La noche del domingo fue llevada a cabo una verdadera misa negra con la visita de los Finlandeses de Horna, quienes con todo y problemas con un vuelo perdido tal y como lo anunciaron en sus redes sociales personales se encomendaron a Satán, y lograron llegar justo a tiempo a su compromiso en la Ciudad de México.

DSC 3291 1

La ceremonia oscura dominical arranca con una liturgia nacional compuesta por Suicidal Inc, The Unholy, Black Empire y Repvblica. Todas ellas propuestas interesantes y afines al Black Metal y los ritmos extremos. La noche sigue avanzando y las entrañas del averno se abren para escupir a sus hijos más blasfemos. Horna aparece con el característico maquillaje en blanco y negro de los músicos del Black Metal y arranca su presentación con “Kun lyömme jumalan kodin liekkeihin”, para continuar el ritual pagano con “Sinulle mätänevä jehova” y “Synkän muiston äärellä”. La imponente figura de Spellgoth al centro agita un collar de cuentas con un enorme pentagrama con una cabra como rostro, haciendo un oscilante péndulo maligno mientras interpreta “Kruunattu”; y mientras algunos fans empiezan a hacer slam al centro de la pista otros agitan sus cabezas pegados a la barrera como poseídos cuando “Noidanloitsu” continúa el macabro ritual.

DSC 3217

Las cabezas rapadas de los tres músicos en las cuerdas así como la larga cabellera del baterista no paran de girar en “White Aura Buried In Ashes”, y el ambiente continúa con “Amadriada” y “Baphometin Siuanus”, en la cual Spellgoth acompaña el ritmo con una campana que hace sonar en varias estrofas dándole un aire de verdadera misa hereje. De la cintura del vocalista cuelga una enorme y pesada cruz invertida metálica que refulge a las luces del foro, dándole un efecto hipnótico a “Kuoleva Lupaus”. Estando cerca del escenario me percato de un olor desagradable que se desprende de los músicos en la tarima y no sé si es su humor habitual, las ropas sin lavar después del show pasado; o tal vez eso de que cuando Satanás se hace presente predomina un olor a heces. “Nielkää Tuhkaa!”, “Merkuriana” y “Orkkivuorilta” son los temas con los que Horna termina su presentación, y con el característico hermetismo de muchas bandas de Black Metal solo levantan su puño rápidamente y sin mediar palabra abandonan el escenario, después de dar una demostración de puro poder. La verdad es que sus temas en vivo superan mucho a las versiones en estudio, dejando en claro Horna es una banda cuyo principal potencial es su fuerza en directo.

Todas las fotos por Mayra Ortiz

DSC 3181

[penci_review]