IMG 9978 scaled uai

¡El violador eres tú! Alice Bag y su noche de punk femenino.

Una verdadera leyenda e ícono del punk mundial vino a la Ciudad de México a dar un show lleno de poder y entrega en el Gato Calavera. Estamos hablando de Alice Bag, toda una institución del género y pionera del movimiento desde la década de los 70s, y que tuvo a bien el venir a sacudir a un público compuesto en gran medida por mujeres amantes del punk.

Soga

La noche arrancó con la presentación sorpresiva y no anunciada previamente del punk ruidoso de Desgrasia Jubenil, quienes aunque aun con poca gente viéndoles hicieron escándalo con temas como "Desastre Nacional" y "15 minutos de violencia". Posterior a ellos tuvimos la actuación de ETC quienes ya con más aforo lograron también generar una gran respuesta. Sin embargo, la verdadera bomba explotaría con la actuación de Soga, una banda joven de punk integrada por puras mujeres que de inmediato se adueñó del escenario y se ganó a la gente con su sonido veloz y agresivo. Al frente de la barrera el cúmulo de personas eran puras mujeres, quienes brincaron y cantaron con todo hasta el final de la presentación del grupo, y de ese sitio jamás se movieron hasta finalizada la noche. Cabe mencionar que la banda Mustang 66 también estaba programada para tocar, pero un accidente en el uber de su baterista impidió la presentación, así anunciaron al micrófono al final del show las organizadoras.

Llegado el momento del acto estelar, Alice Bag sube al escenario con su cabello perfectamente pintado de verde neón y arranca la velada con "Babylonian Gorgon" de sus tiempos con The Bags. Desde la primera canción Alice deja en manifiesto que es una verdadera fiera con un poder y actitud brutales arriba del escenario, y nos deja boquiabiertos a todos con la energía que desprende. Alice tiene un domino bastante bueno del español y prueba de ello es que decide cantar "Turn It Up" en dicha lengua lo cual es más que aplaudido por la gente. Dedica "The Sparkling Path" a todas las personas que les gusta ser diferentes sin importar las cuestionen por su ropa o color de cabello, para luego interpretar "We Don`t Need The English" original de The Bags; canción que compuso en respuesta a una banda punk que les dijo en aquel entonces que el punk de EU no existía y que solo el británico era bueno. Alice de forma casi maternal explica en ese momento que tratará de decir de que trata cada canción antes de tocarla, para que quienes no hablan ingles también entiendan el contexto.

Un tema crudo y de actualidad entonces es tocado en la canción "No Means No", que describe una situación de violación. Y es a medio tema que Alice interpreta un fragmento de "El Violador Eres Tú", cántico que las activistas feministas han hecho famoso alrededor del mundo como protesta en recientes meses. De sobra decirles que el foro insisto, con un notorio porcentaje de féminas, enloqueció con ello. "Fui maestra hace muchos años y estuve en Nicaragua, donde vi que a los niños los educan no para hacerlos pensar sino para que sirvan al sistema. Esta canción la compuse ante esta situación" comenta Alice antes de tocar "Programmed". Aunque confiesa tener 61 años, la verdad es que Alice tiene una potencia y presencia que ya quisieran transmitir vocalistas punk de la mitad de edad que la dama posee, y nos cuenta se siente una diosa gracias al cariño de todos los presentes. Disculpándose por la mierda de presidente que tienen en EU ejecuta "Reign Of Fear" para luego cerrar la primera parte del show con la bestial "Blueprint" que desata el slam entre las chicas que dicho sea de paso, han hecho suya la pista: cuando un fan algo ebrio e impertinente intenta meterse con ellas es sacado rápidamente del espacio. El moshpit ese día era de ellas, amigo.

Tras una breve pausa Alice regresa y nos cuenta tocará un tema que casi nunca ejecuta, y nos regala "Survive", también de la época de The Bags. La gente empieza a pedir "77" y Alice confiesa no la tienen preparada, pero no se amedrenta e incluso invitando a la cantante de Soga a echar palomazo con ella, se arma del valor y complace a los asistentes. Ese tema que habla de lo que gana una mujer en centavos por cada dolar ganado por un hombre es entonces ejecutado a duo con una Alice emponderada; que de la manera más honesta nos confiesa no tocaran más porque no se saben ya otra canción; pero que con gusto convivirán un rato con la gente. Así concluye el show de una leyenda viva y humildemente sencilla.

Todas las fotos por Alfredo ALV [penci_review]


IMG 20191208 010720560 scaled uai

El festival Transgresivo en su primera edición con todo el poder del punk hispano-parlante.

En el Ce.Cu.Co. de San Juan del Rio, Querétaro se llevó a cabo el primer festival Trangresivo, el cual se catapultó como una opción nueva en esta edición trayendo un cartel selecto de grandes exponentes del punk y sus variantes, tanto locales como de España.

La asistencia fue muy buena y desde temprano la gente se dio cita para disfrutar el acto de proyectos como The Koartadas y Uno Menos, para luego dar paso a Konflicto de Libertad, quienes con su acostumbrado poder y comunión popular lograron desatar los primeros grandes círculos de slam de la noche tanto con temas propios como haciendo cover de bandas como La Polla Records. Posterior a ellos recibiríamos a Vantroi, toda una institución mexicana del punk que con sus dos décadas y media de vida, que pondría a las crestas de colores y las chamarras con estoperoles a correr y cantar. Llegaría entonces el momento de recibir a la primera banda española de la noche, y los chiflidos y piropos no se hacen esperar cuando Brutu´s Daughters toma el escenario. Y es que la belleza mezclada con potencia de Ainhoa, Rebe y Lorena en la voz, batería y violín respectivamente conjugadas con toda la potencia de los demás músicos incluida la delirante gaita de Xipla; fueron un agasajo que inundaron de Street Folk el lugar, con una de las mejores respuestas de la gente en el evento. Siempre con dedicatorias como por ejemplo para las mujeres desaparecidas en México y España, Brutu´s Daughters se robaron el aplauso y corazón de toda la gente.

