Emmure uai

¡Te mostramos nuevo video de Emmure y detalles de su próximo álbum!

El día de hoy Emmure, banda de deathcore/ nu metal, reveló el lanzamiento de su próximo álbum 'Hindsight' que estará disponible el 26 de junio en las plataformas digitales a través de Sharptone Records y las copias físicas estarán disponibles el 24 de julio.

Y como parte del anuncio, la banda reveló su single 'Uncontrollable Descent' proveniente de este nuevo lanzamiento.

En cuanto al single, el vocalista Frankie Palmeri mencionó:

"El sello me pidió que adjunte una cita sobre el nuevo álbum y este nuevo sencillo para que haya algunas palabras para masticar a medida que se publica este comunicado de prensa. No estoy seguro de qué decir. Simplemente espero que los fanáticos disfruten la canción tanto como nosotros y esperamos el lanzamiento completo del álbum este año. Más allá de eso, no creo en explicar de qué se trata la música. De hecho, considero que está en bancarrota creativa robarle a la gente la oportunidad de experimentar, diseccionar y crear su propia propiedad única de lo que una canción potencialmente representa para ellos. Quiero que la gente escuche la música y les quite cualquier sentimiento que quieran. "Si un artista te dice abiertamente por qué se escribió una canción o álbum, no solo personalmente lo considero pretencioso, sino que también podrían alimentarte con la cuchara y elegir tu ropa, ya que eres claramente incapaz de pensar por ti mismo. Lo que hace que explicarlo sea aún peor de lo que ya mencioné, es que el mensaje interno está literal y figurativamente explicado para ti, así que si no puedes entenderlo o al menos supones tu propia explicación, entonces es mejor que solo leas un diccionario si eres demasiado vago, descubre el significado de algo para ti ".

https://youtu.be/WCOfAz2zcwM

'Hindisght' - tracklist

01. (F)inally (U)nderstanding (N)othing
02. Trash Folder
03. Pig's Ear
04. Gypsy Disco

05. I've Scene God
06. Persona Non Grata
07. Thunder Mouth
08. Pan's Dream
09. 203
10. Informal Butterflies
11. Action
12. Bastard Ritual
13. Uncontrollable Descent


Encuentros cercanos del quinceavo tipo: Oceano y Rings Of Saturn en el Lunario

En su evento de celebración de XV aniversario, Eyescream Productions festejó con todo trayéndonos un verdadero combo con lo mejor del deathcore nacional e internacional, en el show conjunto de Oceano y Rings Of Saturn en el Lunario del Auditorio Nacional.

Con la puntualidad precisa para iniciar sus shows en lo que se ha vuelto una etiqueta del festejado, primero disfrutamos de dos propuestas nacionales: The Horror Between Us, quienes por mucho fueron la banda mas joven del cartel, nos demostraron su emoción de formar parte de este evento con un bombardeo de energía y muchísima actitud. Al terminar su actuación llegó el turno de los tapatíos de Arcadia Libre, ya todos unos consagrados en la escena deathcore nacional y que con himnos como "El Credo de Darwin" consiguieron prender el moshpit por primera vez en toda la noche.

Mientras esperamos la salida de la siguiente banda el DJ del Lunario nos regala una extraña mezcla de temas de Queen, Toto y hasta Bon Jovi, que los fans sorpresivamente se saben y corean de principio a fin. Hasta que llega el momento en que las luces se apagan y el intro instrumental de "Also Sprach Zarathustra" antecede al alunizaje de Rings Of Saturn, que de inmediato abre la invasión con "Inadequate". Vestido con una playera de Dragon Ball  Z y con la energía que lo caracteriza, Ian Bearer se desgarra en intensidad al ritmo de temas como "Godless Time" y "Sensless Massacre", mientras el contraste en las cuerdas con la sobriedad de Joel Omans es por demás notorio. Y para que todos los miembros de la banda se luzcan, Rings Of Saturn anuncia que tiene para nosotros una sorpresa, que resulta ser un virtuoso solo de batería de Mike Caputo. Hay un momento donde el sonido falla, pero es arreglado sin problema de manera rápida.

