¡Canguros locos! la fiesta de AIRBOURNE en el Circo Volador

Cuando uno habla de Australia en lo primero que piensa es en canguros y koalas, la casa de la Ópera de Sidney y musicalmente hablando, en AC/DC. Sin embargo, quizá en un futuro no lejano los oriundos de Warnambool, Airbourne, crezcan tanto que puedan convertirse en todo un referente similar a los autores de “Back in Black”: Talento, poder y electrizantes canciones tienen para ello como quedó demostrado en su debut en México en el Circo Volador.

Orka fue la banda encargada del acto de apertura del evento. Con una producción que se agradece con sus 2 pantallas laterales proyectando imágenes alucinantes que completaban el viaje audiovisual de la banda, los mexicanos dieron un buen show lleno de virtuosismo y canciones complejas que incluso parecían despertar la chispa del slam en algunas de ellas. Breve pero buena aparición de Roberto Mondragon -con sus lentes oscuros aun en las penumbras del recinto- y compañía.

En punto de las 9 PM, haciendo gala de su puntialidad cuasi británica, el tema principal de “Terminator 2” sirve de intro para que Airbourne caiga al escenario como un misil sonoro con “Ready to Rock”. La gente que para ese momento -casi- llena el venue no deja de brincar y cantar, mientras una poderosa energía se genera del escenario a la pista y de regreso con descargas como “Too Much, Too Young, Too Fast” –que de inmediato asocias con AC/DC- y “Down on You”.

Joel O'Keeffe es un demonio desquiciado. Ya sin playera y lleno de sudor, va de un lado a otro brincando y gesticulando, moviendo su melena mientras su hermano Ryan aporrea con todo la batería. Aunque en un principio el sonido y el micrófono principal suenan un poco saturados y de volumen bajo respectivamente, el desperfecto es arreglado casi de inmediato. El sonido pausado y denso de “Rivalry” da un poco de respiro a los fans en la pista, pero después “Girls in Black” y sobretodo “It's All for Rock 'n' Roll” que al igual que “Too Much…” tiene un sonido característico de la banda de Angus Young vuelven a poner las emociones a tope. Uno siente que así seguramente se vivía en el pasado un show de AC/DC en su versión más joven y primeriza antes de ser una banda que llena estadios.

Joel se envuelve en una bandera nacional y con un sombrero mexicano, mientras no deja de decir “Viva México cabrones” , un gesto que todos aplauden. El inicio similar al sonido de una locomotora arrancando de “Breakin' Outta Hell”, canción homónima de su más reciente placa lanzada en 2014, hace que en medio de la pista se abra un circle pit que explota con toda su fuerza cuando en esta se revientan sus primeros acordes y como si fuesen canguros de la lejana Oceanía, los fans tiran golpes y dan de brincos de un lado a otro en una verdadera fiesta demencial. “Diamond in the Rough” y “No Way but the Hard Way” son las siguientes en ser tocadas. Poco después nos enteraríamos que la banda estaba tan contenta con la respuesta que veía del público que su set que originalmente duraría una hora decidieron alargarlo a hora y media por lo bien recibidos que se sintieron.

Airbourne además de grandes temas destaca por su tremenda energía y conexión con el público. O'Keeffe pide a la gente subirse a los hombros de otras personas para que cachen uno de los múltiples vasos rojos llenos de cerveza que lanza a la pista. Entre tanto y tanto un fan lo atrapa uno de estos vasos con cerveza completo ganándose el vitoreo de todos los presentes. En el inicio de “Stand Up for Rock and Roll” incita a la batalla hacen que se arme en la pista un tremendo “wall of death” en una batalla campal llena de vibrante poder que da fin a la primera parte del show.

Tras un breve descanso, Airbourne regresa al escenario de nuevo con toda la actitud y un cierre de verdad apoteósico: La banda deja ir cual misiles aéreos, tres temas llenos de brutalidad que fueron “Live It Up”, “Raise the Flag” y la salvaje “Runnin' Wild” que pone a la gente en la pista como verdaderos demonios de Tazmania a girar y repartir golpes, saltos y empujones mientras en el escenario la banda también descarga toda su locura en una verdadera fiesta australiana descontrolada y vibrante. “¡Son ustedes increíbles, les aseguro que nos volveremos a ver pronto!” exclama Airbourne antes de despedirse dejándonos un increíble sabor de boca. Si de verdad ellos son los encargados de tomar al estafeta en el legado de AC/DC en el rock a sus solo 4 álbum de estudio lanzados podemos decir que la herencia del hard rock australiano está en muy buenas manos.

 

 


LEAETHER STRIP: Una maquina industrial en el Foro Bizarro

Los pistones de la maquinaria de la EBM de Leaether Strip  se ensamblaron el engranaje perfecto para una noche inolvidable al ritmo del beat industrial en el Foro Bizarro con el regreso del proyecto de Claus Larsen a la CDMX después de algunos años de ausencia.

