domination2020 uai

Domination 2020 anuncia fechas: 1 y 2 de mayo

Domination, el festival de metal creado recientemente por Ocesa / Live Nation Mexico ha confirmado las fechas de su edición 2020: 1 y 2 de mayo en la Curva Cuatro del Autodromo Hermanos Rodriguez. Por ahora, no se ha dado a conocer más información de boletos o las bandas que conformarán el cartel.

La edición 2019 se llevó a cabo recién el mayo pasado, y tuvo como bandas estelares por día a KissAlice Cooper. Bandas como Limp Bizkit, Trivium, Meshuggah, Parkway Drive y muchas otras más completaron el cartel.

https://www.facebook.com/DominationMX/videos/684105415439026/

Estas fueron las mejores y las peores bandas en Domination

Este fin de semana se llevó a cabo la primera edición de Domination México, en el que muchos de los mexicanos invirtieron en sus bandas favoritas pasando un fin semana lleno de energía. Y aunque la logística del evento estuvo casi excelsa, la producción tuvo sus bajas al tener persistentes fallas de sonido en la mayoría de las bandas presentadas los ambos días.
Además de ello, el rendimiento de los músicos y la euforia de los fanáticos hicieron destacar más a unas agrupaciones que otras, es por eso que te traemos el conteo de las mejores y las peores bandas presentadas en este festival.


LAS MEJORES BANDAS DE DOMINATION


TRIVIUM

Desde su última presentación en la primer edición de Knotfest (2015), los chicos provenientes de Orlando no pisaban tierras mexicanas, hasta que la esperanza de los fans regresó tras su anuncio para Domination.
La interpretación de Trivium fue detonante de principio a fin, la energía y los coros de los fans fue imparable, además del gusto del público al ver a Matt Heafy, vocalista de la banda, utilizando la playera oficial de la selección mexicana, misma que nuestro equipo le obsequiamos junto a Trivium México y miembros de Trivium Germany.
El setlist incluyó los mejores éxitos a lo largo de la carrera de la banda y canciones de su último álbum The Sin And The Sentence (2017), algunas de las canciones interpretadas fueron 'Betrayer' (nominada al Grammy), The Heart From Your Hate, Like Light to the Flies, Until The World Goes Cold, Down From The Sky y su típico cierre con In Waves. Solo estamos mencionando algunas, sin embargo, se esperaba un setlist más amplio por parte de la banda, entre ellas el ya mencionado anteriormente en el stream de Heafy ‘Pull Harder On The Strings Of Your Martyr’, canción que sin duda a muchos de los fans les hubiera gustado escuchar en vivo.
El único punto negativo fue la falla constante del micrófono de Corey Beaulieu (guitarra y coros) y la falla de uno de sus pedales.
Al ver semejante aceptación y emoción del público por recibir nuevamente a Trivium, incrementa la esperanza de poder tener un tour completo en Latinoamérica, ya que los chicos se llevaron la tarde en el escenario principal.


LAMB OF GOD

Una de las bandas más esperadas del festival, aunque los asistentes tenían a reventar el escenario, el show de retrasó media hora para poder dar el esperado concierto, que con la inigualable voz de Randy Blythe, mantuvo a sus fans enérgicos presenciando sus múltiples mosh pit, coreando algunos de los éxitos de la banda, tales como ‘Walk With Me In Hell’, ‘512’, ‘Laid To Rest’ y ‘Redneck’.
Lo único negativo fue que su presentación se empalmó con Alice Cooper y Dream Theater, haciendo decidir a los asistentes entre las tres bandas de distintos géneros pero gran trayectoria.


