Lions' Law: el rey de la selva de asfalto en Ecatepec

La expectativa por ver a Lion´s Law era grande dentro del círculo skinhead-antifascista y no es para menos: Era el debut de los franceses en tierras aztecas y la fiesta se alistaba con todo en el ahora llamado foro Ecatepec, un recinto que de un tiempo para acá está pisando fuerte para convertirse en un sitio referente de conciertos de este movimiento.

Las cabezas rapadas empiezan a llenar el lugar y desde temprano el cartel fue transcurriendo con la presentación de bandas como Diedreis y los Filero, que se han convertido en un nombre constante en estos carteles y cuentan con una gran respuesta de parte del público.

Posteriormente desde Colombia Urban Noise pisó con todo el entarimado y demostró un poder increíble y que prendió a la gente desatando el slam de principio a fin con temas como “Fiel compañero”, “Somos de Bogotá” y “Una vida de lucha” y hasta un cover de la banda inglesa “Last Resort”. Finalmente y tras un lapso largo de espera Skandalo Oi! saldría al escenario y con una formación integrada por algunos miembros de la agrupación anterior bajaría un poco las revoluciones y los ánimos con su sonido mas Ska.

Para este momento el aforo es bastante nutrido y las botas y los tirantes desfilan por doquier cerveza en mano esperando a la banda estelar. Una manta negra con el logo de la agrupación es colocada debajo del barandal del escenario elevado, y los asistentes aprovechan para tomarse la foto con la insignia leonina a sus espaldas. Tras una breve prueba de sonido Lion´s Law está presente y el primer rugido de la fiera es “Our Generation”, que de inmediato pone a los skinheads a tono a brincar y desatar el lado agresivo pero de camaradería que los caracteriza. “Lafayette” y “Liar” mantienen los ánimos a tope y para “Antisocial” ya la parte de enfrente de la pista es un verdadero campo de batalla de ansiosos de adrenalina.

Uno de los mejores temas de los franceses se hace presente con “I Don´t Give a Damn”, todo un declarado de indiferencia y un dedo medio pintado en la cara contra quien se te ponga enfrente, para luego dar el viaje callejero por el viejo barrio con “City Streets”. Wattie en el micrófono hace gala al nombre de la banda pues no deja de pasearse de un lado al otro cual león enjaulado y saludando a la fanaticada en un excelente español, para después detenerse a entonar las rabiosas letras de himnos como “In Your Veins” y el golpe en la nariz que es “Knock em Out”.

Los leones hacen metamorfosis por un instante a lobos con “Walk With The Wolves” toda la manada de cabezas rapadas aúlla y enseña los colmillos mientras el slam Oi! toca uno de sus puntos más altos y aguerridos de la presentación. “Sons of Oi!” y “Watch em Die” son tocadas con gran pasión y entrega, y luego con “A Thousand Eyes” y su sonido taladrante la gente enloquece, la cerveza vuela por los aires y uno que otro skinhead ya alcoholizado es vapuleado en el slam y arrastrado a zonas más seguras por los demás camaradas.

Las luces verdes iluminan por completo el escenario dando la imagen de una jungla donde claro, el león es el rey; y entonces ocurre lo impensable: Los músicos y cantantes de todas las agrupaciones previas se hacen presentes en el escenario y dan un cierre de apoteosis antifascista interpretando primero “Canción Oi! Oi! Oi!”en total español para después por supuesto la máxima canción de unidad y fraternalidad como lo es “For My Clan” donde el combinado arriba del escenario es brutalmente proporcional a la euforia bajo la pista.

Una noche antifascista para nunca olvidar para los amantes del Oi!, donde el león si es como lo pintan: Agresivo, poderoso e imponiendo su ley. Las bandas se despiden y los skinheads se retiran del foro con un gran sabor de boca.


Curasbun: El himno del bar retumba en el salón Bolívar

Una buena noche para disfrutar de buena música Oi! fue lo que pudimos vivir con el cierre de gira de los magníficos Curasbun, quienes tras una gira que inició con un show en este mismo recinto y después dar otro en Toluca, decidieron regresar de nuevo al Salón Bolívar para cerrar su gira “Aunque les duela”.

