fortuna, los coros conformados por niños y adultos lograron sincronizarse perfectamente con el Death Metal y aquellas letras que refieren temas míticos, épicos, y referencias a H.P. Lovecraft combinaban perfectamente con los acabados neoclásicos del lugar elegido por Eyescream Productions y Symphonic Experience. No podemos hacer más que aplaudirles y apoyarles para seguir teniendo más, y mejores conciertos de esta índole.

Para finalizar, la banda dijo una frase tan cierta que la recordaré en mi texto y es que esa noche “presenciamos arte”, tal como su última canción vaticinaba. La conclusión perfecta para uno de los mejores conciertos al que he ido en mi vida, y uno que quedará grabado en mi mente por siempre. La noche que SEPTICFLESH conquistó al Teatro Metropólitan y todos nuestros corazones también; una noche que sólo nos deja como duda, ¿cuándo podremos deleitarnos con el DVD que nos tienen preparado? ¡Ojalá que sea muy pronto!

Fotos por Selene Ortiz, cortesía de Eyescream Productions y Symphonic Experience

 


IN FLAMES- 'Siren Charms'


Por Vic Vixo García | @1simplemistake


A estas alturas, la gente de In Flames manifiesta un estilo que casi nada ya tiene que ver con el de su nacimiento, cuando ayudaron a forjar el llamado “metal de Gotemburgo” a lado de At the Gates y Dark Tranquillity. También, algunas –o muchas- personas parecen haberles dado la espalda y perdido todo interés en escuchar los discos que han lanzado desde 2002, año en que se dio el cambio a una propuesta más digerible.

 
El asunto con estos muchachos suecos es comparable (guardando distancias) con el de Lacuna Coil después del boom que significó su tercer disco Comalies: su sonido se volcó a un estilo más propio del metal estadounidense que acabó en una mezcla algo desafortunada entre aquél y el europeo, aunque esto no significa que el primero sea malo, sino que ambas bandas le restaron la fuerza que caracterizó a sus primeras producciones. En In Flames hay más peso en la crítica por ser pioneros del Melodic Death Metal, se les reprocha el haber desechado la fiereza de la época comprendida entre Lunar Strain (1994) y Clayman (2000), y a partir de Reroute to Remain (2002) poseer armonías más suavizadas.

 
Con Siren Charms dejan claro –una vez más- que no apetecen volver a ser la banda de su primera década, y a la vez queda patente que ya han fabricado su estilo, guste o no a la gente. Lo primero a resaltar en esto es la manera de cantar de Anders Fridén, inclinado a una expresión dramática que en ocasiones llega a cansar porque no es precisamente el tipo con la voz limpia más sobresaliente; su apartado gutural es el que más se extraña en las canciones de In Flames, uno que ya no suele aparecer.

 
'In Plain View' y su inicio como de música de noticiario estadounidense nos reciben para posteriormente dar paso a las guitarras de Björn Gelotte y Niclas Engelin, quienes hacen un buen trabajo durante todo el disco, pero que no es suficiente para dar energía a las composiciones; a un poco más de la mitad de la canción parece que explotará a algo más Gotemburgo… pero no, aun así es una de las más rescatables.
'Everything's Gone' nos ilusiona con el fuerte golpeo inicial de Daniel Svensson en su batería; y en ilusión se queda. El coro tiene un destello de ferocidad. Parece que van por un camino decente.

 
Pero del tercer track al quinto encontramos canciones monótonas y que bien podrían ser una sola: 'Paralyzed' “destaca” por la ausencia de voces desgarradoras, ya no digamos guturales; 'Through Oblivion' cuenta con un coro vocal cubierto por un teclado que trata de esconder lo desganado que, ahí en especial, suena Anders; 'With Eyes Wide Open' nos lleva a querer darle stop y traer el 'The Jester Race' (1996), pero seguimos cual [email protected] esperando a que el (la) [email protected] mala onda cambie.

 
Llega la canción que da título al decimoprimer larga duración del quinteto sueco: 'Siren Charms'. Ésta comienza con una buena melodía a la “Opeth Bohemios” - ok, no supe qué quise decir con eso -, apacible y que funciona para recordarla después. Mucho mejor que las 3 anteriores.

 
Si hay que mencionar una sola canción que merezca ser escuchada es 'When the World Explodes', la cual está cargada de buen Melodic Death y hasta de Metalcore, tal vez más de ese último (que no espante a los más old school… que de todos modos ya ni han de escuchar a la banda). Aquí los guturales y voces ásperas retoman el protagonismo, por lo menos en los primeros 3 minutos del track; la parte instrumental también se une a la fiesta, dándole el cuerpo más hostil en todo el Siren Charms. Una voz femenina acompaña a Fridén en el coro, terminando con un tramo final muy celestial.

 
En 'Rusted Nail' las guitarras continúan su preponderancia, y 'Dead Eyes' nos regresa a la condena de la apatía musical.
Aún hay tiempo para un último resplandor de contundencia con Monsters in the Ballroom y su riff pegadizo que me recuerda un poco a 'Cloud Connected' del Reroute to Remain. Y aquí hubiera terminado el disco para hacerlo con fuerza, cosa que no pasa con 'Filtered Truth'.

 
Silent Charms suena a Linkin Park tratando de volver a la rudeza [por decirlo de alguna manera] de sus primeros 2 discos, pero añadiendo riffs y melodías más heavy a sus bases electrónicas; pero no, lamentablemente se trata de In Flames acercándose a lo que aquéllos hacen actualmente: canciones planas con prominentes secuencias electro y semejantes una con otra, casi llegando al auto-plagio. In Flames regresó, pero dejó su fuerza perdida en algún lado en el camino. 'Siren Charms' es un álbum tedioso y sin fuerza. Una lástima.