En la pista ya los fans bailan y se golpean en las formas muy propias de este género con mucha intensidad, y la velada continua con algunos otros temas traídos del espacio exterior mismo como "The Relic" y "Seized and Devoured". Algo que llama mucho la atención entre los fans de Rings es la ausencia de Lucas Mann, uno de los anillos principales de este saturno deathcorero. Lo cierto es que sin declaraciones que aclaren el motivo, el músico lleva ya varias fechas ausente en la alineación. Esto no impide que la odisea espacial sea un éxito y finalmente con "Margidda" la banda cierre su presentación, dejándonos con hambre de mucho más "aliencore. Todos coincidimos en que se nos hizo muy rápido el set.

Tras un muy breve receso las luces vuelven a apagarse, y Oceano sale de lleno a hacer lo suyo. Ni saludos ni nada, simplemente un tsunami bestial con "The Taken" como canción de inicio nos da de lleno en la cara. Sin quitarse su chamarra a pesar del calor, Adam Warren insita a todos al moshpit agitando su mano antes de tocar canciones como "Dead Planet" y "A Mandatory Sacrifice". Esta es la segunda vez que Oceano visita a nuestro país como bien rememora Warren en un intermedio, para luego admitir de su propia voz que somos un país grandioso como público. Los "blasts" de otro mundo combinados con la velocidad que la banda imprime son una experiencia simplemente extrasensorial, y con "Weponized", "District Of Misery" y "Nephilim" queda mas que demostrado el poder similar a un tanque de guerra que Oceano se carga.

"Ustedes allá abajo tienen que estar mas sudados que yo, si no es así es que algo están haciendo mal" sentencia un empapado Warren a los fanáticos, que responden poniéndose aún mas agresivos al ritmo de "The World Engine" y "Human Harvest"; esta ultima del disco "Revelation", con toda su temática del fin del mundo y la extinción de la raza humana por causa de sus actos la cual es vista desde varios planos multidimensionales. A mi lado pasa un chavo con sangre brotándole de la nariz cortesía de uno de los puñetazos al aire de los amantes del hardcore, demostrando que pasión es lo que menos le hace falta al respetable ese día. La marea poco a poco empieza a disminuir y Oceano todavía tiene tiempo de inundarnos de nuevo con su música antes de irse, y tras una breve pausa y con unos cuantos  temas más como Dawn Of Descendent" y el bestial cierre con "Samael The Destroyer", el nivel del agua en el Lunario vuelve a su cauce natural y Oceano se despide ahora si dejando satisfecha a toda la nación mexicana del deathcore. Los fans  se retiran a su casa cansados pero felices, esperando no ser abducidos por un platillo volador o lanzados a otro plano dimensional en su trayecto al hogar.


Off Limites 2017: la nación Hardcore está de pie

En una ciudad que todavía se recupera del golpe que el terremoto causó, la nación hardcore sacó la cara y demostró que el público está listo para recuperarse y buscar regresar a la normalidad, pero también para no olvidar y seguir apoyando ya que a partir de la fecha del sismo y hasta el evento un porcentaje del boleto fue destinado a ayuda humanitaria. Esta vez el sitio elegido para la segunda edición del festival más importante de escena hardcore en nuestro país fue el Salón Sociales Romo, un sitio donde por un día las cumbias y la salsa se quedaron fuera para dar paso a los sonidos callejeros del punk y el core.

Desde temprano algunos fans ya se daban cita, seguramente con el desayuno aun digiriéndose dieron la oportunidad a bandas como Propia Actitud o Senda de Honor; o los mismísimos regios de Hellmaiztroz que en conjunto dieron muestra de que la semilla del hardcore en México es fuerte y de constante crecimiento. Pero el Off Limits no es solo hardcore sino que también tiene un hueco a lo largo de toda su duración para el punk, con propuestas alegres y pegajosas como Veritas o Gula, una banda que ya es conocida dentro de la escena punk y que ha abierto ya de hecho shows del genero de leyendas como 2 minutos.