El momento más nostálgico de la noche por supuesto sería la despedida de tierras nacionales de Konsumo Respeto. Y es que desde que el festival anunció este sería su último show en México la gente se volcó por ellos. Desde el inicio de su setlist y hasta el final, la fanaticada se desbordó en brincos, gritos y lágrimas buscando llevarse el último trozo de la banda. “Un par de alas”, “Igual de Loco”, “Un Mal Día” y “Herida de Guerra” fueron solo algunos de los temas que volvieron loca a la gente mientras Jorge brincaba micrófono en mano de un lado al otro. Fue tal la entrega que Datán terminó tocando la gaita parado en la barrera cerca de sus fans, en lo que fue sin duda la postal de oro para esta despedida.

Pese a que hubo muchas personas que se fueron tras la
actuación de Konsumo Respeto, hubo
todavía un gran aforo que se quedó para recibir toda la violencia de Kaos Urbano. Debemos admitir que ellos
fueron los que desataron en slam más
aguerrido y malicioso de toda la noche con sus canciones veloces y sin tapujos.
Su presentación tuvo grandes momentos como cuando el pequeño Santi  (un niño de si acaso unos 5 años de edad) fue
invitado a cantar “Años Salvajes”, o
bien el tremendo palomazo junto a Brutu´s Daughters interpretando “Cuidado” original de Eskorbuto. Con un cierre poderoso con
temas como “Piñas Van” y “En Pie de Guerra” Kaos Urbano se despide dejando un ambiente lleno de sudor,
adrenalina y hay que decirlo: olor a solventes por parte de la gente.

Ya pasada la 1 am y con la gente cansada pero dispuesta a esperar por el plato principal, el entarimado se viste de gala para recibir a Reincidentes. “Vamos pal Infierno”, “Odio” y “Rabia” son los tres primeros temas en ser tocados, y aunque las personas ya no tienen el mismo brío pues la hora y la cerveza han hecho ya sus estragos; todo es aplausos cuando cada tema concluye. “Terrorismo”, “Latinoamérica” y el belicoso marchar de “La Republicana” se hacen presentes, mientras Fernando al micrófono promete no pasarán otros 16 años para que regresen. “Rip-Rap” y su mofa a la religión parecen  conseguir abrir de nuevo el slam, pero un conato de bronca pone polvo a los ánimos y de nuevo la gente prefiere ya mejor disfrutar vaso en mano la presentación. Es así como la madrugada avanza y con una gran selección de temas que incluyó “Corre”, “Dos Colegas”, “Sin Reaccionar” y “Huracán” entre muchas otras, Reincidentes se despide y la gente se dispone a retirarse con un saldo blanco.

Así concluyó esta primera edición del festival Transgresivo, que dejó en claro existe una gran escena punk en Querétaro complementada con gente que viajó incluso en excursiones desde otros estados; que está ávida de eventos así, con grandes bandas. Aspectos como el audio o no terminar tan tarde deben ser re-evaluados pero la verdad es que el evento cumplió, y ya esperamos casquillos puestos la segunda versión el próximo año. [penci_review]


wb2 1024x648 uai

Las bandas que no puedes perderte en este festival Off Limits edición 2019

El festival Off Limits se ha posicionado como el festival más importante de hardcore y música extrema de la Ciudad de México y el área metropolitana. La cita este 2019 es el 14 de septiembre en el foro 360e, y aquí te presentamos las razones por las que no puedes perdértelo.

WOLFBRIGADE

Conocidos hasta 1998 como Wolfpack hasta que cambiaron su nombre para no ser asociados con la pandilla neo-nazi sueca. Son la cabeza de cartel y no es para menos: su potente mezcla de hardcore y metal que deriva en un agresivo crust no es apta para delicados. Una banda que por años la gente ha pedido y que ha tenido una infinidad de problemas y largas para concretarse, en un esfuerzo de primera y tal vez única vez de ver en nuestro país a los lobos suecos. De verdad han sido años de intentar traerlos por lo que ahora que se pudo es imperdonable te los pierdas.

https://www.youtube.com/watch?v=90xokPEv4sE

TOXIC HOLOCAUST

Joel Grind y compañía son toda una garantía de poder y slam. Su thrash rabioso y veloz con ese tono rasposo y violento en cada letra no da pie al descanso y promete una verdadera carnicería. Quienes los vimos en aquel Eyescream Metal Fest sabemos la clase de moshpits que sus temas generan, al grado de que en aquella ocasión opacaron con su presencia a una banda de la talla de Asesino, supuesta banda principal de aquel evento.

https://www.youtube.com/watch?v=uKanmLGBEJA

STRIKE ANYWHERE

La banda originaria de Virginia, EU; es una de las cartas más fuertes para ponerle el sazón punk al evento. Sus desgarradoras vocalizaciones aunadas a sus bestiales cambios de velocidad yendo y viniendo entre melodías pegajosas y sonidos brutales y agresivos los llevaron incluso a formar parte en algún momento de los soundtracks de los juegos de Tony Hawk.

https://www.youtube.com/watch?v=OUDNskH4vkY

EARTH CRISIS

Por supuesto el “core” no puede quedarse fuera en el festival Off Limits. Es por ello que uno de los pioneros del metalcore, Earth Crisis, viene a poner a todos a brincar y lanzar puñetazos y patadas voladoras a más no poder. Con su mensaje pro-vida y de conciencia al ambiente están listos para reventar el evento con su explosiva presentación.