ALICE COOPER
Aunque al inicio de su presentación no hubo tantos fanáticos observando por su empalme con Lamb of God, el rey del shock rock dio un magnífico show a sus espectadores cantando sus éxitos con un performance completo, y a pesar de su avanzada edad, logró efectuar las coreografías y actuación determinada para cada una de sus piezas, en las que acompañado de performers y la apantallante interpretación de su guitarrista, Nita Strauss, emocionó al público de todas las edades dejando un excelente sabor de boca a pesar del notable uso del playback durante toda su presentación, que es justificable por todo lo que la leyenda del rock realizó en el escenario.
El escenario principal pudo estar más cerca de su máxima capacidad a la mitad del setlist de Cooper, cuando las demás bandas que se empalmaban ya habían terminado sus presentaciones. Pudimos ver las interpretaciones de éxitos como ‘Poison’, ‘No More Mr. Nice Guy’, ‘Feed My Frankenstein’ entre otros, cerrando con ‘School’s Out’.


AVATAR

Para los fanáticos del melodic death metal, los suecos volvieron locos a sus asistentes con su creativa presentación y gran interpretación de los integrantes de la banda, en especial del vocalista Johannes Ekerström, que con su maquillaje y vestimenta de circo/cabaret, trajeron a tierras aztecas un concepto que fue muy bien aceptado por el público mexicano, que este festival muchos de los fanáticos descubrieron a esta reconocida banda en Europa.
Fue un show divertido y enérgico de principio a fin, aunque con un pequeño setlist de nueve canciones, la banda interpretó canciones como ‘Hail The Apocalypse’, ‘The Eagle Has Landed’, ‘The King Welcomes You to Avatar Country’ y ‘Smells Like a Freakshow‘. Si no tuviste oportunidad de ver a esta banda, te recomendamos ampliamente escuchar al menos estas canciones y no perderte su show en una próxima oportunidad.


KISS
La banda más esperada del primer día de show, entraron triunfantes al escenario mostrando al público en las pantallas su entrada, algo que sin duda emocionó a todos los fans presentes, además en el festival, había una sección en la que te maquillaban como tu miembro favorito de Kiss, algo que le dio un toque especial a esta experiencia.
Los neoyorquinos tuvieron un setlist de veinte canciones, las suficientes para disfrutar de esa velada con éxitos como ‘Detroit Rock City’, ‘Shout It Out Loud’, ‘Lick it Up’. ‘I Was Made For Loving You’, ‘Rock and Roll All Nite’, entre otras.
La desventaja era que el escenario NO estaba completo como en sus giras de despedida, y fallaron algunos props de Paul Stanley durante la presentación, a pesar de eso, lograron el objetivo


SATYRICON
Aunque el show inició con algo de lluvia, fue una de las bandas favoritas del segundo día de Domination, todos los seguidores del black metal se vieron satisfechos con el gran show que los noruegos dieron a su público mexicano, sorprendiendo con un setlist bastante variado de todas sus discografías, empezando por la canción con la que abrieron ‘Midnight Serpent’ y otras piezas de ’The Age of Nero’ (2008), que hizo que los asistentes de la vieja escuela olvidaran la lluvia y se encendieran con esa canción. Continuaron con temas como ‘Black Crown On a Tombstone’, ‘Supersonic Journey’, ‘Mother North’, ‘The Pentagram Burns’ y cerraron con ‘K.I.N.G.’, sin duda Satyricon a pesar de haber interpretado un setlist de solo diez canciones, tuvo una conexión bastante importante con los mexicanos.


LAS PEORES BANDAS DE DOMINATION


RATT

Tal vez el horario que le dieron a RATT a pesar de su trayectoria, no era el adecuado para el público asistente, quienes se mantuvieron apáticos ante la interpretación de los estadounidenses, con todo y haber interpretado éxitos como ‘Wanted Man’, ‘Lay It Down’, ‘Back for More’ y cerrando con ‘Round and Round’, la única canción que estuvo más ‘movida’, por parte del público.

¡Ya cállenlos!


DEAD KENNEDYS [pero su público se salva]

Una lamentable y pobre interpretación por parte de los punketos, que si no hubiera sido por un público fiel, hubieran tenido su stage casi vacío, tuvieron el tiempo suficiente de interpretar dieciséis canciones, un setlist bastante largo y disfrutable para los seguidores de esta banda.


