Uno de los miembros de Quiet Riot que más tiempo ha durado dentro de la alineación es sin duda el baterista Frankie Banali; sin embargo, ha estado ausente durante algunos de los recientes shows de la banda y hoy tenemos una explicación. Desafortunadamente, Banali fue diagnosticado con cáncer pancreático en etapa 4. Este tipo de cáncer es muy agresivo y las esperanzas de recuperación son bajas, pero al parecer Frankie ha reaccionado bien al tratemiento.

“Solo quiero que todos mis amigos y fans sepan lo que está pasando conmigo y que desde el 17 de abril he estado luchando contra la etapa cuatro del cáncer de páncreas. El pronóstico original fue muy aterrador. Tengo una gran batalla en mis manos y me ha costado mucho, pero estoy agradecido de decir que después de varias rondas de quimioterapia y otros tratamientos, estoy mejorando. El camino por delante no será fácil. Desearía haber estado contigo todos los días, Quiet Riot. Nunca me había perdido un solo concierto.

Tenga en cuenta que si hubiera podido volar en un avión y tocar en un espectáculo, nada me habría detenido; pero me siento mucho mejor y más fuerte ahora.

Paz y amor, Frankie Banali”