https://www.youtube.com/watch?v=bU4BVJfkaIg

BAD COP BAD COP

¿Quién dice que el punk necesita testosterona? Estas cuatro chicas provenientes de los Ángeles, California tienen todo para reventar el festival con su energía y poder. Una sola presentación vista bastó para que Fat Mike (NOFX) decidiera firmarlas en su sello Fat Wreck Chords. Bad Cop Bad Cop pisa nuestra tierra en plena promoción de su más reciente placa “Warriors”.

https://www.youtube.com/watch?v=82oiydkSKlg

NAUSEA

Anarquismo puro y total con el crust punk de Nausea desde Nueva York. Los norteamericanos entraron al festival de última hora como reemplazo para Dead Congregation quienes por cuestiones ajenas a la organización tuvieron que salir del line-up; pero lo cierto es que este cambio tuvo mucha aceptación entre la gente que ya no puede esperar por hacer slam hasta vomitar con ellos.

https://www.youtube.com/watch?v=BNFNNpa0wV0

ACIDEZ

La banda punk mexicana de mayor proyección en este momento. Sus presentaciones a nivel local e internacional en festivales prestigiosos como Rock al Parque y Force Fest, aunado a varias giras por EU y Europa; los posicionan como un proyecto de exportación gracias al poder y entrega que los tapatíos ponen en cada presentación.  

https://www.youtube.com/watch?v=QqirE7nOlj4


Black Flag en México: la bandera del punk a media asta

El evento de Black Flag en la ciudad de México fue sin duda uno de los más esperados y de alta expectativa entre la cultura punk nacional desde que se anunció. Y es que es toda una generación de amantes del género la que llevaba esperando por años el poder corear en vivo los grandes temas de esta agrupación que dicho sea de paso, tuvieron auge cuando ni siquiera habían nacido muchos de quienes ayer se dieron cita en el  foro 360e.

La promotora del evento Alter Ego tiene a bien avisar a través de las redes sociales y con anticipación que problemas con el clima han hecho que la banda haya tenido que desplazarse en carretera desde Monterrey, llegando más tarde de lo planeado al venue. Es por ello que a la hora del acceso el grupo sigue haciendo soundcheck, lo cual por supuesto y pese al aviso no le cae en gracia a la gente que está formada y menos, cuando Tlaloc decide darles un baño. Finalmente el ingreso es dado y un DJ solitario es el encargado de amenizar el evento aunque solo por un breve instante: una falla que nunca alcanzamos a entender hace que el sonido ambiental tenga que correr a cargo de la consola central, y el DJ tiene que recoger resignado sus cosas sin poder ejecutar su mezcla.

Black Flag entonces toma posesión del escenario pues a petición suya no hubo acto abridor, y "Depression" seguida de "No Values" son los himnos con los que la noche empieza. Tristemente el sonido es bastante deficiente y viciado probablemente por la premura de la prueba de audio, y este es un detalle que no deja disfrutar las canciones del todo de principio a fín en el evento. Pero los que estamos ahí nos sabemos casi de memoria cada tema y aunque el audio no sea el óptimo, bastan los primeros acordes de "Fix Me" para desatar el primer gran mosh de la gente en la pista. "Black Coffee" y "Room 13" mantienen la vena punk a tope con gente volando hacia el foso delante del escenario al ser alzada por las catapultas humanas, y luego otro gran intercambio de empujones se da al ritmo de "Gimme,Gimme,Gimme".

La figura más respetada sin duda es la de Greg Ginn, guitarrista y único miembro original de Black Flag que sin duda genera esa emoción de tener a toda una leyenda viva de frente. Sus cuerdas son las causantes del pogo y locura en la pista cuando ejecutan "Loose Nut" y "Six Pack"; y posteriormente mantienen el ambiente sin descanso con "White Minority" y "I`ve Had It". Llega entonces el momento de escuchar "Slip It In" el cual con sus seis minutos de duración es sin duda el tema más largo de la noche y si el dato no me falla, el de mayor duración en la historia de la banda. Es justo después de este tema que Mike Vallelly usa el micrófono para presentar a cada uno de los miembros del grupo, antes de ejecutar "I Can See You": tema flojo y monótono que rompe de tajo la inercia del setlist, pero que por fortuna queda atrás cuando "Revenge" y "Clocked In" vuelven a subir los ánimos y la velocidad. Hay que decir que el cantante y también skater profesional se mostró entusiasta y con ganas de complacer al público, pero si está lejos de poderse sacudir el pesado fantasma de Henry Rollins el cual sectores del público le recuerdan constantemente. "Jealous Again", "Can't Decide" y "Nervous System" son los temas encargados de cerrar por un momento la actuación de Black Flag.

La banda regresa y entonces un inconfundible ritmo nos avisa que el tema más icónico y esperado de la noche está por venir: nos referimos a "Rise Above", esa canción que bandas de la talla de Misfits han tocado en vivo como homenaje, y que todos queríamos oír y vivir en directo una vez en la vida ejecutado por su alma mater: ¡Todo fue slam y adrenalina sin control en ese tema! Black Flag cierra su presentación finalmente con "Louie Louie" y es aquí donde se hace manifiesta la mayor molestia de los fans, pues el evento se había promocionado como una noche con dos horas y media de setlist y al final a duras penas llegamos a la hora y media. Esto trajo como consecuencia que el grito de "culeeeeros" invadiera el foro, y que los vasos vacíos llovieran al escenario en señal de descontento. Mike Valelly sale a la pista a tomarse fotos con la gente y el ambiente se polariza: mientras algunos se acercan felices deseosos de una foto con el vocalista, otros comienzan a gritarle que deje de estar de rockstar y se suba a cantar más, o se vaya a patinar mejor. Es así como termina una noche agridulce en la que si bien los detalles y percances afectaron el buen desarrollo del evento, al final pudimos también disfrutar de una noche de punk legendario que se llevaba esperando por mucho tiempo.