El momento de dar paso a la avanzada extranjera había llegado con Providence. Los franceses fueron los primeros en conseguir el slam se abriera ya más de manera formal, sus sonidos a veces emparentados con bandas como D.R.I. y otras del estilo Biohazard fueron muy bien recibidas. Los italianos Slander y los norteamericanos Down to Nothing seguían poniendo el sazón hardcorero al evento, mientras que Young And In The Way y su pinta de machos mamarrachos se encargaron del toque metalero con un death/thrash/speed de adrenalina con todo y cover a Judas Priest incluido. La gente iba y venía del escenario a los baños o por una cerveza por el insufrible y estrecho pasillo que conectaba las secciones hasta esta primera etapa del festival, ya que en lo que venía las cosas cambiarían cuando los pesos pesados empezaban a dejarse venir.

Death By Stereo desde california es la primera banda que congrega de manera más formal el interés de todos los presentes. Pese a no contar por imprevistos con Efrem Sculz en las vocales la alternancia de cantantes logró que su presentación fuera todo un éxito eso sí: con el icónico bigotazo de Dan "The Mustache" Palmer moviéndose de un lado al otro mientras desgarraba su guitarra. Llegaría el turno del sonido 100% hardcore de Sworn Enemy donde la pista se llenó de amantes del ritmo extremo que lanzaron puñetazos y patadas al aire a grandes velocidades en ese característico bailar que siempre ha inmortalizado al género.

walls of jericho

Aquí hay que hacer punto y aparte porque lo que siguió después fue simplemente apoteósico: La verdad es que la presentación de Walls Of Jericho se robó la noche e incluso dejó opaca a la actuación de varias bandas posteriores. Desde el inicio con “Relentless” y hasta el final con “The American Dream” y “Revival Never Goes Out of Style” el demonio hecho mujer que es Candace Kucsulain no dio respiro: La originaria de Michigan no se cansa ni un instante, con una pinta hipnotizante con su bello pero agresivo rostro y unos bíceps que todos los presentes envidian; pero sobretodo con una energía al cantar sin dejar de brincar que te deja boquiabierto. Se subió a la barrera a cantar encima de la gente cuantas veces quiso y fue en su actuación en la que el circle pit más grande de fans corriendo en círculo por todo el recinto se generó.

Judge era otra de las bandas más esperadas del festival porque su accidentada carrera de ir y venir te hace saber que si no los veías ahora tal vez no los vuelves a ver. Habían muchos fans que de verdad se notaba iban por ellos y que se sabían cada canción y brincaban o salían volando en las catapultas humanas. Y después del hardcore vendría la dosis de punk del agresivo y no pedazos con Good Riddance. Este fue sin duda otro pico alto del evento porque aquí nada de bailes, nada de bracear al aire ni tampoco brincos vistosos y exagerados: Aquí el slam al ritmo de temas como “Disputatio” o “Heresy, Hypocrisy, And Revenge” fue del tipo punk de la vieja escuela tipo G.B.H. con los fans corriendo y empujándose con rabia por toda la pista al grado de ir a chocar contra los pilares que sostienen el techo del foro. “A Credit to His Gender” –con todo y palomazo travieso de Candence Kucsulain- , “Salt” y claro “Libertine” fueron otros temas que el rubio Russ Rankin nos regaló antes de partir entre sudor y aplausos.

Good Ridance

Llegaría el turno de Integrity, una banda soportada por el eterno Dwid Hellion como único miembro fundador y que ha sufrido una infinidad de cambios de alineación a lo largo del tiempo. Quizá fue el cansancio de los huracanes anteriores sumado a la expectativa por ya ver a los headliners, pero lo cierto es que aquí la adrenalina si bien no se apagó si sufrió un notorio bajón en el ambiente aunque aun así muchos disfrutaban al ritmo de temas como “Hollow”, “Psycologhical Warfare” o “To Die For”, y muchas canciones más sobre sucesos paranormales y ocultismo. Es la hora de la fiesta final y la gente lo sabe. Aunque algunas personas se retiran esperando alcanzar transporte público la gran mayoría se queda a ver a la banda estelar.