De todas las bandas anunciadas como soporte en el cartel, el discurso antifascista comenzó con la presentación de Old School Crew, una banda naciente que con apenas 4 presentaciones en su haber en este proyecto se plantaron en el foro dando un espectáculo fuera de lo común con un vocalista disfrazado de un macabro payaso, que nos lleva de la mano a un setlist lleno de ritmos street punk, ska y hasta urbano, pero todo con el mismo mensaje pues como lo manifiesta la banda “El skinhead es una ideología, no importa el ritmo puede ser ska, reggeae o cualquier otro”. Su sonido es potente y callejero; el hecho de que de repente el vocal pase de un payaso infernal a un demonio con todo y cuernos puestos durante el show, le da un refresco y originalidad en comparación a lo que normalmente uno aprecia.

Somo pocas las personas en el lugar de este evento, - cada vez hay más oferta de eventos por toda la ciudad lo cual supera la demanda y hay poca gente en todos los frentes- pero eso no le importa a Curasbun quienes se ganan el respeto absoluto de todos pues desde la apertura con “Alcohol, Oi!, Violencia” se entregan de una manera tan agresiva y profesional que parece estuvieran al frente de un foro repleto. “Mal chicos” e “Inmortales” son las siguientes en ser tocadas, mientras la imponente figura llena de tatuajes de Fernando Magno canta con rabia esos temas que hablan de camaradería, bares y puños.

“1 de abril” y “El tributo a la mierda” aceleran aún más las pulsaciones y el sonido del Street punk que retumba con todo en el Bolivar, para que después el discurso contra “Esa guerra dispareja donde unos pelean con piedras y otros con armas” sea cantado en la poderosa “Palestina”; luego retomamos aquellas historias de bares y fraternidad skinhead con “La canción skinhead”. “Mi puta vida” suena y unos fans agitan sus cabezas pegadas a la barrera mientras otros degustan sus cervezas en enormes vasos blancos que levantan acompañando a los chilenos al compás.

“Policia, policía, policía, policía” grita Curasbun para empezar con uno de sus grandes clásicos, y en cada vez que la banda lo repite la gente lo acompaña con un vomitivo grito que remata el pegajoso pero demencial coro. “Escudo Boys” seguida por la oda a la deliciosa “Cerveza” mantienen el poder de la presentación; la banda es impresionante en el escenario. “Colones” que es una de sus más famosas colaboraciones en estudio junto con “Skingirl”: la historia de la chica más ruda del lugar, llenan de potencia la noche y hacen que quienes estamos ahí desgarremos las gargantas en cada canción.

El setlist sigue su curso y ahora “Aunque les duela” es ejecutada. La noche de Oi! poco a poco va llegando a su fin, sin embargo, un sonido de marcha marcial acompañado por aplausos muy bien coordinados anuncia “El himno del bar”: una canción que parece hecha para cantarse a todo pulmón por las calles de camino o saliendo de una buena borrachera con los camaradas, y el grito de “Glory, glory, Aleluya” se manifiesta con toda la vehemencia que amerita.

Ha llegado el momento de despedirse, a lo cual Curasbun lo hace de una manera atroz y brutal con la inigualable “Cabezas rapadas” donde los fans hacen el slam mas aguerrido de la noche y todo termina en una locura desatada de riffs y cantos, acompañada de Fernando lanzando playeras de la gira a destajo a la pista para dar por terminado el show de los chilenos. ¡Un final de oro puro!

La banda se despide finalmente, feliz porque su mensaje ha sido escuchado y porque no importa si es uno o son mil: Curasbun y el Oi! siguen pisando fuerte y ganando adeptos por doquier ante tan aplastantes presentaciones.


Yo ho Mexicou!!! Alestorm en el Sala Corona

Los piratas británicos de Alestorm tomaron por asalto el pasado  25 de Noviembre el recinto del Sala Corona, en la colonia Roma bajo la excelente conducción Chamuco Prods.

La cita empezó puntual con las 20 hrs con la presentación de Morguth y posteriormente a las 8:30 los mexiquenses de Pagan para calentar la proa para la presentación de los bucaneros escoceses.

Minutos antes de las 9:30 pm la muchedumbre se emociona con la puesta en el escenario de un pato gigante de hule, que anunciaba que el show estaba a punto de comenzar.

Las luces se apagan y entra un intro de una cancion tipo de pelicula del viejo oeste, cuando segundos estos piratas entran uno a uno, para que el vocalista Christopher Bowes pidiese las manos de los asistentes y empezar los acordes de Keelhauled e iniciar la locura, el slam y el brinco desde el primer segundo de este show.

