La noticia de que Ozzy Osbourne estaría en “su lecho de muerte” ha impactado al mundo de la música el día de hoy, 1 de enero. La información surgió a través del sitio británico Radar Online, quienes aseguran que el ex-cantante de Black Sabbath estaría agonizando y su situación es tan grave que ha llegado al punto de no reconocer a su esposa.

Radar Online es un sitio que se especializa en difundir chismes e información sin confirmar, por lo que lo que se publica a través de esta portal no es conocido precisamente por ser confiable. Además, absolutamente ningún otro sitio del planeta ha confirmado dicha información, incluyendo por supuesto las redes oficiales del artista o su familia.

Si bien es cierto que Osbourne ha tenido graves problemas de salud en los últimos meses, los cuales se incrementaron tras una cirugía de urgencia realizada en los primeros meses de 2019 y que le obligó a cancelar su gira ‘No More Tours: Part 2’, lo último que se sabía sobre el cantante es que se estaba recuperando y retomaría el tour a finales de 2020.

El pasado 9 de octubre, Ozzy dio una actualización sobre su salud a través de redes sociales:

“Estoy aquí para darles una actualización sobre mi condición. Como probablemente sepas, o puede que no sepas, a principios de este año, tuve una caída bastante mala. Me jodí todas las vértebras en el cuello y tuve que ser sometido a una cirugía. Ahora, tengo muchas más tuercas y tornillos en mi cuello que en mi auto.

No me estoy muriendo, me estoy recuperando, solo que estoy tardando un poco más de lo que todos pensábamos. Estoy aburrido de estar atrapado en una puta cama todo el día. No puedo esperar para salir y volver a ponerme en marcha, pero tendremos que ser un poco más paciente.

Por ello, debo posponer la gira europea pues aún no estoy listo. No me voy a retirar, todavía tengo muchos conciertos por hacer, pero cuando regrese a la gira por Estados Unidos, quiero estar cien por ciento listo. Y también, hay un nuevo álbum en camino… Solo quiero decir una cosa a mis fans: les agradezco sinceramente su paciencia y su lealtad. Los amo. Ahora, váyanse a la mierda y déjenme mejorar.”