SLASH FEAT. MYLES KENNEDY AND THE CONSPIRATORS
Sin duda, Slash, es un intérprete sobrevalorado, que en el escenario nos muestra todo lo contrario a la fama que, por supuesto, obtuvo al formar parte de Guns n’ Roses, los escenarios estaban con bastante gente, pero no por su interpretación junto con Myles Kennedy and The Conspirators, si no por la espera de tener un buen lugar para ver KISS, algo que de lo que no culpamos a los asistentes, solo nos lamentamos de que hayan esperado con una interpretación tan apagada y ‘equis’ por parte de estos artistas.


Vince Neil [o lo que queda de él]

¡Pero qué te pasó, Vince! Sin duda, todos quedamos sorprendidos no solo con su físico, sino con una interpretación que dejó mucho que desear en el escenario. Sí, si es una figura importante de la aclamada y legendaria banda Mötley Crüe, sin embargo, Vince, dejó mucho que desear arriba del escenario, afortunadamente, tuvo un pequeño setlist de siete canciones, entre ellas ‘Dr. Feelgood’, ‘Shout at the Devil’, ‘Looks That Kill’, ‘Girls, Girls, Girls’ y ‘Wild Side’, entre ellas.


KHEMMIS

Los chicos provenientes de Denver, dieron a conocer su música por primera vez a los mexicanos previo al show de Trivium, y aunque parecía ir bien a secas, lo único que lograron fue entretener un poco a los asistentes que se preparaban para la siguiente banda, no consideramos que sean muy malos, aunque los expertos en doom metal podrán juzgarlo más detalladamente, simplemente su interpretación hizo de la monotonía un estado común durante su presentación.


¿Y ustedes cuales consideran que fueron las mejores y las peores interpretaciones de la primera edición de Domination?


Domination 2019: Ocesa, maestro de la logística

El pasado fin de semana - específicamente los días 3 y 4 de mayo – se llevó a cabo la primera edición de Domination México, un festival creado para satisfacer la necesidad de metal y rock demandados por el público, que ávido de escuchar a sus bandas favoritas, acude fielmente a los distintos recintos elegidos por los más populares promotores de nuestro país. Sabiendo que en nuestro país ya existen varias opciones similares como Hell and Heaven, Knotfest México, México Metal Fest, Force Fest o el recién anunciado Devastation, lograr posicionarse no era cosa fácil, ¿lo logró?

Dejando de la duda y descontento que el magno evento generó desde su anuncio hace algunos meses, y la inusual reventa de boletos por parte de los mismos fanáticos en redes sociales, hoy por fin podemos contar nuestra experiencia.
Domination México tuvo como característica principal el intentar satisfacer a su público con una variada selección de bandas provenientes de los géneros más populares; rock, heavy metal y las variantes del core. Su cartel, aunque no fue tan amplio como hubiéramos deseado, formaba parte de la historia al traer de vuelta a territorio nacional a bandas como KISS en su gira de despedida, Meshuggah, los por alguna razón todavía populares Limp Bizkit, la -aburridísima- banda en solitario de Slash, el triunfal regreso de Trivium tras casi cuatro años de ausencia, Hamerfall, Lamb of God, Apocalyptica, los progresivos Dream Theater, la primera vez de Halestorm en nuestro país, Satyricon, los esperadísimos suecos Avatar y por supuesto, la presencia del terror escénico del legendario Alice Cooper en su primera presentación con show completo en la Ciudad de México. Todos estos grandes nombres acompañados de proyectos interesantes a nivel nacional e internacional, entre los que veíamos las destacadas apariciones de Municipal Waste, Dead Kennedys, Anna Fiori, Alestorm, Dolores de Huevos, Vince Neil en solitario, August Burns Red, Alien Weaponry (quienes por cierto dieron un espectáculo increíble) y muchos otros más.