Fotos por Alfredo ALV.


Sintonizando a Radiocrimen en el Gato Calavera

Por primera vez en México recibimos la presencia de los españoles de Radiocrimen, uno de los proyectos  alternos del líder de Los Carniceros del Norte, el majestuoso Txraly Usher. Radiocrimen es sin duda dentro de todos los experimentos musicales del cantante español el que más vena punk tiene, lo que quedó de manifiesto con la locura desatada en el Gato Calavera.

Antes de los estelares pudimos presenciar la puesta en escena de tres bandas nacionales empezando por Dark Shadows, para luego continuar con el sonido desenfadado y veloz de Gatos Samurai. Finalmente la casa se hizo presente con Bloody Benders, las chicas que a estas alturas ya son un ícono constante en la escena con su característico horror punk lleno de sangre, monstruos y terror.

Pero si de terror hablamos, este se hizo presente con brutalidad cuando Radiocrimen saltó al escenario, ya que fue el tema de ese mismo nombre el que abrió las hostilidades y que de inmediato puso a tope el ambiente arriba y abajo del escenario. "Control" como un reclamo a los afectados por las guerras y el gran tema "Mis Demonios" hacen las delicias del ambiente punk total, con Txarly subiéndose a la barrera de seguridad para cantar en alto con sus horroríficas y clásicas gesticulaciones, a unos centímetros de golpearse la cabeza con el techo. "Buko" y "Cadenas Rotas" son las canciones siguientes, que Txarly decide tocar con un paliacate negro cubriendo sus ojos, pero un verdadero torbellino de locura, golpes y adrenalina sería el que se vendría con "Amar Mata", en lo que sin duda fue uno de los momentos de mayor pasión punk del evento.

"Diviértanse, brinquen y empújense; pero siempre con amor y fraternidad" pide Txarkly a la gente antes de llevarnos a vacacionar al "Delfín Negro", para luego continuar con "Lagirmas de Carretera". Su estrafalario peinado mohawk con motas estilo leopardo en la zona rapada se agita de un lado al otro y tras recordarnos que el enemigo siempre viene de arriba haciendo alusión a las clases altas desata los "Tiempos Salvajes", para después en "Bala Perdida" volverse una fiera metiéndose el micrófono entero a la boca y caminando como un verdadero animal rabioso: todo un frontman de verdad.

"Alcohol barato" y "Contenedores" son las siguientes piezas en ejecución, y Txarly nos pide ponernos locos como caballos haciendo tributo al gran éxito de la banda Garrobos, y "Mundo Basura" pone a la gente a correr en efecto como equinos desbocados. "Los que les gusta esto quédense aquí adelante conmigo, los que no pueden irse allá atrás a cortarse las venas" invita el cantante antes de tocar "Ahogate en el WC", y por supuesto todos se quedan en una fiesta donde hombres y mujeres por igual quieren hacer slam y divertirse. A pesar de la intensidad del mosh todo se da en un ambiente de cordialidad incluso quitando con los pies los vidrios del suelo el cadáver de una caguama caída para que nadie se corte. Alcanzamos entonces a oír que Txarly menciona que "No somos románticos" y nos ilusionamos pensando tocaría el gran éxito "Necromantikos" de sus Carniceros del Norte, pero todo fue una falsa alarma y con "Los Chicos Ya No Quieren Llorar" se despide momentáneamente no sin antes agradecer y decir que el si quiere llorar, pero de la emoción por la respuesta de la gente.

Radiocrimen regresa al escenario y bromea con el hecho de que pidieron cerveza y les llevaron agua, pero que con todo y su "coronita" están listos para continuar. Los españoles cierran la noche con un par de temas más, destacando "En las Cloacas" con todo y palomazo con un cantante punk invitado incluído. Este tema es el que cierra ahora sí el show y la banda se va agradecida entre aplausos de todos quienes gozamos como locos este magnífico e inolvidable concierto.

 


Massacre 68: De Díaz Ordaz a Donald Trump

Fotos por Alfredo Alvarado

Hay bandas que parecen quedarse atrapadas en un espacio y tiempo específico. Que son para muchos un legado y leyenda por su peso en un momento del pasado determinado, pero que solo quienes las siguen más de cerca saben que en realidad siguen activas y tocando cada vez que sus agendas lo permiten, y con un nuevo material que ha tenido mayor difusión en otros paises y hasta continentes que en el México mismo. Este es el caso de Massacre 68 que si bien es cierto, marcó un hito en la escena punk nacional de los años ochenta, su más reciente álbum "El Muro" (por supuesto inspirado en Donald Trump) no ha sido muy difundido al menos en nuestro país lo que le ha impedido llegar a nuevas audiencias. Y es que a pesar de que la banda retomó actividad desde el 2015 y lanzaron el mencionado reciente disco en el 2018; en su concierto en el Gato Calavera se vio muy claro que quienes siguen a lo que queda de la banda en este momento son esos preparatorianos rebeldes de la década ochentera, hoy convertidos en canosos señores de los cuales no todos tienen en sus prioridades de vida adulta asistir a eventos. Pero también fue evidente que es a esa gente, a los fans de verdad, a la que a Massacre 68 le interesa llegar sin importarle el alcance masivo o  se les considere  una leyenda.

