Arsames, una banda de death metal originaria de Irán se ha visto obligada a huir de su país, luego de que fueran sentenciados a 15 años de prisión por “tocar metal satánico y estar contra el gobierno islámico del país”.

“Nuestra música trata sobre nuestra cultura pasada, historia … ¡no porque gruñamos y toquemos música pesada significa que somos satánicos!” declaró la banda.

“Fuimos arrestados en 2017 cuando estábamos en nuestro estudio durante un ensayo. Nos trasladaron a la cárcel ese día y no le dijeron a nuestra familia en donde estabamos durante una semana. Finalmente, después de casi un mes, pagamos la fianza para salir de la cárcel y nos dijeron que no podiamos trabajar o vender nuestra mercancía hasta la sentencia ¡y ni se nos ocurra hablar con los medios! Nuestra cuenta en Instagram, nuestro sitio web oficial, todo lo prohibieron y tiraron en un año, pero volvimos a Instagram y pudimos estar activos hasta hace unas semanas cuando la corte nos llamó y nos dijo que estariamos 15 años en la cárcel. Así que tuvimos que escapar de Irán…”

El gobierno de Irán, encabezado por el líder espiritual Alí Hoseiní Jamenei y el presidente Hasán Rohaní consideran al metal como “música satánica” por lo que su reproducción o interpretación en el país están tajantemente prohibidos.

LEE TAMBIÉN:  Banda iraní es acusada por "tocar música satánica", podrían pasar 15 años en prisión