Death by stereo

Suicidal Tendencies paliacate en cabeza abre con su ya característico tema “You Can´t Biring Me Down” que tienes que ser de petróleo en las venas para que no te haga vibrar: su ritmo es una invitación a la fiesta y al desenfreno que no cesan  y de inmediato se enganchan a canciones como “War Inside My Head”, “Clap Like Ozzy” y “Send Me Your Money”. Mike Muir, el titán de mil batallas es una leyenda sobre la tarima y la gente le aplaude todo lo que hace. El slam no se aminora debido a canciones como “Freedumb”, ”Cyco Vision” o “I Saw Your Mommy”.

Mención aparte para Dave Lombardo: De entrada si no conoces este nombre déjame de leer porque he perdido mi tiempo y necesitas unas buenas clases de historia del rock. El monstruo detrás de la batería es un espectáculo por si solo e impone respeto en cada golpe que da. “How Will I Laugh Tomorrow”, “Trip at the Brain” y “Pledge Your Allegiance” son las canciones que prácticamente dan por terminada la noche, antes del esperado cierre con “Living For Life” donde quienes quedan dan el último suspiro antes de retirarse  satisfechos.

El Off Limits en su edición 2017 nos deja 2 lecciones al tiempo: En tiempo presente que la gente al menos en CDMX está lista y deseosa de que la música y los conciertos sean punto de fuga para estos tiempos difíciles.

Podemos presumir que contamos con un festival de hardcore que promete longevidad con un cartel siempre sorprendente y vasto.

Fotos por: Neltia Gallegos y Antonio Arizti


OCEANO & SLAUGHTER TO PREVAIL inundaron el Cosa Nostra con Deathcore

Domingo y Día del Padre. Mientras muchos progenitores festejan en sus casas o en algún restaurante, pero los papás de vena metalera (y los hijos que les valió estar con sus “viejos”) se dan cita en el Foro Cosa Nostra de la Ciudad de México para recibir a 2 enormes bandas: Oceano y Slaughter to Prevail.

La jornada dominical empezó desde temprano con un desfile de talento local integrado por Bring the Pain, XII XIII, Kaizan y The Horror Between Us, y ya para la actuación de All Misery y Drop the Silence, dos de las bandas de deathcore mas consolidadas de la escena el aforo y la respuesta eran tales que ni parecía domingo y menos día festivo: el evento fue un éxito en cuanto a convocatoria se trató.

La cerveza se entibia en la mano a los 2 minutos de pedirla por la temperatura mientras esperamos a Slaughter to Prevail, quienes con sus terroríficas mascaras demoníacas toman el escenario de manera aplastante y con temas como “As the cultures circle”King” y “Beast” entre otros, desatan el slam en la pista y ponen a los amantes del hardcore a tirar golpes con mucha intensidad. Su vocalista Alex Terrible es el consentido de la gente quien no deja de festejar y vitorear al tatuadísimo cantante, y en lo que fue para muchos una presentación muy corta por parte de los rusos temas como “Hell” y "Death” dan final al performance de los rusos que para ese entonces, ya despojados de sus mascaras se toman la foto final con el público como fondo.

Siendo un venue ya consolidado en la escena metalera en los últimos tiempos, es innegable que el Cosa Nostra debe de pensar seriamente en instalar un sistema de ventilación mucho más eficiente, pues el calor que se sentía solamente al entrar al lugar es insportable.

Oceano, subió al escenario y  y guturales con temas como “The taken”, “Dead planet” y “Severed appendages”, que vuelven a sacar esa agresividad y violencia en el baile característica del género. Su sonido sube y baja como las olas de un maremoto en sonidos veloces y llenos de aporreo en las baterías, para después ponerse pesado y denso con melodías de bajeo profundo y pausado.

“Quiero verlos en un circle pit gigante, demuestrenme que tienen” pide al micrófono el descomunal cantante Adam Warren que mas que cantante – y único miembro inicial- parece un luchador estilo WWE con bolas por todo el brazo, y para sentenciar su pedimento vuelve a agitar la marea con esperadas canciones como “Weaponized”, “District of misery” y “Nephilim”. La gente suda como esponja mojada en la pista pero el deathcore de los originarios de Illinois es refrescante e inyecta adrenalina, y saltando sin parar la fanaticada disfruta de mas y mas temas como “The worls engine”, “The great tribulation” y “Lucid reallity”.