 

 

El encontrarse con un vasto reparto de bandas, pareciera también haberse convertido en uno de los puntos débiles de Domination México y de los más criticados desde su anuncio hace unas semanas: los horarios. Lamentablemente y para quienes esperaban abarcar el mayor número de espectáculos posibles, en ocasiones sufrían al tener que desplazarse de un escenario a otro de manera apresurada, viendo en ocasiones solamente 4 o 5 canciones de banda, ya que la organización decidió encimarlas aun proviniendo del mismo sector; véase el ejemplo de Trivium y Black Dahlia Murder. Si querías deleitarte con el impactante y energético concierto ofrecido por Lamb of God, debías perderte de una parte de Alice Cooper, y estos son solamente unos cuantos ejemplos. La logística en este apartado pudo ser mucho mejor y denotó el desconocimiento que OCESA tiene sobre la escena metalera. Sabemos que lograr un festival sin empalmes es completamente imposible; sin embargo, con un conocimiento previo se puede hacer un mucho mejor acomodo y tener felices a la mayoría.

Del lado negativo, la producción parece no haber podido funcionar del todo, mostrando problemas con el audio, en la mayoría de los escenarios; sobretodo enfatizando la saturación en los riffs de guitarra, bajos y la intermitencia en vocales, que resultó incómoda para bandas como Apocalyptica, quienes al querer interactuar con su entregado público, batallaron un poco en transmitir el mensaje por lo anteriormente mencionado. El llamado ‘Raven’s Nest’ fue el más afectado por esto, y en ocasiones hasta nos sentimos como si no se hubiera realizado un soundcheck previo. Si es que acudieron a ver a bandas como Iden Gakusha, seguramente estarán de acuerdo con lo que decimos.

Por otro lado, consideramos bastante interesante el acomodo y distribución de escenarios, stands de patrocinadores y en especial de las zonas delimitadas por cada sección adquirida. Si bien, la gente que adquiere su pase “Plus” está acostumbrada a no estar tan cerca de los escenarios principales, en esta ocasión sentimos que se les desplazó hasta un espacio bastante retirado e incómodo, que te obligaba a acudir a “Preferente” si lo que querías era ver a tu banda favorita de forma mucho más cercana. Nos hubiese encantado también poder ver nuevas atracciones y actividades de las marcas que acudieron al llamado de OCESA y participaron como patrocinadores; sin embargo éstas resultaban muy parecidas a lo observado en la pasada edición del Hell & Heaven -sino que exactamente las misma; que vale la pena decir, si estuviste ahí, seguramente también te sentiste ante un ambiente familiar y similar, pero sin el carácter y personalidad que el ya mencionado poseen. A Domination le sobra organización, pero le falta alma, al menos todavía. ¿No hubiera sido mejor idea crear una identidad propia en vez de plagiar al Hell and Heaven?

Donde la organización se llevó las palmas, es justamente en el ámbito de logística, ofreciendo un sinfín de comodidades para los asistentes. Las zonas de comida y bebidas eran más eficientes que nunca y vimos funcionar por primera vez el sistema de cobro sin efectivo, sin ningún tipo de inconveniente, cosa que ya de entrada es más que complicada en eventos masivos. Las filas para el acceso eran cortas y prácticamente sin inconvenientes, aunque hubiéramos deseado más atención de parte de quienes revisaban las mochilas; pasar sin esta revisión era sencillo y realmente nos sorprendió que así fuera.

El aforo conseguido por Domination México según OCESA fue de unas 100,000 personas entre ambos días, destacando ser la primera edición, pero quedando bastante cortos ante competidores del género y algunos otros de la misma empresa como Vive Latino, Corona Capital o hasta el EDC México. Las grandes bandas como KISS, Dream Theater, Cooper o Apocalyptica claro que tenían un espacio pletórico y retacado de eufóricos fanáticos; sin embargo la mayor parte del tiempo se notaban ciertos huecos en los distintos espacios, y el primer día hubieron participantes del “Evolution Stage” y el “Headbanger’s Stage” que de plano ni gente tenían, dado que el 90% de quienes se dieron cita buscaban presenciar la despedida de KISS en la Ciudad de México.