"Buenas noches México, nosotros somos Alestorm" aclama Bowes y se deja escuchar el tema homólogo de la agrupación.

"Estamos para la fiesta, están preparados para 90 minutos de canciones piratas", para que el melodioso Magnetic North se escuchara e hiciera a brincar prácticamente a toda la multitud.

La siguiente canción "Mexico" la más coreada con el famoso "yo ho Mexicou"  para continuar con "That Famous Ol' Spiced"  para tornarse un el slam un poco más folk con "The Sunk'n Norwegian".

Y así en todo momento el concierto se mantuvo a tope con canciones como "No Grave But The Sea" y "Nancy the Tavern Wench"  y "1741 (The Battle of Cartagena)", gracias al sonido que se mantuvo limpio, fuerte y claro durante todo el show.

"¿Alguien de aquí es Alemán?.... tu no eres alemán... tu tampoco eres alemán creo que no hay nadie de alemania pero esto se llama Bar ünd Imbiss" con esto inició esta canción de título germano.

El concierto se aproximaba a puerto destino con "Captain Morgan's Revenge" y "Shipwrecked". El encore empezó con "Drink" que es probablemente su tema más popular; "Wenches & Mead" para rematar con "Fucked with an Anchor". 

 


Epicardiectomy en Salón Bolívar CDMX: Vísceras y Brutalidad

El Salón Bolívar recibió la descarga de brutal death metal de Epicardiectomy, banda proveniente de la república checa que vino a nuestro país por primera vez para vomitar toda su bestialidad en un evento solo para verdaderos amantes del metal extremo.

El desfile de bandas locales previo a Epicardiectomy estuvo compuesto por buenas agrupaciones no solo de la capital sino de lugares como la petrolera Ciudad del Carmen, Campeche; y destacando la actuación de Semen quienes son ya todos unos consagrados y que ponen a hacer slam a los ahí reunidos con su grind y metal inmisericorde.

El aforo no es el esperado al principio demostrando que la gente pide por internet un montón de bandas underground y fuera de lo mismo, pero cuando se las traen no van. Ya para el arribo de los checos el cual se da cercano a la medianoche, la audiencia está más nutrida y tras un breve intro se desata el sonido machacante de Epicardiectomy con “Abominations of Necrophiliac Atonement". De golpe y literal nos llega la invitación a revolcarnos en la mierda con “Fornicating In Pulverized Feces” mientras Andrew Benc brinca y agita la cabeza de un lado a otro.

El audio es exquisito y poderoso haciendo que el ruido suene bestial y atascado pero limpio, por más contradictorio que parezca. “Esta canción habla sobre devorar a otra persona, queremos verlos con todo” pide Andrew al micrófono antes de ejecutar “Gluttonous Cannibalistic Ferocity”, seguida de “Masticate the Skinned”.Entonces se abre la invitación a hacer un “Wall of death” por parte de la banda, la cual es aceptada por quienes estamos en la pista para la masacre desatada por “Horrendous Festering Transmutations” en medio de puñetazos, brincos y bailes característicos del grind, mientras arriba las vocales de Andrew hacen recordar marranos chillando en un rastro mientras son desollados.

La palabra Epicardiectomy en español se refiere al proceso quirúrgico de retirar el tejido alrededor del corazón, lo cual los checos logran no con finura médica sino arrancándole de tajo con la brutalidad de las notas de “Gorging On Fetal Innards” y “Deranged Self-Mutilating Emasculation”. Antes de anunciar que se retiraran del escenario, no si antes vomitar un último tema: “Gobbling The Erupted Intestinal Mash”; con una lluvia de jugos gástricos mezclada con slam que se roba los aplausos de los presentes mientras el exótico peinado de Milan Moškon se agita de un lado a otro en cada aporreo de la batería.

Pidiendo a gritos otra canción más, los fans consiguen que Epicardiectomy regrese al escenario. “Quiero me den todo lo que tienen porque esta de verdad es la última oportunidad” sentencia Andrew, mientras que del otro lado Serge Gordeev guitarra en brazo hace girar su dedo en círculos pidiendo se desate el moshpit. El tema elegido para cerrar es una oda a la coprofilia con “Feculent Colostomy” donde los fans se dejan todo para disfrutar la despedida de la banda al ritmo del bajo de Stan Pozharnitsky que retumba como vísceras inquietas a punto de estallar dentro del cuerpo. La noche termina y la banda se queda a convivir con sus fans que embarrados de sangre, tripas y excremento lanzados a través de los grotescos y brutales acordes de su grupo favorito, no desaprovechan la oportunidad de tomarse la foto con sus ídolos.