Para terminar la noche -muy temprano, lo suficiente para que la gente alcance transporte publico lo cual no siempre es sencillo los días domingo- Oceano esta listo para dar el ultimo golpe con un tsunami final compuesto por “Dawn of descent”, y la destrucción total con “Samael the destroyer” que cierra la brutal presentación de los norteamericanos quienes al final todavía salen a tomarse fotos con los fans.

Una noche inolvidable y que a pesar de parecer tener todo en contra por la fecha al final fue un éxito rotundo.

 


 


OFF LIMITS: Brutal primera vez

Un cartel de ensueño para los amantes del hardcore y el punk fue lo que nos regaló el festival Off Limits en su primera edición este sábado 17 de septiembre. Es apenas mediodía y la gente ya está entrando al recinto para disfrutar a las primeras bandas como Doble D, Axpi y Annapura; para después y ya con un poco más de aforo disfrutar de los ritmos urbano-punks de Curva Sur, Los Viejos con sus máscaras de carcamanes apestosos y locos; y desde  centro y sudamerica grandes bandas como TropiezoLa Armada.

Afuera de la pista la gente también se da gusto comprando sus fichas (si, como cuando ibas a las maquinitas) canjeables por comida, aguas o cerveza, mientras en los stands se ofrecen playeras de todas las bandas participantes. Una breve demostración de artes marciales mixtas es ejecutada en el exterior, mientras en el recinto suenan Impalers, Baptists y una de las bandas consentidas y esperadas particularmente por el género femenino: Much the same, quienes logran robar muchos gritos y más suspiros en su presentación.

Con una precisión y puntualidad envidiables entre cada banda, llega el turno de Strife. Me atrevo a asegurar que con ellos el festival por fin detonó en dinamita pues los angelinos son pura violencia y entrega bestial, particularmente Rick Rodney quien deja a todos boquiabiertos con su demencial performance: El calvo y barbirrojo cantante sangrando de la frente baja a la pista y canta y slamea temas como “Grey”, “Lift” o “Carry the torch” con los fans que dicho sea de paso contagiados por el poder de la banda apuntalan una atmosfera por demás violenta y llena de ese espíritu combativo único del hardcore. Power Trip fue la siguiente banda en salir a pista y aunque dieron todo de si con su sonido thrash con temas como “Manifest decimation”o “Crossbraker”, se quedaron cortos ante el poderío desplegado en Strife.

Llega el turno de una de las bandas más esperadas del festival: Tras su cancelación el año pasado Ignite tenía una deuda que saldar con los fans mexicanos, y lo hizo con creces regalándonos una presentación por demás llena de euforia y pasión. “Let it Burn”, “Live for better days” y “Man against man” fueron de las canciones mas coreadas por la gente, mientras que la adrenalina se desato con la veloz “Know Your History” y el Wall of death en “Sunday Bloody Sunday”( cover a U2) para cerrar con la esperadísima “Bleeding” con todo y discurso anti-Trump incluido.

Si Ignite fue sublime y emotivo, lo de Iron Reagan se fue al extremo de lo brutal y destructor. Con un thrash para romper cráneos de principio a fin se robaron la noche desatando los circle pits más intensos al ritmo de “I wont go” , “Cycle of violence” “Four more years” y la excelente y simplemente descomunal “Miserable failure” , aunque si de momentos agresivos hablamos , lo que se lleva el premio es el ambiente en el cover a Cannibal Corpse con “Skull full of maggots”; ¡pura maldita violencia!.

El festival sigue su curso y una banda consentida de la escena punk y hardcore hace su aparición con 88 fingers louie. Denis Buckley es toda una institución y aunque la banda ha atravezado por un sinfín de hiatos y reuniones, sus fans no los olvidan como lo demostró la manera en que se vivieron temas como “Tomorrow starts today” ,”I´ve won” y “Blink”. La gente sigue con energías y eso se transmite al escenario pues Buckley a pesar de ya notar estragos de la edad y algo de sobrepeso, sigue con toda la actitud regalando joyas como “I hate myself”. Los de Chicago terminan su show, y dejan la pista caliente para el plato fuerte.

