IMG 20191208 010720560 scaled uai

El festival Transgresivo en su primera edición con todo el poder del punk hispano-parlante.

En el Ce.Cu.Co. de San Juan del Rio, Querétaro se llevó a cabo el primer festival Trangresivo, el cual se catapultó como una opción nueva en esta edición trayendo un cartel selecto de grandes exponentes del punk y sus variantes, tanto locales como de España.

La asistencia fue muy buena y desde temprano la gente se dio cita para disfrutar el acto de proyectos como The Koartadas y Uno Menos, para luego dar paso a Konflicto de Libertad, quienes con su acostumbrado poder y comunión popular lograron desatar los primeros grandes círculos de slam de la noche tanto con temas propios como haciendo cover de bandas como La Polla Records. Posterior a ellos recibiríamos a Vantroi, toda una institución mexicana del punk que con sus dos décadas y media de vida, que pondría a las crestas de colores y las chamarras con estoperoles a correr y cantar. Llegaría entonces el momento de recibir a la primera banda española de la noche, y los chiflidos y piropos no se hacen esperar cuando Brutu´s Daughters toma el escenario. Y es que la belleza mezclada con potencia de Ainhoa, Rebe y Lorena en la voz, batería y violín respectivamente conjugadas con toda la potencia de los demás músicos incluida la delirante gaita de Xipla; fueron un agasajo que inundaron de Street Folk el lugar, con una de las mejores respuestas de la gente en el evento. Siempre con dedicatorias como por ejemplo para las mujeres desaparecidas en México y España, Brutu´s Daughters se robaron el aplauso y corazón de toda la gente.

El momento más nostálgico de la noche por supuesto sería la despedida de tierras nacionales de Konsumo Respeto. Y es que desde que el festival anunció este sería su último show en México la gente se volcó por ellos. Desde el inicio de su setlist y hasta el final, la fanaticada se desbordó en brincos, gritos y lágrimas buscando llevarse el último trozo de la banda. “Un par de alas”, “Igual de Loco”, “Un Mal Día” y “Herida de Guerra” fueron solo algunos de los temas que volvieron loca a la gente mientras Jorge brincaba micrófono en mano de un lado al otro. Fue tal la entrega que Datán terminó tocando la gaita parado en la barrera cerca de sus fans, en lo que fue sin duda la postal de oro para esta despedida.

Pese a que hubo muchas personas que se fueron tras la
actuación de Konsumo Respeto, hubo
todavía un gran aforo que se quedó para recibir toda la violencia de Kaos Urbano. Debemos admitir que ellos
fueron los que desataron en slam más
aguerrido y malicioso de toda la noche con sus canciones veloces y sin tapujos.
Su presentación tuvo grandes momentos como cuando el pequeño Santi  (un niño de si acaso unos 5 años de edad) fue
invitado a cantar “Años Salvajes”, o
bien el tremendo palomazo junto a Brutu´s Daughters interpretando “Cuidado” original de Eskorbuto. Con un cierre poderoso con
temas como “Piñas Van” y “En Pie de Guerra” Kaos Urbano se despide dejando un ambiente lleno de sudor,
adrenalina y hay que decirlo: olor a solventes por parte de la gente.

Ya pasada la 1 am y con la gente cansada pero dispuesta a esperar por el plato principal, el entarimado se viste de gala para recibir a Reincidentes. “Vamos pal Infierno”, “Odio” y “Rabia” son los tres primeros temas en ser tocados, y aunque las personas ya no tienen el mismo brío pues la hora y la cerveza han hecho ya sus estragos; todo es aplausos cuando cada tema concluye. “Terrorismo”, “Latinoamérica” y el belicoso marchar de “La Republicana” se hacen presentes, mientras Fernando al micrófono promete no pasarán otros 16 años para que regresen. “Rip-Rap” y su mofa a la religión parecen  conseguir abrir de nuevo el slam, pero un conato de bronca pone polvo a los ánimos y de nuevo la gente prefiere ya mejor disfrutar vaso en mano la presentación. Es así como la madrugada avanza y con una gran selección de temas que incluyó “Corre”, “Dos Colegas”, “Sin Reaccionar” y “Huracán” entre muchas otras, Reincidentes se despide y la gente se dispone a retirarse con un saldo blanco.

Así concluyó esta primera edición del festival Transgresivo, que dejó en claro existe una gran escena punk en Querétaro complementada con gente que viajó incluso en excursiones desde otros estados; que está ávida de eventos así, con grandes bandas. Aspectos como el audio o no terminar tan tarde deben ser re-evaluados pero la verdad es que el evento cumplió, y ya esperamos casquillos puestos la segunda versión el próximo año. [penci_review]


reincidentes banda 08 06 18 web uai

Transgresivo Fest desatará el slam al ritmo de punk en Querétaro

San Juan del Rio, Querétaro, será la sede del primer Transgresivo Fest que el próximo 07 de diciembre, que contará con un cartel lleno de poder y espíritu punk nacional e internacional.

El lineup está compuesto por una avanzada española encabezada por la legendaria banda Reincidentes originaria de Sevilla; toda una institución del punk rock hispano. También se contará con la presencia de la banda leyenda de Alicante Konsumo Respeto, quienes han anunciado este será su último show en tierras mexicanas de la historia. La mezcla de punk y folk de Brutus´Daughters y el punk Oi! de Kaos Urbano, ambas originarias de Madrid; completan la oferta internacional del evento. Para finalizar, una selección de bandas nacionales de alto calibre se hará presente en este evento, con grandes exponentes como son Vantroi, Konflicto de Libertad, The Koartadas y Uno Menos.

