Cenotaph y su reencuentro histórico, digno de una leyenda

por Antonio Arizti

Hablar de Cenotaph es hablar de una de las bandas pioneras en la ejecución del Death Metal como género en nuestro país. Después de muchos años de inactividad en los escenarios, los mexicanos decidieron reunirse y entregar un concierto único en el Circo Volador para revivir las viejas glorias. El resultado: un exitoso sold out donde los fans de la vieja escuela demostraron no olvidan a uno de los pilares de la escena extrema azteca.

Revista Cvlt, la organizadora del evento, organizó un acto de apertura muy a la altura con grandes exponentes como Hellsphere, Question, los ya muy bien posicionados Majestic Downfall y finalmente Rex Defunctis y su estilo rasposo y demencial. Todos ellos gozaron de un buen aforo que les permitió ser muy aplaudidos en una noche de verdad alegre para el metal hecho en México. El Circo Volador ya está a tope y por doquier se ven personas en un rango entre los 35 y los 45 años como público principal. Sin duda es una noche para la vieja escuela, pero también para las nuevas generaciones interesadas en las bandas pioneras de este movimiento en nuestras tierras.

Las luces se apagan y entonces el momento del reencuentro ha llegado. Cenotaph hace su aparición entre la gran niebla que cubre el escenario, con el tema instrumental “Epic Rites” como entrada. El navegar por aguas oscuras comienza de manera formal con “The Black Universe” y “Grief to Obscuro” que de inmediato desatan un tsunami negro de slam en la pista, pese a las fallas en el micrófono que por desgracia serían una constante en el evento. Esto no le restaría emoción a Edgardo González quien se nota conmovido y describe que ve rostros que lo acompañan desde hace veinte años, pero también muchos nuevos; y agradece a todos por este regreso.”The Solitudes” y “As the Darkness Borns” vendrían a continuación, y la emoción es tal que incluso un fan con el pie enyesado no puede evitar meterse al moshpit con todo y muletas apoyado por otros fanáticos. “Están cabrones de verdad, son la mera verga” continua con una notoria emoción ante la respuesta de la gente Edgardo, y con “Among The Abrupt”,Lorn Ends” y la corta pero potente “Requiem For a Soul Request” la velada metalera se mantiene a tope en el recinto.

Las cenizas se combinan con la lluvia ahora con “Ashes in the Rain”, y posterior a ello Cenotaph decide dedicar “Tenebrous Apparitions” a los más jóvenes del foro; las nuevas generaciones que están presenciando a una banda que nació mucho antes quizá que ellos. “Macabre Locust Celesta” es ejecutada y entonces la banda aprovecha para presentar a sus integrantes, empezando por el lobo de mil batallas Julio Viterbo en una de las guitarras. Pero con una enorme ovación, la máquina que es Oscar Clorio detrás de la batería es quien se lleva la noche al momento de ser introducido ¡Vaya nostalgia caray! “Navigate” enciende las catapultas humanas en la barrera y los fans salen volando uno tras otro al frente del escenario, para que luego con dos enormes clásicos como son “Severance” y “Soul Profundis” Cenotaph se despida momentáneamente de la gente.

El público pide a gritos entonces “Crying Frost”, el segundo tema del legendario disco “Epic Rites”, y Cenotaph regresa a ejecutarlo para beneplácito de la gente, dando por terminada ahora si una noche inolvidable y que quedará marcada para la historia en el metal mexicano. Antes de irse la banda promete empezar a trabajar en nuevo material, lo cual nos llena de gusto escuchar. Al salir observo que la gente que controla los accesos al foro no se mueve, y escucho comentan que ante la demanda de entradas y para todos los que se quedaron fuera, Cenotaph ha decidido dar un segundo show ahí mismo esa misma noche. De ese tamaño fue la importancia de este gran show.

Todas las fotos por Alfredo ALV

Te podría interesar...

Esta website usa cookies para mejorar tu experiencia, al entrar aceptas este hecho. Acepto Leer Más