Una noche de sangre y carne con Gore and Carnage

Una noche de sangre y carne con Gore and Carnage

por Jorge Figueroa Tapia

Fotos por Alfredo ALV

Una verdadera fiesta de gore, grind y metal fue la que se vivió en el evento de lanzamiento del nuevo disco de la banda poblana Gore and Carnage titulado «Crónicas de sangre y carne», quienes acompañados de otras dos grandes bandas como son Marraneitors y Hallux Valgus reventaron el Multiforo 246, en un evento organizado por GAF Agency Music donde el poder y folclor no faltaron ni abajo ni arriba del escenario en ningún momento.

El telón rojo se abre, y los primeros en aparecer son Hallux Valgus de Leon, Guanajuato. La banda cuyo nombre es el usado para los grotescos «juanetes» de los pies fue muy bien recibida por la gente desde el principio y puso a todos a «agitar los piojos» -palabras literales de su vocalista- con su poderoso Brutal Death Metal. La banda logró prender los ánimos tras dos años de ausencia en la capital mexicana según sus cuentas, y con todo y cover de Gutallax incluído se fueron más que aplaudidos dejando el escenario prendido y caliente para las «carnitas».

Lo que vino a continuación fue una verdadera carnicería con olor porcino a más no poder. Marraneitors es sin duda una banda amada dentro de la escena gore por su original concepto y el poder que desatan en cada una de sus presentaciones, lo cual quedó más que claro con la forma en que hicieron retumbar el 246. Su entrada con el audio de una radiodifusora norteña y su vestuario de camisa a cuadros y sombrero texano no los tiene nadie más, y apenas arrancó su setlist todo fue golpes y empujones por doquier. «Más mala que la carne de puerco» y «De tus pedos hediondos me enamoré» fueron algunos de los temas que la gente más celebró ya sin playera y sudorosa, y hasta con fans solo en boxer o hasta con un calzon blanco en la cara como máscara. «Puercas, Luchonas y cabronas», «Si te tocan el pepino más vale te hagan algo cochino» y «Los 3 gorecía» con todo y wall of death incluído despidieron la marrana noche de los originarios de San Luis Potosí.

Finalmente Gore and Carnage se hizo presente, y desde el inicio con «Danza Macabra» quedó bien visto que el ambiente de empujones y porquería gutural no iba a decaer, sino todo lo contrario. Apenas en la siguiente canción «Plaga Maldita» la gorra de cerveza duff de Gary Gómez ya voló, y el cantante se desgarra las vocales mientras agita las cuerdas de su bajo con locura. En una canción que dedican a «todos aquellos que son bien pedotes» y con el cantante de Hallux Valgus como invitado, «Poseído por el mezcal» llena de grindcore etílico el recinto. «Vemos caras viejas pero también muchas nuevas en el recinto, esto va para quienes nos han apoyado todos estos 15 o 16 años» anuncia Gary al micrófono antes de tocar «Happy/Cocksucker». Como mencionamos al inicio de esta reseña el motivo de esta fiesta fue el lanzamiento del nuevo disco, por lo que es momento de escuchar el primer tema lanzado de este trabajo, «El día de la Lepra»; seguida de «A Sangre Fría» que también figura en esta nueva placa; un tema muy diferente a todo lo que la banda ha hecho con un sonido mucho mas metal y menos grind. Pero la gente también quiere oir los temas viejos y son consentidos con «Chabelita», tema lanzado en el primer albúm de los Gore and Carnage.

En la pista el degenere es total en el slam, con el color de un fanático con máscara de caballo dando y recibiendo golpes entre la gente; y hasta un alienígena inflable rebotando de un lado al otro al ritmo de «Anal Bullying». «Esta canción se la dedicamos a todos aquellos que siemore van a las pedas pero nunca ponen un varo» anuncia Gore and Carnage antes de dejarse ir con «Capitán Tonayán» en el que de hecho se generá un buen wall of death, para luego regalarnos algo más introduciendo «La Venganza de la Mataviejitas» y «Acción Mutante». La noche va llegando a su fín y la sangre empieza a coagularse, pero es momento de agardecer a todas las bandas y a la gente su asistencia, así que los poblanos dedican la ejecución de «Crónicas de Sangre y Carne» a todos ellos. Y entonces la banda pide que todos los miembros de Hallux Valgus y Marraneitors  se suban al escenario, y se arma entonces el mega palomazo al ritmo de «Carnage Drinking Party» en el que el slam se pone tan bueno que hasta uno de los músicos se termina brincando a la gente dando por clausurada la masacre. Así llegó a su fín una noche en la que sin bandas internacionales y con puro talento local, quedó de manifiesto que el metal y el grind tienen exponentes bestiales capaces de destazar cualquier foro con su poderío.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta website usa cookies para mejorar tu experiencia, al entrar aceptas este hecho. Acepto Leer Más