Los hermanos Cavalera con el poder de Sepultura en Guadalajara

Los hermanos Cavalera con el poder de Sepultura en Guadalajara

A finales de los ochentas el mundo era dominado por bandas de thrash metal y en gran medida por la aportación de dos discos: ‘Beneath the Remains’ (1989) y ‘Arise’, (1991) de Sepultura y este fin de semana sus miembros fundadores, Max e Igor Cavalera, llegaron al C3 Stage de Guadalajara para dar una cátedra de cómo se debe de dar un show de metal en directo.
Si bien el año pasado trajeron a México su ‘Return Beneath Arise Tour’, la Perla Tapatía no había tenido la dicha de tener a los hermanos Cavalera y su celebración.
Guadalajara es una plaza difícil para el metal extremo, las tocadas de ese género no sobrepasan las 300 personas y el ‘venue’ luce a la mitad de su capacidad, sin embargo la noche del 31 de mayo el recinto de Chapultepec y Vallarta lució a tope; cientos de personas de más de 30 años coparon el lugar y no era para menos, frente a ellos dos de las leyendas del metal que lucharon contra el idioma y cantaron en contra de la represión brasileña, la desigualdad y clamaron justicia al indigenismo e igualdad de su país.

Siendo honestos, tanto el Beneath… y el Arise no son los discos más exitosos de la banda, pero sí los más pesados y los que marcaron el reconocimiento de la crítica y sobretodo de sus fans.La noche inició con en orden cronológico al álbum del 89. Las machacantes ‘Beneath the Remains’, ‘Inner Self’, ‘Stronger Than Hate’, abrieron punta ante un sonriente y rastudo, muy rastudo Max Cavalera. Los contras trepidantes y los poderosos rasguidos de las cuerdas sucumbieron ante las poderosas ‘Mass Hypnosis’, ‘Slaves of Pain’ y ‘Primitive Future’, así se daba fin al homenaje de la placa que en su  portada retrata un cráneo humano adornador con flores. Por cierto, ese disco es doble, ya que en su lanzamiento también se incluyó un lado b instrumental en donde se deja escuchar a la perfección la brutalidad de los sonidos.

Era el turno de conmemoran los 27 años de ‘Arise’, disco que dejó en claro el nivel de la banda y también que no era para las almas más puritanas. Tan sólo recordar como el video homónimo fue prohibido en MTV, pues hacía alusión a la crucifixión de Jesús.
‘Dead Embryonic Cells’, ‘Desperate Cry’  y ‘Altered State’ eran parte del set que ya rebasaba la hora, para ese instante los cuerpos, ya bastante sudorosos, no se detenían ante el ritual del slam (mismo que no se detendría en las más de hora y media que duró.»Si quieren escuchar más Sepultura, tienen que gritar,» dijo Max para dejar que el público ovacionara a su hermano Igor, quien luego de 10 años de distanciamiento, en 2006 se reunirían de nuevo para sacar nueva música bajo en nombre de Cavalera Conspiracy.

Luego de sus clásicos, fue el turno de covers. ‘Orgasmatron y ‘Ace of Spades’, de Mötorhead rindieron tributo al viejo lobo de mar que fue Lemmy Kilmister para posteriormente dar pie a ‘War Pigs’ de Black Sabbath con unas luces completamente apagadas y con las de los móviles encendidas.La noche la cerraban con ‘Troops of Doom’, ‘Refuse/Resist’ y de nuevo la dupla ‘Beneath the Remains -Arise’ y ya, sí; no se cantó su clásico ‘Roots bloody roots’, hecho que dejó un sabor agridulce.

Fotografías: Rodrigo Cerda
Reseña: Héctor Navarro para Summa Inferno

PODRÍA INTERESARTE

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta website usa cookies para mejorar tu experiencia, al entrar aceptas este hecho. Acepto Leer Más