 

 

Con esto también enfatizamos que el show de los neoyorquinos no estaba completo, y aunque gozaron de unas cuantas plataformas para asemejar lo que han venido haciendo en su gira llamada “The End of the Road”, era más que notable la ausencia de pirotecnia con la que todos pensamos vendrían acompañados, ya que esa fue la idea que se nos vendió. Aún así, la banda de Gene Simmons y Paul Stanley logró enloquecer a sus fans mexicanos, quienes les dieron una buena despedida.

Alice Cooper dio cátedra de cómo deben hacerse las cosas, y en compañía de Nita Strauss nos dejaron sorprendidos y extasiados. Aún con un más que notable uso de playback, la presencia del padre del shock rock es mágica y a pesar de su avanzada edad, todavía puede sorprendernos sobre el escenario. ¡Diez de diez!

¿Fue entonces un fracaso? Para nada. Domination México en su primera edición dejó con buenas sensaciones generales a prácticamente todos sus asistentes, quienes pudieron disfrutar de un cartel cumplidor, puntual y satisfactorio. Las cuestiones logísticas por parte de sus organizadores, como siempre, se han venido replicando y consiguen así una mejor experiencia para sus usuarios. No obstante, las fallas de audio repetidas en distintas ocasiones, así como el acomodo de los horarios y distribución de las zonas, nos dejan con sabores agridulces que esperamos sean mejorados en futuras ediciones.

 


¡Te llevamos a Domination! Gana un abono para el festival

Estamos a solo unos días de que se lleve a cabo la primera edición de Domination, y te vamos a llevar a ti gracias a Uber Eats. Tenemos dos abonos para el festival, ¿quieres uno? Solo debes seguir las siguientes instrucciones:

 


  • Sigue nuestra página en Facebook: https://www.facebook.com/SummaInferno, nuestra cuenta de Instragram y nuestro canal oficial en Youtube.
  • Comparte el gráfico que puedes encontrar más abajo de forma PÚBLICA, con el hashtag #DomInferno y etiquetando a tres de tus amigos.
  • A través de un mensaje privado contesta las siguientes preguntas:

- ¿ Cual es la banda que más quieres ver en el festival?
- ¿Cómo se llama el lugar donde podrás vivir una experiencia única con Uber Eats dentro del festival?

 


  • Los ganadores serán anunciados el JUEVES 2 DE MAYO a las 8 PM a través de nuestras redes sociales.
  • Los boletos serán entregados el VIERNES 3 DE MAYO en las afueras del Autodromo Hermanos Rodriguez.
  • Los ganadores deberán ser mayores de 16 años de edad.
  • El premio incluye un abono para el festival Domination y un código de descuento exclusivo Uber Eats para uso dentro del festival.
  • El ganador deberá subsanar cualquier otro gasto dentro del festival como transporte, hospedaje, comida o cualquier otro derivado de su asistencia.

 


¿Por qué el festival Domination no tuvo el impacto esperado?

Domination Fest nació como una alternativa más en el extenso abanico de festivales de metal a nivel nacional especializados en la escena. Sin embargo, a tan solo unas semanas de la realización del mismo, las ventas parecen indicar no tuvo el impacto esperado, ¿por qué? ¿que falló? A continuación presentamos un análisis del porqué consideramos el evento no ha terminado de pesar como se tenía pronosticado.

 

Un solo beso no basta: Los fans de KISS quieren una despedida a solas.

Si bien es cierto que Kiss es una de las bandas con un enorme arraigo en México y el mundo, ni siquiera el hecho de que estén en un tour de despedida puede ocultar lo inocultable: por más pirotecnia y producción que manejen, el show no ofrece desde hace mucho nada nuevo. Todos conocemos de memoria los gestos, bailes, vuelos y luces de la banda en sus presentaciones.

Además,  no es como si la banda fuera una novedad en nuestro país, pues en los últimos años ha encabezado varios eventos en el país como Hell and Heaven 2014, la primera edición del festival regio Northside y un evento que no tuvo mucho éxito en Tijuana.  Además, es un casi un hecho que KISS volverá a nuestro país para dar más fechas de su - ¿cuarta? ¿quinta?- gira del adiós, así que ¿por qué verlos en un escenario reducido cuando puedes ver su producción completa aunque sea el plagio de su mismos que han presentado por los últimos treinta años?

