En un esfuerzo conjunto por parte de J-LOD, organización japonesa con apoyo del gobierno nipón sin fines de lucro que trabaja en la difusión del arte japonés a nivel internacional, y las promotoras de entretenimiento Hooling Bull de Japón y Lucha Metal MX de México, se llevó a cabo la primera edición del festival Metal Nation que fue todo un éxito en cuanto a producción se refiere regalando una noche inolvidable con tres de los exponentes más potentes del metal japonés.

IMG 20191217 WA0012

A las 5 PM y después de que quienes compraron sus paquetes VIP hubiesen convivido con sus grupos, la manta negra que cubre el escenario se levanta y una voz nos da la bienvenida a través del audio del foro, presentando (primero en japonés y luego en español) a la primera banda de la noche: Gyze. La agrupación de Death Metal melódico se arrancó con “Final Revenge” y la poderosa “Eastern Spirits” ganándose el aplauso del público desde el principio. Sin playera pero con gran maestría los nipones continuaron su presentación con “Pirates of Opas”, “Dragon Calling” y “The White Territories”; mientras vemos a su baterista aporrear todos los platillos, incluido el que cuelga encima de su cabeza. Gyze pide al respetable repetidas veces un moshpit y tras un par de intentos la gente reacciona y algunos fans dan vueltas y se golpean al ritmo de “Northern Hell Song. “Mayoi”, “Japanese Elegy” y “Black Shadow” vienen a continuación, y cada que la banda tiene un momento para pedirle a la gente levante las manos y aplauda, todos atienden religiosamente. Con sus ojos bordeados por una línea de pintura negra Aruta Watanabe nos mira mientras su bajo escupe las notas de “Desire” y “1945 Hiroshima”. Ha llegado el momento de que Gyze se despida pero Ryoji Shinomoto (quien nos recuerda mucho en estilo e imagen a Alexi Laiho de Children of Bodom, pero en versión oriental) decide agradecernos y cerrar la noche con “Far Eastern Asian”.

IMG 20191217 WA0009

La manta vuelve a descender, y lo mismo metaleros que amantes de la cultura japonesa con vistosos atuendos y cabellos de colores aprovechan para tomar una cerveza y esperar a la siguiente banda. Cuando el telón vuelve a levantarse estamos listos para recibir a Sex Machineguns o bueno, eso creíamos; ya que no creo que nadie haya estado realmente listo para predecir la sorprendente energía que los japoneses se cargan: no por nada son toda una banda de culto en su país.  Y es que desde el inicio con “Mikan No Uta” y “Family Restaurant Bomber”, y con todo y máscaras de lucha libre puestas, su pesado sonido hizo retumbar las paredes del foro con una potencia y pesadez que nos dejaron boquiabiertos. Ellos fueron quienes le pusieron bestialidad a la noche con su sonido a veces muy Thrash, a veces más Speed y hasta Heavy Metal. Temas como “Onigunsnow” y “Japan” se prestaban para inducir al slam, pero la gente parecía estar demasiado entretenida con los miembros de la banda corriendo de un lado a otro y haciendo coreografías mientras ejecutaban sus instrumentos. Sex Machineguns no para de bromear e interactuar con la gente con las pocas frases que han aprendido en español como “Una Coca” y “Cerveza” , y hasta con un divertido speech que trata de leer uno de sus músicos , quien hace ademanes de borracho cada que menciona la palabra “Tequila”. La noche continúa con bestiales golpes de metal como “Heavy Metal Thunder” (donde enlistan a un sinfín de bandas del género) “Aijin 28” y “Mori No Kumasan”, hasta que con el brutal sonido de “German Power” se despiden dejándonos sorprendidos de verdad con su gran show. Hay que mencionar que ellos estaban en un inicio programados para cerrar el evento pero por causas que desconocemos el orden final del line up fue modificado.

LEE TAMBIÉN:  ¡Sushi! Metal Nation es el festival de metal japonés que estabas esperando
IMG 20191217 WA0006

De nuevo el telón baja y cuando sube, nos encontramos con la bella presencia de Yui Itsuki, vocalista y líder de Yousei Teikoku (también conocida por su nombre en alemán Das Feenreich). El nombre de la banda se traduce al español como “El reino de las hadas” y sin duda la delgada vocalista parece una oscura y bella hada dispuesta a encantar a todos con su hechizo. Tristemente la presentación de la banda tuvo mala suerte en el sentido de que el audio era demasiado alto (para mal), aunado a que varios fans de la ya de por si selecta y reducida asistencia decidió retirarse después de Sex Machineguns. Pero hay que decirlo también: la gente que se quedó se entregó con pasión y entrega cantando y brincando cada uno de los temas que la banda ha hecho famosos como openings y endings de muchos animes, así como otros como “Flamma Idola”. Los chiflidos y piropos no se hacen esperar cuando Yui se quita su abrigo para lucir aún más su frágil anatomía, e incluso se dio el lujo de jugar con la gente haciendo snippets de “Painkiller” y “Raining Blood” de Judas Priest y Slayer, respectivamente. Subida en un podio estilo militar y usando una boina que la hacía parecer una líder de guerra, Yui desataría la locura con “Kuusou mesorogiwi”, sin duda uno de los temas más esperados y opening del famoso anime “Mirai Nikki”. Yousei Teikoku parece despedirse pero regresa al escenario, y hace un estilo encuesta entre los fans preguntándoles que tema quieren escuchar. Al final “Patriot Anthem” es una de las elegidas, para posterior a otro tema dar por terminada su presentación entre enormes aplausos. [penci_review]

LEE TAMBIÉN:  La sensación del metal japonés, Gyze en México