¡Que Dios nos agarre confesados! La Inquisición en México

por Antonio Arizti

En el Gato Calavera se vivió una noche que rayó casi en lo religioso con la visita desde Barcelona de La Inquisición; cortesía de Unity Records. Y es que la banda española desató tal poder que no importaban las etiquetas de si eras skinhead, punk, metalero o un simple mortal: todos al final estaban juntos pegados a la barrera desgarrándose la garganta con pasión rendidos ante la banda española.

Reggae Wolf, Rum And Bones, Drunken Shamrocks, Diedries y Sparrow 68 fueron las bandas locales encargadas de abrir el evento, y cada una aportó lo suyo para mantener caliente la pista antes de la llegada de la suprema corte celestial del street punk. Ya cercana la medianoche uno a uno los miembros de La Inquisición toman su lugar, y arrancan su presentación con “El Final”, para luego empezar su recorrido por las canciones que hacen referencia a los meses del año empezando con “Febrero” y después hacer que llueva fuego en el Gato Calavera con el tema “Abril”. Desde el inicio era evidente el poder y energía que la banda despliega en el escenario, a tal grado que a pesar de ser un concierto de ritmos extremos no había slam: los asistentes estaban tan metidos en el show que permanecían hipnotizados cantando lo más cerca pegado a la barrera posible o bien atrás disfrutando una buena cerveza, y daba la impresión que el ponerse a empujar o golpear les parecía una distracción. Puedo decir que este evento ha sido dentro de los eventos skinhead que he ido el menos violento pero el mas intenso, por más contradictorio que parezca. Y es que hablo de intensidad porque bastaba con ver como todos cantaban con fervor “La Verdadera fe”, “Todo Pasa” y “La Enfermedad”, para que se te enchinara la piel y de inmediato te llenaras de ese voltaje que se había creado en la comunión músicos-asistentes.

Rubén es todo un showman en el micrófono haciendo bailes lentos al inicio de cada tema para luego desatar toda su furia vocal como pudimos verlo en “Pérdido” y “Hemos Caído”. El español hace con su brazo la señal de la cruz y teniendo su bendición obtenemos “La Redención”, para luego advertirnos sobre la presencia de los “Falsos Profetas”. A pesar de estar en pleno septiembre, en el foro estamos ya en “Octubre” para luego continuar el setlist con “El Dolor”: sin duda uno de los temas más esperados por parte de las personas. “Muchas bandas acostumbran hacer eso de que se van y que la gente les aplauda para regresar. Eso a nosotros no nos gusta y sigamos entonces” nos dice La inquisición, y comienza la última parte de su ceremonia con “Dorian” y “Rosa de Mort”. El concierto está por terminar, pero aun hay tiempo para recordarnos que ante la corrupción y el maltrato del gobierno no solo en México sino en el mundo la única solución es una “Guerra Total”; tema donde La Inquisición desata todo su poder y donde los músicos terminan ya sea pegados a la barrera con la gente, o bien tirándose al suelo convulsionados en entrega. Con un último tema después de este gran cierre como regalo, La Inquisición se despide ahora si, declarándonos culpables y excomulgados ante lo que fue un show sin igual y lleno de poder.

Todas las fotos por Alfredo Alvarado

Esta website usa cookies para mejorar tu experiencia, al entrar aceptas este hecho. Acepto Leer Más