30 años son toda una vida, un legado. Y es lo que viene a celebrar Sick of it all en este festival Off Limits, en un recinto y con un sonido dignos de tal acontecimiento. Con “Take the night off” e “Injustice system” los neoyorkinos desatan la rabia musical de los asistentes que de inmediato se contagian de su hardcore no apto para delicados. “Its clobbering  time” y su bajeo ascendente preceden a poderosos temas como “Road less traveled”, “Step down”, “Scratch the surface” o de las más recientes la pegajosa “DNC”. El slam está a todo lo que da en el foro 360, y se respira ese aire de violencia hardcore y hasta un poco de mala saña en algunos asistentes. No se puede  esperar menos con esos ritmos callejeros y que insitan al matar o morir.

Los hermanos Koller son leyenda máxima del hardcore, y son ya un sello único e inconfundible la voz rasposa del vocalista (Lou) en temas como “Friends like you” o “Sanctuary”, así como también esa cresta amarilla en la cabeza de Pete que se agita cada que rasga la guitarra al ritmo de poderosos himnos como “Machete” o “Built to last”, dando fin a su presentación ya pasada la medianoche. Todo un éxito el festival off limits en su primera edición, que esperamos de verdad se convierta en una tradición.


SPACEFEST 2016.: Born of Osiris tomó las riendas del festival

El sábado 20 de agosto se llevó a cabo en el SALA Corona,  Spacefest MX, un festival que (jugando con el nombre) fue algo así como un cohete saliendo al espacio: Se anunció su despegue y conforme fue avanzando fue perdiendo piezas (The Browning y Rings of Saturn primero, Fallujah y Volumes después), y para cuando abandonó la atmosfera quedó solo con la presencia de Born of Osiris como cabeza de cartel y única banda internacional del evento. A pesar de todo, los organizadores del festival se fajaron y dieron lo mejor de sí poniéndose accesibles con muchos beneficios (incluidos boletos a mitad de precio, M&G y playeras, o reembolsos para los más inconformes) dejando en claro su compromiso con el público y con el hecho de armar un gran show, lo que al final así fue.
El talento nacional da inicio al  viaje estelar del Spacefest MX y con grupos como Zayus, Lack Of Remorse y Kaizan es imposible no brincar y agitar la cabeza con la descarga de metalcore y technical death metal que inunda el recinto, seas terrícola o extraterrestre. Finalmente y un poco más temprano de lo anunciado ha llegado el momento de recibir a los más esperados de la velada.

Born Of Osiris está listo para poner en órbita la noche, y de inmediato pone manos a la obra con “The Other Half Of Me”. Se nota que los de Chicago tienen una fanaticada base muy fiel, pues las mujeres se deshacen la garganta en gritos y piropos para los músicos, y los fans hombres no dejan de corear y agitar el puño. “The Sleeping And The Dead”, “Exhiliarate” e “Illusionist” continúan con el viaje, mientras vemos a un revolucionado Joe Buras que tantito está en los teclados lanzando sonidos provenientes de otros mundos (incluido tristemente un horrible pitido que usa también un grupo de reggeaton o algún genero de otro planeta sombrio que no se su nombre, pero que dice algo como “chekete, chekete ,chekete”), y cuando menos lo esperas ya brincó para acompañar en las vocales micrófono en mano a Ronnie Canizaro, el vocalista fijo.

 

DSC_3297-1

 

“Estuvimos en Monterrey y Guadalajara, pero ustedes son sin duda los más locos de todos” comenta al micrófono Canizaro generando una euforia que hace que en “Open Arms”, “Empires  Erased” Y “Resillence” además de los fans pasionales y desgañitados de la barrera, un grupo de fans despierte el lado más aguerrido del concierto y el slam se genere en medio de la pista. Todo con un audio de verdad exquisito, con un volumen fuerte y aplastante pero pulcro y definido; la verdad es que se agradece un sonido con esa calidad y potencia. Estamos en “Goddess Of The Down” y Buras no tiene empacho en pararse en la barrera a estar más de cerca con los fans mientras deleita a todos con su potente voz.