El lugar donde se llevará a cabo en el foro Anexo al Cecuco y los boletos ya están a la venta en todos los puntos listados en el flyer con un costo de $530 sin cargos o bien, en la página de Smarticket: http://www.smartticket.com.mx/?event=transgresivo-fest-2019


Pako Eskorbuto y Charged GBH: un concierto de leyenda en el inframundo punk

La nación punk recibió en el Salón Tropical Mambo Café a 2 verdaderas leyendas del género como lo son los británicos de Charged GBH (o más conocido como GBH) y el legado de Eskorbuto de la mano de su único sobreviviente Pako Eskorbuto.

Que sea domingo y apenas vaya anocheciendo no merma el éxodo de las tribus punk que poco a poco van abarrotando el lugar mientras la tarima empieza a calentarse con la actuación de Parasociales y Konflicto de Libertad. La noche está lista para recibir entonces a la primera banda estelar de la noche, pero antes de eso y en una costumbre que parece arraigada en la vena más profunda del punk, el llamado “portazo” se hace presente dejando a decenas de individuos llenar el recinto.

Ya copado, el lugar recibe la llegada de GBH que al ritmo de “Birgmingham Smiles” desata desde el principio una marea de pelos en pico que se mueve con violencia, para continuar su explosivo inicio con temas como “R.A.T.”, “Knife Edge” y “Lycantrhopy”. Hay que destacar que las luces y sonido del evento son impecables y es por eso que podemos disfrutar de manera completa el deleite de escuchar verdaderos himnos de anarquía como “Dead Or Arrival”, “Generals” y “Freak”. “Fifty What”, “No Survivors” y “Self Destruct” son a continuación ejecutadas y el “stage diving” (subir al escenario para lanzarse rápidamente hacia los fans) está a todo lo que da. Sin embargo un punk ya algo alcoholizado intenta agredir al rubio vocalista Colin Abrahall, pero es rápidamente sometido y enviado de regreso al público. El show debe continuar.

“Big Women” y “Sick Boy” son un combo de temas de los más aguerridos de GBH y los punks responden generando un moshpit titánico (y tetánico, con tanta púa y estoperol de las prendas punk clavándose en la piel) que abarca toda la explanada, y que de hecho no se merma porque “Slit You Own Throat” y “Am I Dead Yet?” mantienen la adrenalina a tope. “Saludos México, ¿Quieres fuego?” pregunta Collin en un perfecto español antes de interpretar “Give Me Fire” que hace arder el lugar. Y por si fuera poco no nos acabamos de recuperar de ese meteoro punk, cuando “City Baby Attacked By Rats”  y “City Baby Revenge”, dos de los temas más esperados de la noche, de verdad convierten la velada en algo apoteósico e inolvidable. El “tick tick tick” de “Timmy Bomba” detona lo que debiera ser el final de la presentación de GBH, pero al final la banda decide regresar para regalarnos “Epic” y “Maniac” con lo que ahora si los británicos dan por terminada su presentación.

Sudorosos y cansados vemos de repente a la leyenda de Pako tomar el micrófono y darnos la bienvenida a su manera antes de tomar su lugar en la batería. “Ya no quedan más cojones, eskorbuto a las elecciones. Para vivir alegre y contento, eskorbuto al parlamento” es el himno mundial del punk que todo mundo conoce, y que sirve de entrada para que el show de Pako Eskorbuto arranque con “Maldito País” , donde la banda cambia en el coro la palabra “España” por “México”. “Cerebros Destruidos” y “Ratas en Bizkaia”  son tocadas a continuación y a diferencia de GBH la gente canta y baila más de lo que se violenta en slam. Y luego todos al unísono cantamos “Historia Triste” y la reflexión de nunca saber si hoy que lees esto, será tal vez tu último día de vida y no lo sabes. “Adiós Reina Mía” y el tradicional “larala,la..laralaralara” de “Antes de las Guerras” continúan la noche.

El encanto de la presentación es sin duda ver en vida a Pako en la batería. El único sobreviviente de un legado que vivió el punk de manera extrema y sin poses, y que hasta la tumba de sus demás integrantes ha mantenido a Eskorbuto como uno de los referentes más grandes de la historia de esta cultura: “Rogad a Dios Por Los Muertos”, “Sociedad Insociable” y  la esperada “Mucha Policía, Poca Diversión” son pruebas de dicho legado. Los punks ya se ven un poco cansados y maltrechos: entre el sudor que ya se condensa en el pecho y luego nos cae de regreso en forma de gotera, y  también por un aroma inconfundible a solventes que inunda el recinto. Pero aún así hay energía para seguir disfrutando con “Ha Llegado El Momento”, “¿Donde está el porvenir?”, “Eskizofrenia” y “Es un crimen”. Un niño pequeño vestido totalmente a la usanza punk es subido al escenario, y la banda lo consiente dejándole quedarse y tocando solos de sus instrumentos solo para él. “Os engañan”, “Mierda, Mierda, Mierda” y “No Quiero Cambiar” son los temas ejecutados antes de que la agrupación abandone el escenario.

Los gritos de la gente hacen que Pako Eskorbuto regrese al escenario, y decida soltar los que son sin duda 2 de sus temas más bestiales y agresivos: primero con la potente “Anti-todo” que sube el moshpit de nuevo a sus puntos de ebullición más extremos; para luego despedirse ahora sí de manera pletórica con “Escupe La Bandera”. Los hispanos se despiden finalmente, y todos abandonamos el  recinto con un saldo blanco digno de mencionarse en este tipo de eventos. Llevamos en el rostro el placer de saber que más que presenciar un show, presenciamos historia; de esa que le contaras a tus hijos y nietos diciendo ¡Yo estuve en el GBH/Eskorbuto del mambo café, allá en el 2018!.