 

Alice en el país de las maravillas... pero no en México.

Alice Cooper es una estrella dentro de la escena de la música y una leyenda viviente. Es el padre del shock rock y quien le abrió los ojos al mundo para demostrarles que el rock y la teatralidad pueden ir de la mano; le dio pauta a la escena para entender que un performance macabro que acompañe a la música es una pócima perfecta. El problema es que el reconocimiento a Alice es una cosa, pero otra muy distinta es su mercado real en distintas partes del globo.

México y Alice Cooper no tienen un vínculo estrecho y de hecho, su ausencia por tantos años se debe a que los estudios de mercado indican que en nuestro país no era redituable, ¡vamos! que su sueldo y producción no valen lo que cuestan, al menos en nuestro país. Tan solo en el festival regio "Mother Of All" fue puesto como tercer acto por debajo de Def Leppard y Aerosmith, por lo que pensar que en nuestras tierras tenía el peso específico para comandar un día fue una apuesta muy arriesgada y ahí están las consecuencias.

 

Grandes nombres, pocas novedades reales y de peso.

Despues de los headliners, la selección de las bandas importantes tampoco fue la acertada. Por un lado tenemos a bandas con mucho nombre pero que han venido al país bastante seguido. Apocalyptica, Meshuggah, Lamb Of God (con todo y su sonada ausencia en Force Fest), Dream Theater o Hammerfall son ejemplos claros que en la última década cuentan con varias participaciones en festivales o incluso en forma solitaria y con varias fechas en distintas ciudades.

Por otro lado si bien tenemos bandas como Limp Bizkit que no viene tantas veces, su etapa de auge ya ha pasado y ya no puede llenar más que un recinto mediano como el Plaza Condesa o incluso se vio obligado a cancelar una gira completa por México por falta de venta de boletos. ¡Ya no es 1998, amigos! Otro caso es la banda en "solitario" de Slash, ¿realmente alguien se muere de emoción por verlo si no es junto a Guns N´Roses? Ambas bandas fueron colocadas en la parte alta del cartel.

La mayor novedad la encontramos entonces en bandas como ThriceParkway Drive, Trivium, Animals as Leaders o Avatar, las cuales son excelentes exponentes dentro de sus respectivos género, pero que cuentan con pocas cartas de presentación en cuanto a recompensa económica se refiere. Grandes, buenísimas bandas, que no jalan gente, básicamente. Y recordemos que a final de cuentas, esto es un negocio y si el negocio no genera dinero, pues es un fracaso. El caso de los Dead Kennedys es aún más dramático: una banda que tiene el nombre pero ya no a su vocalista estrella y alma de la agrupación. La gente lo sabe y eso le resta muchísimo atractivo.

Finalmente tenemos a Vince Neil, quien aunque basa su "carrera en solitario" en su etapa con Motley Crue, tampoco es un artista que por si solo tenga un acarreo de gente y ni siquiera mencionar que su otrora atractivo físico ha desaparecido grotescamente y da la impresión de querer arrastrar un legado que busca explotar de forma decadente.

 

¿Y el metal extremo? Buenas ofertas, pero insuficientes.

Algo anda mal cuando tratas de recordar cuantas bandas internacionales de renombre de death, thrash, black metal y metalcore estarán presentes, y solo puedes recordar una por género.

Nadie duda de la capacidad de Bloodbath, Municipal Waste, Satyricon y Black Dahlia Murder pero no imaginamos a un amante del black metal por ejemplo pagar un boleto solo con una banda del género. Claro, letras más abajo hay oferta con bandas como Vreid, Unearth Avatar o Alien Weaponry, pero eso no es suficiente para atraer a los amantes del metal extremo quienes podrían encontrar en festivales como el México Metal Fest de Monterrey o incluso en el nuevo Devastation de Querétaro una oferta más atractiva para gastar su dinero.