“I'll leave my blood in the city, Throw me in the jungle” suena en el SALA corona, y de inmediato el ambiente se llena de aplausos y gritos pues todos saben que la consentida “Throw Me In The Jungle” es la canción que viene, seguida de otro tema igual o más esperado como lo es “Divergency”. Posteriormente a esto la banda ejecuta juntos “Abstract” y “Bow Down”, dos temas más cercanos la sonido denso y pesado del hardcore que son la delicia de muchos fans, para después retomar el ritmo más acelerado con “Machine” y ese intro tan épico que nos hace pensar al de alguna película bélica.

El viaje por el espacio infinito empieza a concluir y la odisea espacial tiene que empezar a planear el descenso, pero Born Of Osiris tiene planeado un cierre estelar con “Illuminate” y su sonido más tribal mezclado con limpias y desgarradoras vocales. Para este momento todo es locura y descontrol, e incluso Buras ya se ha lanzado 2 veces al público y ha terminado azotando en el suelo ya que al no haber tanta gente en el punto donde cae termina dando el costalazo en el suelo perdiendo el micrófono incluso en una ocasión, pero poco o nada le importa todo esto al estadounidense que esta contagiado con la devoción de los mexicanos. “Vamos a tocar un par de temas más, espero estén listos” anuncia Canizaro al micrófono y en efecto primero con “Follow The Signs” y luego de una muy breve pausa con “Recreate”, Born Of Osiris da por terminada la experiencia espacial, dando por finalizada la primera (esperamos que de muchas) edición del Spacefest MX.

 


PIERCE THE VEIL y su reencuentro con México

Amenazaba con llover, pero no pasó. Al parecer el clima respetó el hecho de los que los californianos Pierce The Veil volvían a nuestro país para presentar su más reciente álbum, 'Misadventures' y no quería provocar que los miles de fans que se dieron cita en el Palacio de los Deportes. Y sus papás, que esperaban afuera tampoco, supongo. Nunca había comprendido del todo la frase "metal para chavitos", hasta este día. ¡Cuantos y cuando jovenes son los fans de la banda! Claro, no lo digo para demeritar, sino solo como comentario curioso.

Poco más de 4 mil personas fueron las que se dieron cita en el recinto alterno del Domo de Cobre para ver a Vic y Mike Fuentes, Jaime Preciado y Tony Perry dar a conocer su cuarto disco de estudio.

La noche comenzó con la participación de los mexicanos Effy, quienes dieron un digno show como calentamiento previo a la salida de la banda estelar. En punto de las 8:45, cuando los visuales de presentación de Pierce The Veil empezaron a proyectarse sobre un enorme telón blanco, desatando los gritos de todos -pero sobre todo, de todas-  previo a los primeros acordes de 'The Divine Zero'.

 

https://www.youtube.com/watch?v=OBHOaQP1W_k

 

El concierto fue corto, pues la banda solo interpretó 12 temas, entre nuevas canciones incluidas en 'Misadventures' como 'Circles' o 'Texas is Forever', tanto clásicos que fueron coreados por todos los asistentes como 'Hell Above' y la encargada de cerrar la noche, 'King for a Day' bajo una lluvia de globos rojos y blancos.

Si, el concierto pudo ser corto, pero sin duda quedará en la memoria de todos los fans que acudieron a la cita y terminaron llenos de sudor y satisfacción de ver a sus cuatro idolos sobre el escenario entregandose totalmente a ellos. Bien por Pierce the Veil.

 

 

[cbtabs][cbtab title="GALERIA"][/cbtab][/cbtabs]

 


El Cosa Nostra tembló con THY ART IS MURDER

Directamente desde Australia, llego al in el día en que Thy Art Is Murder visitara nuestro país, y lo hizo con un debut soñado y de gran convocatoria, incluso obligando a los organizadores a mover el concierto de sede (Del foro Alicia al Cosa Nostra), tras una gran venta de boletos.