OBITUARY tocará en la Ciudad de México en Diciembre

La banda de death metal estadounidense, formada en 1984, Obiatury regresa a nuestro país el próximo 3 de diciembre en el foro Indie Rocks en la Roma, como parte de su gira latinoamericana 2017 presentando su álbum homónimo.

Los boletos están disponibles en el las taquillas del foro (Zacatecas 39. Col. Roma) y en el sistema TicketMaster

Precio especial $550.00 hasta el 30 de Noviembre. Precio final $600.00 del 1ero de Diciembre al día del show.
 


thumbnail FB IMG 1569429738901 uai

Una noche frenopática con los Paralitikos en Foro Bizarro

Noviembre es en México un mes de muertos, calaveras y el más allá; y que mejor que esas fechas para recibir la visita de Los Paralitikos desde España, quienes regresaron a nuestro país promocionando su más reciente disco "Predestinados" y trajeron de regreso su after punk lleno de historias macabras y dementes.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es FB_IMG_1569429777567.jpg

La noche se abría con el punk de Los Gatos Samurai quienes congregaron a los asistentes que ya estaban en el lugar y fueron muy aplaudidos por su entrega. Posteriormente una banda consagrada en el punk/surf/rockabilly como lo es Los Desenchufados hizo notar que su música tiene una vibra mágica que genera slam y euforia no importa se presenten ante miles de personas en el extranjero o ante unos cuantos en Foro Bizarro. Finalmente Endemoniada puso los ánimos densos con su rock alternativo y su sonido más experimental; dejando todo listo para que la banda estelar hiciera su arribo.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es thumbnail_FB_IMG_1569429764667.jpg

Los Paralitikos suben al escenario y el dueto decide arrancar la noche haciendo sonar el motor de "La Motosierra" pero resulta que está descompuesta. En realidad lo descompuesto fue el audio que hizo que la banda tuviera que cortar el tema para permitir se arreglara el desperfecto lo cual hay que decirlo nunca ocurrió del todo dejando prácticamente todo el show con un sonido muy deficiente. Con el audio a medias Ricarditiko Manostijeras y Elizia Morticia deciden continuar el programa con la canción homónima a la banda para después continuar el hechizo nocturno con el relato de "La Bella Durmiente" y después invitar a la gente a demostrar que son mejor que todos y mejor que nadie al ritmo de "La Resistencia".

Temas nuevos y viejos se intercalan en el setlist como "Cenizas" y disparos certeros de after punk con "Dos Balas" y "La Ruleta Rusa", que dejan oliendo a pólvora de buena música el foro. Ricarditiko parece algo incomodo con el sonido y su rostro lo denota, teniendo poca interacción con la gente y dedicándose más a cantar y hacer sonar los acordes de su guitarra para ahora sí, hacer vibrar las oxidadas hojas de "La Motosierra" para beneplácito del público, y luego invocar a los cadáveres llenos de parásitos al ritmo de "Los Gusanos".

"Este tema es un resumen de los años 80s" explica Ricarditiko antes de tocar "Nada que perder". Del otro lado del escenario la bella Elizia con su muy blanca piel sonríe detrás de los teclados, y su muy esbelta figura se mueve cadenciosamente al ritmo de las tonadas oscuras de "La Sangre", "Christine" y "Lejos del Redil". El escenario y su fondo con ondas negras y blancas son el cuadro perfecto para que la madrugada avance cada vez más con temas como "Se murió por el camino", "El Reloj de la Muerte", y los muertos vivientes se levantan listos para comer cerebros a la hora de los "Zombis".

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es thumbnail_FB_IMG_1569429749913.jpg

Uno de los mejores momentos de la noche se da entonces al sonar "Roma no paga traidores" y por fin el show detona con un gran ánimo que agita el slam entre los asistentes, ya con un audio mucho mejor que al principio. "No puedo evitarlo" continua la dosis de after punk en el bizarro y entonces el que para mí es el punto pico de la noche se da cuando somos transportados a un manicomio a vivir en carne propia un "Amor Frenopátiko", canción que pone a todo el foro a cantar con locura demencial. "Mil cadáveres" es la elegida para cerrar la noche con su tono veloz y lleno de terror.

