Siguiendo los pasos de otras bandas que han mostrado su rechazo a que su música sea usada durante la campaña de reelección de Donald Trump para la presidencia de los Estados Unidos, Linkin Park ha subido un comunicado donde informa que ni Trump ni si equipo tienen permiso de usar su música y han enviado una advertencia.

“Linkin Park no ha apoyado ni apoya a Trump ni autoriza a su organización el uso de ninguna de nuestra música. Hemos emitido una orden de cese y desistimiento.” se lee en su cuenta oficial en Twitter.

LEE TAMBIÉN:  Será lanzado el proyecto de Chester Bennington y el guitarrista de Lamb of God.