IMG 20200308 WA0006 uai

Eyaculación Post Mortem: el necro-orgasmo completo en el Gato Calavera

Empezando marzo del 2020 recibimos en México el regreso de Eyaculación Post Mortem (EPM), banda española miembro de la santísima trinidad del after punk de aquel país (junto con Los Carniceros del Norte y Kante Pinréliko). Una visita especial pues la agrupación ibérica esta vez vino con su alineación completa y no solo con unos cuantos integrantes como en ocasiones pasadas. El evento ya era un sold out anunciado por lo que desde el inicio y con la actuación para calentar motores de Depressive Anphetamine, Bulbo Project y My Own Burial (proyecto barcelonés del baterista de EPM, "Guacho"), la respuesta era en grande. Luego, las chicas de Bloody Benders dieron una descarga de horror punk al ritmo de temas como “Riot” y “Llorona”; ya con un foro a tope que les festejó cada tema. Terminada esta presentación, todo quedaría listo en el escenario para recibir a la banda estelar y el climax de la noche estaría por comenzar.

EPM sale poco a poco al escenario con una entrada ritual macabra y llena de herejía, y uno a uno los músicos se posicionan al ritmo de “Me cago en mi puta vida”, con Israel Pulkaos de Go Rocker cubierto por una mortaja negra cual monje del averno como invitado entonando sus cantos de odio. La blasfemia es el afrodisiaco predilecto de la noche, cantándole al creador temas como “Dios me odia y yo a él” y “Dios ha muerto”; para continuar con “Noches de blanco Satán”: uno de los temas de más reciente creación de EPM y que de hecho era la pieza a promocionar en  su visita pasada en 2017. Desde los primeros temas el slam se hace presente con todo y es por ello que canciones como “Soy un tarado mental”, “Viva la muerte” y “Gusanos” con todo y su cómica letra, se volvieron verdaderas batallas campales punk en el centro del recinto; y ni que decir de “La hoguera” donde los ánimos literal ardieron en fuego y los golpes y empujones terminaron por abrasar el foro.

Hay que destacar el hecho de que si bien el evento se vendió
en su totalidad, la organización del show a cargo de Bambam Records buscó que el aforo no se convirtiera en sobrecupo,
por lo que a pesar de que el Gato Calavera
lucía un lleno total no existía ese sentimiento de claustrofobia extrema que
había estado presente en visitas pasadas. Es por ello que el baile continuaba
con potencia al ritmo de “Quiero ser
párroco”
y “Transilvania”,  con el suficiente espacio para poder
moverse con relativa comodidad. Es difícil
imaginar el calor que deberían estar sintiendo los miembros de EPM con sus rostros ahogados en sus
vendajes, siendo que el lugar encerraba un calor aplastante de tal grado que el
sudor evaporado se condensaba en el techo y caía de regreso a la gente. “Cantando bajo la lluvia” y la
fruti-orgásmica “Me sabe el semen a mora”
fueron a continuación ejecutadas, con un audio hay que decirlo algo deficiente
pero que a la gente parecía no importarle pues tenía la pasión y pulsaciones a
mil: algo similar a cuando eyaculas y que ni el más grotesco de los gemidos
puede distraerte del placer. “Navidades
en el psiquiátrico”, “Requiem”
y “Yo
fui una sadoréxica adolescente”
fueron las melodías tocadas a continuación para
que luego con la densa y oscura "Tú
vienes de negro y nosotros volvemos de gris”
se terminara el setlist planeado por la banda.

Pese a que en la hoja del set se contemplaba ese era el fin de la presentación, EPM decide dar unas gotas de semen podrido más, con un par de temas extra: "Pelacable de corazón" y "El analizador de espectros". La gente pide más y de hecho solicita a gritos “Astroputas”, un tema que cada visita la audiencia ha pedido con clamor; y de nuevo y en como cada visita la solicitud es totalmente ignorada. Aun y con ese frustrado y repetido intento fallido, EPM se despide entre aplausos finalmente dejando en claro que tiene ya una base de fans lo suficientemente nutrida para en su próxima visita pensar en un recinto de mayor tamaño.

[penci_review]


Una noche de Misfits con Michale Graves

La noche del domingo 2 de junio, Michale Graves, quien fuera la cara de Misfits desde 1995 hasta el año 2000, se presentó en el Foro Indie Rocks por primera vez en México como solista, interpretando ambos discos que grabó con la banda de Horror Punk norteamericano, en un show que duró alrededor de dos horas con un merecido receso de 5 minutos entre “American Psycho” y “Famous Monsters”.

En la primer visita del neoyorquino a la ciudad, el espectáculo fue un sold out, donde los asistentes enloquecieron en el slam desde el inicio de los acordes de “Abominable Dr. Phibes”, hasta el final del concierto con “Kong Unleashed”.

Quien fuera el segundo frontman de la banda, dio una noche inigualable que nos hizo recordar que él fue una de las mejores caras en la historia de la agrupación, y eso siempre se podrá afirmar al ver la entrega de Graves en el escenario.