Los Paralitikos parecen retirarse, pero deciden de última hora cerrar la noche con un tema más. La gente pide con todo "Diva Perdida" pero los españoles tienen otros planes y dan el cerrojazo a la noche con la blasfema "Mierda de Creación". Las criaturas de la noche se retiran ya casi avanzadas las 2 am, la hora de los malditos y las letras muertas y el show concluye con el relevo de los DJs para quienes buscan quedarse a exprimir aún más la luna.


Rabia Sorda: Animales Salvajes desquician Bajo Circuito MX

Sin duda que DEAF producciones apostó en grande con el concierto del pasado 21 de Octubre en el Bajo Circuito en la ciudad de México, con talento nacional e internacional que para muchos que asistieron a este evento dejaron con un buen sabor de boca. Y supuesto que la expectativa alta con Rabia Sorda, proyecto alterno de Erk Aicrag vocalista de la banda mexicana de Hocico, casi 10 años de su última presentación en su tierra natal.

Los industriales de Oxomaxoma hicieron su aparición en punto de la 9:45 para iniciar la velada con una inyección de 100% música industrial de manufactura auténtica y de consigna muy al estilo de Einstürzende Neubauten haciendo un repaso a su trayectoria, siendo reconocidos en el público con el tema "Ojos de Fuego" y llegando a ser un tributo a las víctimas de los terremotos de septiembre, con el puño en alto, con la canción llamada "Violentia".

Y de un industrial pesado siguió el turno de los gringos de Goth Brooks. A esta banda definitivamente no podemos encasillar en un género convencional: Un Vaquero, un Black Metalero y un HipHopero se unieron para crear este peculiar grupo que lleva a la praxis algo que no se veía posible: juntar el country con guturales, o el Industrial con tintes de Hip Hop ¡lograndolo de mejor manera!

Evidentemente es un proyecto que no busca formalidades; más bien el ánimo de hacer reír al público con temas divertidos como "Motherfuckers from hell", "Dressed in black" ó "Freak Out"  o covers como "Amadeus" de Falco haciendo alusión que es "música electrónica pesada alemana".

Finalmente los esperados de la noche salieron minutos antes de la medianoche con "Animales Salvajes", el tema homónimo del tour se empieza a escuchar en la bocinas del recinto. Salen a escena Marcus Engel en la guitarra y Maxx en la percusiones; es entonces donde la rabia empieza a brotar con la presencia de Erk Aicrag y arrancar la presentación con el tema "King Of The Wasteland" enseguida de "Radio Paranoia" donde los asistentes inician los brincos con furor al ritmo del tema desde el primer momento.

Una gran ovación se llevó los primeros acordes de "Obey Me! (Promises of Monsters)" aunque una canción lenta tiene la suficiente cadencia para hacer mover la cabeza ante tal tema, para irnos al tema "What U Get Is What U See" y "Save Me From My Curse" que vinieran del primer disco de este proyecto: Métodos del Caos

Con "Deaf" el slam se desató ante tal ritmo que hace los más cuerdos sean rabiosos por al menos este tema, para continuar con "Out Of Control".  Con "Eye M the Blacksheep" sigue la energía pero de una forma más reservada a los temas previos y tomar un respiro para brincar alocadamente con "We’re Here to Win".

El concierto toma su vereda final con el tema que llegó a primer lugar durante algunas semanas en el top del Deutsche Alternative Charts: "Hotel Suicide".

Finalizando el concierto regular con "Walking on Nails". Por supuesto, hubo un encore aclamado por el público conformado por los temas: "Turbulence" y "Killing Words".

Una velada excelente y se agradece que se hagan estos esfuerzos ya que por supuesto Rabia Sorda entregó toda la energía a su público de inicio a fin del concierto.


A PERFECT CIRCLE: Escucha su nuevo single, ‘The Doomed’

Marcando el inicio de su gira norteamericana del 2017, A Perfect Circle ha lanzado su nuevo single, ‘The Doomed’, el cual marca un nuevo acercamiento al sonido de la banda y la cuenta regresiva al lanzamiento del nuevo álbum de la banda, el primero desde ‘eMotive’ de 2004.
 
https://youtube.com/watch?feature=youtu.be&v=P6kd0FQhd5k
 
Además de esta, A Perfect Circle ha tocado 2 canciones nuevas más en su gira actual, ‘Feathers’ y ‘Hourglass’, cuyas versiones de estudio se espera sean incluidas en el nuevo disco. 