 

¿Cuanto y porqué tanto? Los precios se sienten altos para la oferta.

El formato de venta por fases es una arma de doble filo -y no solo para el caso específico de Domination. Si tienes un cartel de lujo asegurarás un aforo decente en poco tiempo y la gente agotará las fases en un suspiro en ese afán de ahorrar dinero. Sin embargo, cuando el cartel no cuaja y las ventas van lentas porque el cartel no convence a tu audiencia, se vuelve problemático. Las ventas del festival van tan -aparentemente- mal, que la organización se ha visto obligada a cambiar de fase de manera "artificial" para al menos hacer notar que las cosas se mueven, pero esto es contraproducente: Si el cartel no te convenció costando 200 pesos, ¿por qué lo comprarías a 400?

Domination está en un estanque de brea generado por ellos mismos, en el que no pueden regresar a la fase anterior y bajar los precios para estimular la asistencia, pero que ahora ya ofrece un precio que sus clientes potenciales consideran elevado. ¿Qué hacer en este caso?

 

 

¿Y ahora que banda veo? Gran fallo con los horarios.

Un punto crucial para los festivales al momento de vender boletos es que mucha gente se espera a ver los horarios para ver si las bandas que quiere ver no se empalman y que valga la pena la inversión. Si bien es cierto es imposible darle gusto a todos por mera cuestión de lógica, es deseable que la organización de un festival evite hacer ciertos empalmes que por mera afinidad de géneros o gustos, harían enojar a los asistentes.

Tal vez el caso más claro es el del headliner, Alice Cooper quien según pensamos, debería poder tocar sin un solo minuto -que además, tiene un set corto- de empalme, ¡y lo empalman con Lamb Of God! la segunda banda en importancia del día ¡gran error!

Otro ejemplo es el de Trivium y Black Dahlia Murder bandas que tienen una base de fans en común amante del "core" y también los empalmaron poniendo a este sector a elegir. Parkway Drive y Bloodbath son bandas que no tienen nada que ver entre sí musicalmente, pero que también es cierto que son de las agrupaciones que más ganas tienen de ver las personas al ser de lo más atractivo y novedoso dentro del cartel, ¿adivinan? Sí, están empalmadas. Estos son solo algunos ejemplos que pudieron mermar las ganas de quienes esperaban a ver los horarios para decidirse si ir o no.

 

 

En resumen, Domination se anunció como un evento grande y digno de competir con la gran oferta de festivales ya posicionados de la escena rock y metal. Sin embargo, a pesar de contar con nombres interesantes no parece haber tenido un estudio del impacto real que las bandas que componen su cartel podrían tener dentro del mercado mexicano, con headliners gastados o sin una importancia vital dentro de nuestra escena.

Domination tiene buenas bandas, nadie puede negar eso, pero que dentro del mercado mexicano no tienen la relevancia suficiente como para sostener un evento masivo y hacerlo económicamente redituable, esto aunado a -sorprendentes- errores de novato como los empalmes incomprensibles en los horarios o la casi nula promoción que se le hizo al evento en términos reales, hicieron que las personas pasaran por alto la opción y prefirieran gastar su dinero en otra cosa.

Al final, el público decide. Los fans que acudan tendrán un buen show de sus bandas favoritas y quedará en el recuerdo, esperando quizá una segunda edición que pueda arreglar los fallos que esta pudo tener.


Se presenta la primer edición de un nuevo festival en México: Domination.

Hace unos minutos se reveló el nombre de un festival emergente: ‘Domination’, a mano de OCESA. Y a pesar de no ser uno de los que esperábamos, deberemos darle el beneficio de la duda en su primera edición y dejarnos sorprender con las bandas que tienen preparadas para nosotros.

Las fechas de este festival son para el 3 y 4 de Mayo en el Autódromo Hermanos Rodríguez.

Los boletos ya están a la venta aquí a través de Ticketmaster y estos son sus precios iniciales:

 

GENERAL: $900

PREFERENTE: $1,700

PLUS: $2,500

https://www.facebook.com/DominationMX/videos/513311475824958/