La noche punk empezó con la actuación de las bandas nacionales Clamor Inexorable y Fanáticos Bastardos, para luego recibir como sorpresa no anunciada en el cartel a Superdeaf originarios de Nueva York. Finalmente el poder de AK-47 dejaría todo listo para que la banda estelar de la noche haga suyo el escenario, donde una manta con una foto del presidente de los Estados Unidos nos mira despectivamente.

Massacre 68 toma el escenario con una alineación compuesta por los miembros fundadores Thrasher y Virus en el bajo y las guitarras con voz respectivamente, y July en la batería, quien se integró a la historia de la banda a principios de los noventa en la gira de promoción del legendario disco "No estamos conformes". Lo que vuelve complicado que shows así se repitan con frecuencia, es que sus miembros viven en México, EU y Finlandia; y solo se han juntado esporadicamente para girar desde su reencuentro en Colombia, Europa, Canadá y este año México; una gira por año. La banda arrancó su presentación con "Escuadrón de la Muerte" para luego dar paso al tema "Fiesta de Represión". "Esta canción se la dedicamos al idiota de Donald Trump" anuncia Virus antes de tocar "El Muro", que da nombre al que es al momento el material nuevo de la banda. Y es que hay que decirlo: los seguidores de Massacre 68 son aquellos mismos que se identificaron con las letras sobre la matanza en Tlatelolco, los abusos de la DIPD y el PRI autoritario en el poder. Es por ello que en el setlist podemos apreciar temas de culto como "Víctima del Vicio" y "Policías Corruptos", para luego añadir "Sembrando Muertos" que es un tema que viene incluido en el último trabajo.

"¿Dondé anda el Agnez? Un saludo a él con todo respeto" pregunta Virus cuando escucha a algunos fans corear el nombre del ya ausente vocalista. Y es que la sombra de la falta de ese demonio anarquista parece pesar aun bastante entre la gente que lo aclama, y que incluso mencionaba que el cantante estuvo de visita horas previas al show en el Gato Calavera. La noche sigue su curso y podemos escuchar "Sistema Podrido" y su composición primero lenta y bailable que luego explota en caos total, para luego continuar con "Elecciones Fiesta de Represión" y la clásica "Massacre 68"; y luego con una dedicatoria especial a los refugiados sirios en Europa continuar la noche punk con "Refugiados de Siria". "Vamos a tocar un tema de allá de 1985, cuando el PAN puso de moda en aquel entonces en las marchas eso que decía "hambre, miseria y depresión" y se volvió un himno" narra Virus antes de ejecutar "No estamos conformes". Ya sin playera y sudando a chorros, lo cierto es que el guitarrista/vocalista busca entregar toda la rabia posible en sus cuerdas, tanto vocales como en las de su instrumento.

Tras un pequeño descanso en los que los miembros del grupo bromean con su edad diciendo necesitan agua, oxígeno y hasta un "lonol" , la presentación se reanuda con "Comunidad Infectada", la infaltable "Ejercito Nacional" y "Crimen Capitalista". La ya de por si baja audiencia se merma un poco más cuando la hora de salirse para poder alcanzar metro se acerca, pero quienes nos quedamos seguimos moviendo la cabeza y brincando ya sea pegados a la barrera o bien armando un slam de pocos pero aguerridos en el tema "Un día en Pekín", en el que la gente enloquece e incluso le quita el micrófono al cantante y "palomea" el tema en su totalidad, salvo cuando deciden sostenerlo para que Virus pueda terminar la canción que de hecho parece anunciar el final de la tocada.

"Ya nos fuimos a tomar un viagra" bromea Thrasher mientras regresa bajo en mano, y luego July en la batería anuncia que si quieren siga tocando le traigan cerveza. Y como resulta que de inmediato un fan le lleva una pues tiene que cumplir su palabra, y la noche sigue su curso con varios temas no planeados en el set inicial empezando por "Desaparecidos". "¿Quien se quiere subir a cantar "pelones"? " pregunta Virus a la gente y un fan se sube y canta ruidosamente el tema original de la banda mexicana Histeria. Luego bajista y guitarrista se intercambian sus instrumentos para ejecutar el tema "Liberación", y la masacre auditiva llega ahora si al final de su curso con un cierre compuesto por "Nunca Cambiaré" y un tema más. Massacre 68 agradece y se despide, y deja ver que aunque su legado parece fosilizado en el México de Díaz Ordaz ante los ojos de quienes no los han seguido, la banda tiene nuevo material que ofrecer y que de hecho en otros lados del mundo ha sido mucho más difundido que en el propio México. Por lo que asistir a este show es una experiencia dedicada a los verdaderos fans de la banda marcados por su mensaje en algún momento de su vida.

Si quieres escuchar "El Muro" , te dejamos a continuación el enlace del bandcamp del grupo donde podrás apreciarlo:

https://massacre68.bandcamp.com/


Tuvieron que pasar cuatro décadas, ¡pero Black Flag llegó a Guadalajara!

Tardaron 40 años en venir, ya solo queda Greg Ginn de la alineación original, pero ¡qué pinche energía la de Black Flag en Guadalajara!

Fue la primera vez y tal vez la única en que Black Flag toque en nuestro país y para fortuna de los tapatíos el pasado 30 de junio pudieron disfrutarlos gracias a Show No Mercy y al Foro Independencia, pero vamos por partes porque la noche tuvo desde aplausos ensordecedores hasta mentadas de madre para la banda.

Sí, sus mejores épocas ya pasaron, tienen un disco inédito en los últimos 30 años, el mismo Henry Rollins (uno de los anteriores vocalistas decantó a la oferta de reunión en el 2013 argumentando que era absurdo que se cantaran himnos anarquistas ante cientos de celulares filmándolos y que la reunión carecía de espíritu punk, solo era por dinero) pero todo eso no importaba ante la noche tan gloriosa que esperaban los asistentes, que de sobra está decir no habían nacido en el apogeo de la banda.