Billy Howerdel, Maynard James Keenan, James Iha, Matt McJunkins y Jeff Friedl estarán de gira por los Estados Unidos, Canadá y por primera vez, México, el próximo 28 de Octubre en la tercera versión del Knotfest México.  


FIVE FINGER DEATH PUNCH deja de lado diferencias con disquera y prepara nuevo álbum

La banda norteamericana Five Finger Death Punch ha anunciado que ha llegado a un acuerdo con su disquera, Prospect Park y su manager Jeff Kwatinetz para dejar de lado sus diferencias y lanzar un nuevo álbum en la primera del 2018, así como un recopiltario en Diciembre de este año, el cual incluirá un par de temas nuevos. 

La disputa legal comenzó en Abril del 2016, cuando la disquera demandó a la banda en una corte de Los Ángeles, por supuestamente romper una cláusula de su contrato, la cual estipula que no podían entrar en el estudio de grabación al menos nueve meses después del lanzamiento de su último disco ‘Got Your Six’ de 2015. Prospect Park alegó que esto no era más que un intento de la banda por sacar más dinero antes de “la estrepitosa caída de uno de sus compañeros”, refiriéndose al cantante Ivan Moody, quien meses después tuvo que dejar la banda temporalmente por su problema con el abuso de sustancias. 

La banda estará de gira los próximos meses en Rusia y varias ciudades de Europa, Ya con Moody restablecido de su adiccion, por ahora.
 
https://youtube.com/watch?v=o_l4Ab5FRwM


Off Limites 2017: la nación Hardcore está de pie

En una ciudad que todavía se recupera del golpe que el terremoto causó, la nación hardcore sacó la cara y demostró que el público está listo para recuperarse y buscar regresar a la normalidad, pero también para no olvidar y seguir apoyando ya que a partir de la fecha del sismo y hasta el evento un porcentaje del boleto fue destinado a ayuda humanitaria. Esta vez el sitio elegido para la segunda edición del festival más importante de escena hardcore en nuestro país fue el Salón Sociales Romo, un sitio donde por un día las cumbias y la salsa se quedaron fuera para dar paso a los sonidos callejeros del punk y el core.

Desde temprano algunos fans ya se daban cita, seguramente con el desayuno aun digiriéndose dieron la oportunidad a bandas como Propia Actitud o Senda de Honor; o los mismísimos regios de Hellmaiztroz que en conjunto dieron muestra de que la semilla del hardcore en México es fuerte y de constante crecimiento. Pero el Off Limits no es solo hardcore sino que también tiene un hueco a lo largo de toda su duración para el punk, con propuestas alegres y pegajosas como Veritas o Gula, una banda que ya es conocida dentro de la escena punk y que ha abierto ya de hecho shows del genero de leyendas como 2 minutos.

El momento de dar paso a la avanzada extranjera había llegado con Providence. Los franceses fueron los primeros en conseguir el slam se abriera ya más de manera formal, sus sonidos a veces emparentados con bandas como D.R.I. y otras del estilo Biohazard fueron muy bien recibidas. Los italianos Slander y los norteamericanos Down to Nothing seguían poniendo el sazón hardcorero al evento, mientras que Young And In The Way y su pinta de machos mamarrachos se encargaron del toque metalero con un death/thrash/speed de adrenalina con todo y cover a Judas Priest incluido. La gente iba y venía del escenario a los baños o por una cerveza por el insufrible y estrecho pasillo que conectaba las secciones hasta esta primera etapa del festival, ya que en lo que venía las cosas cambiarían cuando los pesos pesados empezaban a dejarse venir.