Aunque no pudimos ver nada de su trabajo como solista, es poco común en nuestro país tener la oportunidad de disfrutar dos discos emblemáticos con una de las cabezas detrás de esa banda haciéndole de guía.

Aunque la cantidad de gente provocó que no hubiera una buena acústica, fue una velada digna de la historia del punk en México. Al terminar la presentación, Graves le dedicó unas palabras muy personales al público mexicano, dando cátedra de cómo deberían de ser todos los músicos con sus seguidores.

Al finalizar el show, tuvimos la oportunidad de charlar con Loki Boñes, Howie Wowie y Adam Parent; guitarrista, bajista y baterista respectivamente, acerca de su actual gira. “Hemos observado que existe una gran cantidad de productos piratas de la banda, algo que nunca hemos visto en Estados Unidos”, mencionó el manager de la banda asombrado, también afirmó que tienen deseos de regresar a México.

Una velada única para los amantes del género, un domingo lleno de punk y recuerdos de épocas pasadas.

Fotos por Mayra Ortiz


WEDNESDAY 13 - 'Monsters of the Universe: Come Out and Plague'

 

Monsters of the Universe es el álbum con el diabólico número 6 en la cuenta como solista del músico Horror Punk Wednesday 13, a quien algunos conocimos por aquella banda Murderdolls en la que, por si no sabían, llegó a tener en su alineación a personajes como Joey Jordison (ex Slipknot), Tripp Eisen (ex Static X) o Acey Slade (Joan Jett & the Blackhearts).

Para quienes esperan un disco de total Horror Punk a la Murderdolls o a la Frankenstein Drag Queens from Planet 13 (otra ex banda de Wednesday) temo decirles que en Monsters of the Universe no lo encontrarán, salvo contadísimos pincelazos en ciertas canciones.

El álbum arranca con la instrumental ‘The Fall of All’ que principia con una guitarra acústica arrojando notas grises escoltadas por resonancias de ultratumba. Aquellas notas se convierten en un estruendo y el resto de la canción asemeja una canción de créditos finales de película.

Los pincelazos de Horror Punk pueden escucharse en ‘Keep Watching the Skies’ aunque sólo como un breve acompañamiento a los riffs grooves e industriales de la canción, con un coro de fácil enganche. ‘Astro Psycho – Galactic Blood-Drive’ está plenamente instituida en el Thrash más rápido, insigne en todo momento; un tema salvaje.

‘Come Out and Plague’ baja el ritmo machacón con riffs que, si bien continúan con el groove, son muy lineales y se queda en una canción prescindible. Mejor éxito tiene la lenta ‘I Ain’t Got Time to Bleed’ en la que Wednesday se da espacio para unas vocales más gruñidas.

Con un título como ‘Bloodline 666’ y sabiendo su duración de 1 minuto con 35 segundos, se podría pensar que es un corte Punk y directo semejante a –por ejemplo- ‘197666’ de Murderdolls, pero se trata únicamente de un puente ambiental para llegar a ‘Serpent Society’ que tampoco es Punk pero sí un tremendo tema de horror traído desde las más atroces pesadillas y un Wednesday en todo su esplendor (¿u oscuridad?).

Las siguientes 2 canciones se tratan de las más agresivas del álbum. Por un lado ‘Bombs, Guns, Gods – This is a War’ y sus crudos riffs con otro asomo de Horror Punk. Y el doble pedal en ‘Planet Eater: Interstellar 187’ cuya composición trae a la mente al Death Metal; dentro del concepto de Wednesday 13 es una canción bien descrita con los términos inmisericorde y tortuosa.

El nombre ‘I Love Watching You Die’ no podría traer más que odio en su letra, Wednesday quiere hacer sufrir y causar todo dolor hasta un nivel impensable. Es una canción peculiar por la cama de sintetizadores en ella, como peculiar también es ‘Into the Crop Circle’ que se encuentra en la frontera entre el rock y el metal gótico.

‘Over Your Dead Body’ recuerda a la época más Death de Testament e incluso en el coro la voz se torna como la de su cantante Chuck Billy, lo mismo en ‘Monsters of the Universe’ que para ser el tema título es una canción regular.

Este álbum quizá no termine de encantar a los que se inclinan más por el lado Punk de Wednesday 13, pero en resumen es un buen lanzamiento de Groove/Heavy Metal con sus provechosos momentos. Por ahí algunas canciones innecesariamente extensas le restan méritos.


MISFITS regresa a México en Diciembre.


La legendaria banda Misftis, vuelve a nuestro pais. Los chicos de Jerry Only darán un ciclo de 3 conciertos en la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey.

La venta de boletos está disponible a través del sistema Superboletos.

 

  • 12. Dic, 2014 - Café Iguana | Monterrey, NL [$400.00 Gral]
  • 13. Dic, 2014 - Foro Norte | DF [$400.000 Gral]
  • 14. Dic, 2014 - Foro C3 | Guadalajara [$400.00 Gral / $500.00 Balcón]

 


 

10553416_1482548208652313_5340655662257079620_n