En una entrevista exclusiva que tuvo Ozzy Osbourne acompañado de su esposa y mánager Sharon, para ‘Good Morning América’, se abrió totalmente con Robin Roberts, el entrevistador, diciéndole que ha tenido una dura batalla contra el Parkinson desde febrero del año pasado.

Bien sabemos que esta enfermedad, es un trastorno neurodegenerativo que progresa lentamente en la mayoría de las personas y que no tiene cura.

‘Ha sido terriblemente desafiante para todos nosotros. Hice mi último show de Año Nuevo en el Foro. Luego tuve una fuerte caída. Tuve que someterme a una cirugía en el cuello que me aturdió los nervios’

Mencionó Ozzy a Roberts

“Es PRKN 2. Hay tantos tipos diferentes de Parkinson; no es una sentencia de muerte por ningún tramo de la imaginación, pero sí afecta ciertos nervios de tu cuerpo. Y es como si tuvieras un buen día y luego de repente un mal día.”

Agregó Sharon Osbourne

El año pasado fue uno de los más difíciles para el príncipe de las tinieblas, sin embargo, los fans han sido una importante fuente de apoyo para él:

‘Mis fans son mi aire, me siento mejor. He reconocido el hecho de que tengo un caso de Parkinson. Y solo espero que aguanten y estén allí para mi porque los necesito’

Mencionó Ozzy referente a sus fans
83623204 2965521960165364 8650508302481883136 o.jpg? nc cat=108& nc ohc=kzl6EsQ4XtIAX 0lJQH& nc ht=scontent.fgdl5 2

Actualmente, Ozzy ya se encuentra medicado contra el Parkinson.

“Me adormeció este brazo por la cirugía; mis piernas siguen enfriándose. No sé si ese es el Parkinson o qué, ya sabes, pero ese es, mira, ese es el problema. Porque se cortaron los nervios cuando hicieron la cirugía. Nunca había oído hablar de dolor en los nervios, y es una sensación extraña”.

Ocultar algo es difícil, nunca te sientes bien. Te sientes culpable y no soy bueno con los secretos. Ya no puedo andar con eso, es como si me estuviera quedando sin excusas. Me siento mejor ahora que he reconocido el hecho de que tengo un caso de Parkinson.

Agregó Ozzy sobre su salud

Ozzy y Sharon revelaron que han agotado las opciones médicas en los Estados Unidos, y viajarán a Suiza en abril para buscar el consejo de un profesional en el tema y darle el mejor seguimiento a esta enfermedad.