La noche inició desde las 7 pm con The Horror Between Us y la sorpresiva inclusión de última hora directo desde Cuernavaca de Lack Of Remorse. Sin embargo, el verdadero ambiente entró en ebullición -no solo por la euforia, sino por la aun carente ventilación que convierte al Cosa Nostra en un horno cuando hay muchos asistentes- con la presencia de Drop The Silence y Lethal Creation. Los primeros irreverentes y agresivos con su descarga de deathcore arengando a la gente a enseñarles a los “güeritos” como se disfruta el género en México (Y que siguieron al pie de la letra los fans, al grado de que la seguridad tuvo que intervenir para calmar a un “deathcorero” demasiado eufórico) y hasta bromeando acerca de los constantes cambios de look del vocalista; los originarios de Querétaro por su parte, pusieron de cabeza al recinto con su poderosa descarga de metal (opacada un poco por un insoportable chillido en el audio), principalmente extraído de su EP “Humaniatic”, y sobretodo con su muy bien logrado cover de “Blind” original de Korn, dejando la mesa servida e hirviendo para el asesinato en masa que estaba por venir.

12966149_10154218104984171_1369060314_nPuntual al programa establecido, Thy Art Is Murder arrió al escenario y la muy nutrida audición pierde la cabeza desde el inicio cuando los australianos arrancan la presentación con “Soldiers Of Immortality” y “Laceration Penetration” que literal y haciendo gala al nombre hace que los asistentes terminen lacerados y…Gracias a dios solo eso.

Por un lado, Sean Delander aparece con la mascara del santo y una playera con el escudo nacional, mientras que en la pista un fan porta la mascara del Dr.Wagner , lo que me hace dudar si estoy en el Cosa Nostra aún o si inconscientemente me moví a la Arena México ubicada frente al recinto. Como sea, aquí hay más golpes que en la lucha libre con temas como “Infinite Death”, “Dead Sun” y la brutal “Coffin Dragger”. Monte Barnard (vocalista de Alterbeast) esta al frente rabioso y agresivo al micrófono y por momentos hace olvidar la partida de CJ McMahon ocurrida apenas en diciembre del año pasado, y empieza a asesinar los oídos de los asistentes con disparos de puro deathcore al ritmo de “Emptiness”,“The Puriest State Of Hate” y “Shadow Of Eternal Sin”.

Para estos momentos el sudor escurre inmisericordemente en los asistentes y músicos por igual, pero eso no merma la energía de ninguna de las dos partes que siguen dando todo en euforia y pasión con “Doomed From Birth”, “Reign Of Darkness” y “Light Bearer”, canción ideal para organizar el Wall of death.

“Quiero un aplauso bien fuerte para todas las bandas que estuvieron antes que nosotros, apoyen a su escena” pide el cantante al público, antes de interpretar “Cowards Throne”. En la pista me toca presenciar algo muy curioso: Hay una guerra literalmente de “hardcoreros” vs.“metaleros” por adueñarse del moshpit. Los primeros abren espacio y buscan adueñarse del espacio con bailes exagerados y casi de artes marciales, tirando patadas voladoras y puñetazos volados, pero son reducidos por algunos metaleros que prefieren el slam tradicional de empujones y embestidas con todo el cuerpo, hasta que algún hardcorero intenta abrir de nuevo el hueco cerrando el ciclo. Para esta guerra no hay mejor canción de fondo “Holy War”, canción homónima del disco mas reciente y que los trae a nuestro país, culminando así la primera parte del show.

Unos minutos después, la banda regresa a terminar la devastación con su arte asesino con un par de temas más: “Absolute Genocide” es como tal un genocido total y bestial mientras que con “Whore To A Chainsaw” público y banda dan lo último y el asesinato australiano es por fin consumado.

Una gran noche para todos, a tal grado que Barnard de inmediato baja del escenario a firmar autógrafos y fotografiarse con quien este deseoso de llevarse un souvenir de su inmisericorde asesino.

 

[cbtabs][cbtab title="GALERIA:"][/cbtab][/cbtabs]