No había teloneros, así lo habían pedido los de California y luego de un somnífero dj, el grupo pisaba el entarimado de manera sigilosa, sin muchos aspavientos para dejar sonar el primer acorde de la noche con 'Depression', seguida de 'No values' y de 'Fix Me', logrando rápidamente el primer moshpit de la noche.

 

 

 

Al centro del escenario, contorsionándose de un lado a otro su frontman desde el 2014 el patinador profesional Mike Vallely, quien logra imprimir la furia vocal de Rollis, Morris y Reyes, antiguos vocalistas, pero con la voracidad que le da la juventud y los propios demonios internos.

'Black Coffee', 'Room 13' y 'Gimmie Gimmie Gimmie', marcaban punta en el siguiente set del show, para ese instante, los asistentes que habían llenado una tercera parte del recito, ya estaban bañados en sudor, y no dejaban de dar empellones y de trasladar el alma de mítico CBGB a Guadalajara.

Al extremo izquierdo, se posicionó Greg Ginn, el único miembro original de Black Flag, quien a sus 64 años sigue demostrando que el cuero es el que se arruga, no así el alma punk. Ginn, vestía unos deslavados jeans azules y poco contacto tuvo con el público -durante la interpretación de las canciones- no así con el resto de la banda, pues con una simple mirada orquestaba y alineaba a sus compañeros, no por nada ha sido su 'bebé' por cuatro décadas.

El concierto se hacía adulto y resonaban 'Nervous breakdown', el himno y más cantado del show 'Rise above' y 'Louie louie', para dar paso al encore, o al menos así lo pensábamos, ya que se había prometido un recital de más de dos horas. La gente esperó y esperó el regreso de Greg y compañía pero no sucedió, ante la rechifla y mentada de más de uno, sin embargo Ginn regresó para firmar autógrafos y tomarse fotos con su fiel fanaticada.

Reseña por Héctor Navarro en exclusiva para Summa Inferno.

 


 

 

A

Pako Eskorbuto y Charged GBH: un concierto de leyenda en el inframundo punk

La nación punk recibió en el Salón Tropical Mambo Café a 2 verdaderas leyendas del género como lo son los británicos de Charged GBH (o más conocido como GBH) y el legado de Eskorbuto de la mano de su único sobreviviente Pako Eskorbuto.

Que sea domingo y apenas vaya anocheciendo no merma el éxodo de las tribus punk que poco a poco van abarrotando el lugar mientras la tarima empieza a calentarse con la actuación de Parasociales y Konflicto de Libertad. La noche está lista para recibir entonces a la primera banda estelar de la noche, pero antes de eso y en una costumbre que parece arraigada en la vena más profunda del punk, el llamado “portazo” se hace presente dejando a decenas de individuos llenar el recinto.

Ya copado, el lugar recibe la llegada de GBH que al ritmo de “Birgmingham Smiles” desata desde el principio una marea de pelos en pico que se mueve con violencia, para continuar su explosivo inicio con temas como “R.A.T.”, “Knife Edge” y “Lycantrhopy”. Hay que destacar que las luces y sonido del evento son impecables y es por eso que podemos disfrutar de manera completa el deleite de escuchar verdaderos himnos de anarquía como “Dead Or Arrival”, “Generals” y “Freak”. “Fifty What”, “No Survivors” y “Self Destruct” son a continuación ejecutadas y el “stage diving” (subir al escenario para lanzarse rápidamente hacia los fans) está a todo lo que da. Sin embargo un punk ya algo alcoholizado intenta agredir al rubio vocalista Colin Abrahall, pero es rápidamente sometido y enviado de regreso al público. El show debe continuar.

“Big Women” y “Sick Boy” son un combo de temas de los más aguerridos de GBH y los punks responden generando un moshpit titánico (y tetánico, con tanta púa y estoperol de las prendas punk clavándose en la piel) que abarca toda la explanada, y que de hecho no se merma porque “Slit You Own Throat” y “Am I Dead Yet?” mantienen la adrenalina a tope. “Saludos México, ¿Quieres fuego?” pregunta Collin en un perfecto español antes de interpretar “Give Me Fire” que hace arder el lugar. Y por si fuera poco no nos acabamos de recuperar de ese meteoro punk, cuando “City Baby Attacked By Rats”  y “City Baby Revenge”, dos de los temas más esperados de la noche, de verdad convierten la velada en algo apoteósico e inolvidable. El “tick tick tick” de “Timmy Bomba” detona lo que debiera ser el final de la presentación de GBH, pero al final la banda decide regresar para regalarnos “Epic” y “Maniac” con lo que ahora si los británicos dan por terminada su presentación.

Sudorosos y cansados vemos de repente a la leyenda de Pako tomar el micrófono y darnos la bienvenida a su manera antes de tomar su lugar en la batería. “Ya no quedan más cojones, eskorbuto a las elecciones. Para vivir alegre y contento, eskorbuto al parlamento” es el himno mundial del punk que todo mundo conoce, y que sirve de entrada para que el show de Pako Eskorbuto arranque con “Maldito País” , donde la banda cambia en el coro la palabra “España” por “México”. “Cerebros Destruidos” y “Ratas en Bizkaia”  son tocadas a continuación y a diferencia de GBH la gente canta y baila más de lo que se violenta en slam. Y luego todos al unísono cantamos “Historia Triste” y la reflexión de nunca saber si hoy que lees esto, será tal vez tu último día de vida y no lo sabes. “Adiós Reina Mía” y el tradicional “larala,la..laralaralara” de “Antes de las Guerras” continúan la noche.