La noche empieza con todo desde la apertura de puertas con un ambiente de baile sin límite cortesía de algunos DJs invitados como Donas Mayorga, Eskerro y Cuervo quienes con sus mezclas hacen que la gente deje bien pulido el suelo con el talle de las botas para recibir a Leaether Strip. A la media noche en punto Claus Larsen sube al escenario y la maquina industrial es echada a andar al ritmo de “Body Machine Body”. El danes luce un atuendo mas como para salir a la playa que para una noche de electro-industrial con una playera y sus bermudas largas rojas pero viene con toda la actitud y la gente en una nutrida asistencia baila con todo al ritmo de “Hate Me”, “Crash Flight 232”, la insurrección de “Civil Disobidience”,”Nothing Seen Nothing Done” y “Mortal Thoughts”.

Karel del angel

Entonces Claus se despoja de su playera y muestra sus tatuajes mientras una minúscula prenda negra de piel cubre parte de su pecho y la noche explota con la agresiva y poderosa “Black Gold”. Al centro de la pista se generaría un hoyo de slam que no se cerraría ya durante toda la noche y los amantes del baile extremo se dan con todo al ritmo de “Strap Me Down”, “Adrenalin Rush” y “Don´t Tame Your Soul”. Pero si vamos a hablar de slam y electro-violencia las palmas fueron para “Kiss My Deutschland” donde si la gente perdió el control para beneplácito de los más agresivos, y algo de molestia para quienes estaban a los costados y recibían impactos de daño colateral por la euforia física.“Japanese Bodies”, uno de los éxitos más famosos de Leaether que es cantado de principio a fin.

En un momento del show Claus se acerca a regañar a un fan que está cercano al borde; parece muy molesto pero no podemos darnos cuenta del porque, por fortuna no pasa a mas y seguimos disfrutando del set que sigue su avanzada con “Sex Dwarf” (original de Soft Cell) “Torment Me” y “Fit For Flogging”. Bien dicen que viejos nada mas los cerros y que los vinos entre más tiempo de más calidad, ya que aunque no está en la flor de su juventud el danés es toda entrega y poder, y en cada canción no deja de arengar y hacer sonar su potente voz, poniendo de nuevo al público en un frenesí que hace temblar al Foro Bizarro con “I Am Your Conscence”, el sueño americano de “Antius” y “Zilkon B”.

“Evil Speaks” y su ritmo de baile ultra violento vuelven a poner a los slamers a dar lo último que les da la energía y es que no es para menos: El show duró con 2 horas ininterrumpidas de éxitos lo cual es muestra de que Leaether Strip vino a darlo todo esa noche con un espectáculo larguísimo y supremo. “Hace pocos años estuve aquí en México y fue un show increíble, pero la noche de hoy ustedes lo han matado, ¡son increíbles!” exclama Claus ganándose por supuesto gritos y aplausos de todos. Claus decide apagar la maquina industrial con 2 covers antes de despedirse, primero con la lluvia de beats que es “Desert Storm”, lo único que escuchamos del proyecto Klutae y que pone a todos a bailar y brincar como locos, y finalmente “No disco” de los maestrazos de Depeche Mode. Los pistones se detienen y los tornos se frenan: la maquina danesa de la EBM ha terminado su trabajo con un total de 22 temas sin respiro, y todavía Claus regresa minutos después a convivir y tomarse fotos con los fans en una noche que sin duda será inolvidable tanto para él como para todos los asistentes.

Fotos por Karel Del Ángel 


The Black Dahlia Murder y Revocation en México

Este 08 de septiembre el Circo Volador de la Ciudad de México recibe desde Michigan a The Black Dahlia Murder, una de las bandas más demenciales del Melodic Death Metal que de la mano de Trevor Strnad promete un repaso de los mejores temas de toda su discografía.

Como si hiciera falta algo el cartel se complementa con Revocation desde Boston, quienes regresan a México presentando su nuevo álbum "Great is our sin", una placa llena de poderoso Thrash metal de principio a fin.

La cita es este 08 de septiembre en el circo volador. El precio de las entradas es el siguiente, y están disponibles en el sistema ticketmaster y taquillas del recinto:

-$550 acceso general en preventa hasta el 31 de agosto.

-$600 del primero de septiembre al día del evento.

 


Leæther Strip regresa a México

Claus Larsen regresará a nuestro país el próximo 1 de septiembre en el foro Bizarro en Ciudad de México para presentar la más representativa de sus creaciones: Leaether Strip.

Una verdadera delicia para los seguidores del electro-industrial y la EBM, Leæther Strip ha sido y sigue siendo una gran inspiración para muchos proyectos de hoy y así como uno de los artistas más productivos de la escena.

La "Body-Machine-Music" y "Japanese Bodies" se escucharán en esta intima velada, los precios son en preventa de $250 y el día del evento de $300.

 


Airbourne: Hard Rock Australiano en Ciudad de México

Airbourne, la revelación del hard rock llega directamente desde Australia por primera vez a México. Los originarios de Melbourne pisarán por fin tierras aztecas presentando su mas reciente placa "Breakin' Outta Hell" cumpliendo así con sus fans mexicanos la promesa de volver tras aquella cancelación en 2014 por el fallecimiento del padre de Joel y Ryan O’Keefe.

La infaltable cita con los "nuevos AC/DC" como se les ha llamado es este 07 de septiembre en el Circo Volador. 

Los precios son los siguientes: $600 hasta el día 15 de agosto $650 del 16 de agosto al día del evento.