Los organizadores del festival alemán Wacken Open Air están comprometidos en la lucha contra el cambio climática y han puesto su granito de arena adquiriendo un poco más de ocho hectáreas de bosque en el pueblo de Wacken para asegurar su conservación.

Además, los terrenos serán parte del festival, aunque todavía no se aclara de que manera serán utilizados, pero se asegura que será de una forma totalmente sustentable. “Con esto, matamos dos pájaros de un tiro. Ampliamos el área del festival, al mismo tiempo que aseguramos el ecosistema regional para el futuro.”

70b8cf6b60d548eca3621fa204d4e5f1Wavin20Wacken202
Wacken Open Air, uno de los festivales más grandes del mundo.

Metal por la ecología

No es la primera vez que la gente de Wacken muestra preocupación por los temas ambientales, pues en diciembre del año pasado, colaboró con el fondo mundial por la naturaleza para reforestar la selva tropical.

Además, lanzó -junto a la marca Forest Gum- unos chicles de edición especial, cuyo costo es de 2 euros por caja y cada caja vendida significa un árbol plantado. Puedes adquirirlos, aquí.

LEE TAMBIÉN:  Wacken lo hace de nuevo: Sold Out en menos de 24 horas