El encanto de la presentación es sin duda ver en vida a Pako en la batería. El único sobreviviente de un legado que vivió el punk de manera extrema y sin poses, y que hasta la tumba de sus demás integrantes ha mantenido a Eskorbuto como uno de los referentes más grandes de la historia de esta cultura: “Rogad a Dios Por Los Muertos”, “Sociedad Insociable” y  la esperada “Mucha Policía, Poca Diversión” son pruebas de dicho legado. Los punks ya se ven un poco cansados y maltrechos: entre el sudor que ya se condensa en el pecho y luego nos cae de regreso en forma de gotera, y  también por un aroma inconfundible a solventes que inunda el recinto. Pero aún así hay energía para seguir disfrutando con “Ha Llegado El Momento”, “¿Donde está el porvenir?”, “Eskizofrenia” y “Es un crimen”. Un niño pequeño vestido totalmente a la usanza punk es subido al escenario, y la banda lo consiente dejándole quedarse y tocando solos de sus instrumentos solo para él. “Os engañan”, “Mierda, Mierda, Mierda” y “No Quiero Cambiar” son los temas ejecutados antes de que la agrupación abandone el escenario.

Los gritos de la gente hacen que Pako Eskorbuto regrese al escenario, y decida soltar los que son sin duda 2 de sus temas más bestiales y agresivos: primero con la potente “Anti-todo” que sube el moshpit de nuevo a sus puntos de ebullición más extremos; para luego despedirse ahora sí de manera pletórica con “Escupe La Bandera”. Los hispanos se despiden finalmente, y todos abandonamos el  recinto con un saldo blanco digno de mencionarse en este tipo de eventos. Llevamos en el rostro el placer de saber que más que presenciar un show, presenciamos historia; de esa que le contaras a tus hijos y nietos diciendo ¡Yo estuve en el GBH/Eskorbuto del mambo café, allá en el 2018!.

 


Killing Joke: 40 años de la risa más oscura, resumidos en una noche

Existen grupos legendarios que son ícono e inspiración para muchas de las bandas más famosas del planeta, pero que permanecen un poco mas en las sombras y en el ámbito del culto en comparación con el boom comercial de los grupos a los que influenciaron. Killing Joke es sin duda un ejemplo claro de este tipo de fenómenos, ya que con 40 años de carrera pueden presumir que su música ha sido base para que proyectos como Ministry o Nine Inch Nails suenen a lo que suenan. Por ello y teniendo en cuenta que era su primera vez en nuestro país, la cita en El Plaza Condesa adquiría un carácter de imperdible y muy probablemente irrepetible.

Lord Fer, vampírico y famoso personaje de la escena under nacional, sería el encargado de mezclar melodías de post y after-punk antes de comenzar el acto estelar, y ponernos a degustar una buena cerveza al ritmo de Eyaculación Postmortem y otras bandas similares que su tornamesas llena de veladoras nos regala. Pasados unos veinte minutos después de la actuación del taciturno DJ, poco a poco los músicos de Killing Joke toman su lugar en el escenario.

Pero no es sino que hasta que la figura de Jaz Coleman se hace presente  en la tarima que los gritos de emoción de la pista adquieren carácter de ensordecedores. El setlist abre con "Love Like Blood" y hay que decirlo: Todo El Plaza está celulares arriba intentando llevarse la mejor foto o el video más nítido de este inicio de show, donde además y contrario a la costumbre tuvimos la presentación de cada uno de los miembros de la banda la cual suele hacerse al final. Una manta con la leyenda "Moshpit Zone" se levanta en medio de la pista, y ahí se congregan los amantes de los bailes extremos que después del hipnótico inicio se dan un agasajo de adrenalina con el poder de "European Super State" y "Autonomous Zone", y que de hecho no para con el viaje en el tiempo de "Eighties" y su sonido punk crudo.

 

Vale la pena detenerse en describir al demonio de frontman que tenemos ante nuestros ojos. Y es que Jaz Coleman es un personaje al que solo le basta un maquillaje profundamente negro alrededor de los ojos estilo Alice Cooper para atrapar tu vista con sus teatrales gesticulaciones sumadas a movimientos irreverentes y sorpresivos. Su abrigo negro (y hay que admitirlo, prominente abdomen) van de un lado al otro con el ritmo de "New Cold War" y "Requiem"; para luego sorprendernos con "In Cythera", un tema que no era tocado en vivo desde marzo del 2012 y que de hecho es una rareza en sus sets ¡Todo un honor escucharlo! "Bloodsport", "Butcher" y el poderoso tema "Loose Cannon" son las melodías que mantienen a la carcajada asesina retumbando en cada rincón del foro, en el que es un momento musical más enfocado al darkwave y los ritmos más oscuros y experimentales de Killing Joke.

"¿A quien le gusta el alcohol? ¿Y las drogas? Sabemos son divertidas pero también sabemos pueden convertirse en un laberinto" pregunta Jaz Coleman a la audiencia, antes de interpretar "Labyrinth". Y luego argumentando que todo el mundo es una maldita corporación, los ritmos pesados del industrial se hacen presentes activando de nuevo los pistones del slam en la pista con "Corporate Elect"; y la gente se vuelve loca con esa descarga brutal. Y entonces uno de los momentos mas poderosos de la noche se da cuando el grito de "Asteroid" se hace presente en El Plaza, y un wall of death entre los fans genera una colisión brutal en la pista con ese tema que - en palabras de Jaz - es como la erupción de un volcán. La noche sigue su curso y con "The Wait" y "Psychee" que no dejan de poner a brincar a todos los fanáticos, se da por terminada la primera parte del show con una muy breve y casi imperceptible pausa.