Death By Stereo desde california es la primera banda que congrega de manera más formal el interés de todos los presentes. Pese a no contar por imprevistos con Efrem Sculz en las vocales la alternancia de cantantes logró que su presentación fuera todo un éxito eso sí: con el icónico bigotazo de Dan "The Mustache" Palmer moviéndose de un lado al otro mientras desgarraba su guitarra. Llegaría el turno del sonido 100% hardcore de Sworn Enemy donde la pista se llenó de amantes del ritmo extremo que lanzaron puñetazos y patadas al aire a grandes velocidades en ese característico bailar que siempre ha inmortalizado al género.

walls of jericho

Aquí hay que hacer punto y aparte porque lo que siguió después fue simplemente apoteósico: La verdad es que la presentación de Walls Of Jericho se robó la noche e incluso dejó opaca a la actuación de varias bandas posteriores. Desde el inicio con “Relentless” y hasta el final con “The American Dream” y “Revival Never Goes Out of Style” el demonio hecho mujer que es Candace Kucsulain no dio respiro: La originaria de Michigan no se cansa ni un instante, con una pinta hipnotizante con su bello pero agresivo rostro y unos bíceps que todos los presentes envidian; pero sobretodo con una energía al cantar sin dejar de brincar que te deja boquiabierto. Se subió a la barrera a cantar encima de la gente cuantas veces quiso y fue en su actuación en la que el circle pit más grande de fans corriendo en círculo por todo el recinto se generó.

Judge era otra de las bandas más esperadas del festival porque su accidentada carrera de ir y venir te hace saber que si no los veías ahora tal vez no los vuelves a ver. Habían muchos fans que de verdad se notaba iban por ellos y que se sabían cada canción y brincaban o salían volando en las catapultas humanas. Y después del hardcore vendría la dosis de punk del agresivo y no pedazos con Good Riddance. Este fue sin duda otro pico alto del evento porque aquí nada de bailes, nada de bracear al aire ni tampoco brincos vistosos y exagerados: Aquí el slam al ritmo de temas como “Disputatio” o “Heresy, Hypocrisy, And Revenge” fue del tipo punk de la vieja escuela tipo G.B.H. con los fans corriendo y empujándose con rabia por toda la pista al grado de ir a chocar contra los pilares que sostienen el techo del foro. “A Credit to His Gender” –con todo y palomazo travieso de Candence Kucsulain- , “Salt” y claro “Libertine” fueron otros temas que el rubio Russ Rankin nos regaló antes de partir entre sudor y aplausos.

Good Ridance

Llegaría el turno de Integrity, una banda soportada por el eterno Dwid Hellion como único miembro fundador y que ha sufrido una infinidad de cambios de alineación a lo largo del tiempo. Quizá fue el cansancio de los huracanes anteriores sumado a la expectativa por ya ver a los headliners, pero lo cierto es que aquí la adrenalina si bien no se apagó si sufrió un notorio bajón en el ambiente aunque aun así muchos disfrutaban al ritmo de temas como “Hollow”, “Psycologhical Warfare” o “To Die For”, y muchas canciones más sobre sucesos paranormales y ocultismo. Es la hora de la fiesta final y la gente lo sabe. Aunque algunas personas se retiran esperando alcanzar transporte público la gran mayoría se queda a ver a la banda estelar.

Death by stereo

Suicidal Tendencies paliacate en cabeza abre con su ya característico tema “You Can´t Biring Me Down” que tienes que ser de petróleo en las venas para que no te haga vibrar: su ritmo es una invitación a la fiesta y al desenfreno que no cesan  y de inmediato se enganchan a canciones como “War Inside My Head”, “Clap Like Ozzy” y “Send Me Your Money”. Mike Muir, el titán de mil batallas es una leyenda sobre la tarima y la gente le aplaude todo lo que hace. El slam no se aminora debido a canciones como “Freedumb”, ”Cyco Vision” o “I Saw Your Mommy”.

Mención aparte para Dave Lombardo: De entrada si no conoces este nombre déjame de leer porque he perdido mi tiempo y necesitas unas buenas clases de historia del rock. El monstruo detrás de la batería es un espectáculo por si solo e impone respeto en cada golpe que da. “How Will I Laugh Tomorrow”, “Trip at the Brain” y “Pledge Your Allegiance” son las canciones que prácticamente dan por terminada la noche, antes del esperado cierre con “Living For Life” donde quienes quedan dan el último suspiro antes de retirarse  satisfechos.

El Off Limits en su edición 2017 nos deja 2 lecciones al tiempo: En tiempo presente que la gente al menos en CDMX está lista y deseosa de que la música y los conciertos sean punto de fuga para estos tiempos difíciles.

Podemos presumir que contamos con un festival de hardcore que promete longevidad con un cartel siempre sorprendente y vasto.

Fotos por: Neltia Gallegos y Antonio Arizti