"Change" y "Primitive" marcan el regreso de Killing Joke a continuar el setlist y el público sigue feliz aplaudiendo y bailando, y poco a poco el eco de la carcajada musical va a llegando a su fin. Sin embargo, todavía tenemos tiempo de mover las piernas con el pegajoso bajeo y ritmo bailable de la danza bélica de "Wardance"; y para concluir el inolvidable evento los británicos convierten el lugar en un hervidero de emociones con "Pandemonium", con la que entre aplausos y con los brazos arriba la gente despide a la gran leyenda. Tristemente y al ver la hoja del setlist nos encontramos con que en el papel estaban listas para también ser tocadas "SO36" y sobretodo " The Death Resurection", tema demasiado esperado y pedido por la gente pero que al final nunca llegó. Una lástima que al final no hayan sido ejecutadas.

Una noche inolvidable y sin precedentes que trató de resumir mas de 4 décadas de trayectoria en una sola velada, y que tal y como ha sido la historia musical de Killing Joke no tuvo empacho en llevarnos de un lado a otro en contrastes musicales impetuosos: Del punk al synthpop y de ahí al industrial; para hacer escalas en el new wave o el post punk y luego de regreso al rock gótico y al darkwave. Sin duda un concierto que si lo viviste debes presumir estuviste ahí, y si no lo hiciste deberías darte de topes por haberlo dejado pasar.


Fallas del Sistema: Punk tapatío en pro de la resistencia

Una de las bandas ícono de la escena punk nacional regresó después de una década de ausencia a la CDMX con muchos motivos para festejar y anunciar. Nos referimos a los tapatíos de Fallas del Sistema, quienes se presentaron en el Gato Calavera festejando sus 25 años de carrera con una noche especial donde repasaron sus mejores éxitos, pero también debutaron canciones inéditas de su material futuro.

El venue por excelencia para vivir punk en la CDMX abrió sus puertas desde pasada la tarde-noche para que bandas como Tigra, Hate Still Burns, Encabronados, Hipnóticos y Disretects dieran banderazo a la velada extrema. Pero sin duda la primera mención honorífica (sin demeritar a las anteriormente mencionadas), se la llevaron los veganos de Resist And Exist: la banda radicada en EU pero con un 50% de miembros coreanos puso a todo el local como loco desde que abrió su presentación con "Movement" y "Korean Protest"; generando una verdadera batalla campal en el slam. Jang Lee en las voces simplemente no pasa desapercibido con su look asiático y estrafalario, mientras que por otro lado la chica de rastas que estaba en las cuerdas se robó el corazón de los anarquistas con su belleza, voz y actitud. Todo ello mientras disfrutamos de canciones como "Discordant Symphony" y "Woman Song" entre muchas otras, para que el cierre de su muy exitosa presentación se diese finalmente con "Vultures" e "Identity Hatred".

Una modesta manta detrás del escenario nos indica que la banda estelar de la noche está por hacer su aparición. Ahogados en sudor por el infame calor encerrado en el Gato Calavera, finalmente recibimos a Fallas del Sistema, quienes al ritmo de "Lluvia de Sangre" nos recuerdan que cuando el imperio habla, es la muerte quien ejecuta. Sin embargo, los fans parecen aun estar cansados por el performance de la banda anterior, y necesitan un respiro para que ahora si en "Mercenarios de la Muerte" se vuelva a armar el moshpit en el centro de la pista. Entre canción y canción encontramos siempre mensajes en contra de los gobiernos y la política, de viva voz del cantante Min; quien es todo energía y derroche al cantar temas como "Vamos Hacia La Vida" y "La Guerra es el Negocio".

"Estos temas estaban pensados para ser como tal uno solo, pero al final no fue así porque sería un tema larguisimo: Ni Sub-Humans lo hace tan bien. Sin embargo hoy vamos a interpretarlos como tal de corrido" explica Min al micrófono y primero hace la oratoria con el discurso de "Poema", la cual poco a poco acelera hasta llegar a la veloz "Resistir y Existir"; para que por si fuera poco termine mutando en la bestial y enferma "Música Para la Resistencia" en la que nadie puede parar de brincar y empujarse con su enfermo sonido punk atascado. Y el poder no se detiene porque entonces  la milicia del "Frente de liberación animal" se hace presente con "The ALF", y su recordatorio de que este ejercito se mantiene activo tomando acciones radicales hacia quienes atentan contra la vida animal.

"Esta canción va dedicada para todas las mujeres que son tratadas como un objeto sin derecho a decidir sobre su cuerpo" comenta Min como introducción a "Pro Choice", el tema que habla sobre el derecho de las mujeres a tomar la decisión de abortar o tener a sus hijos sin ser perseguidas o juzgadas. Este tema e "Himno Zapatista" podemos sin duda contarlos como 2 de los momentos de mayor comunión y entrega entre los fans y Fallas del Sistema; pues ambas partes dieron todo de si para que fuera inolvidable. La noche punk sigue avanzando y los estoperoles y "mohawks" de colores siguen yendo de un lado al otro con mucha adrenalina en la pista, pero va siendo momento de que el sistema termine por colapsar. Así que primero debutando una canción de reciente manufactura y luego con el petitorio de "Alto a la Violencia", los jaliscienses empiezan ya a despedirse de su público; sin embargo, se guardan lo mejor para el final y con la esperada "Globalicemos" ponen al Gato Calavera de cabeza para ahora si despedirse con broche de oro. Fallas del Sistema se retiró demostrando que en Guadalajara además de tortas ahogadas y mariachis, existe un movimiento anarco-punk poderoso; que tiene en ellos a uno de sus más experimentados exponentes.