Samael: Como saltar de estilos sin fracasar en el intento

por Alberto De la Vara

Los finales de los 90’s fue un momento extraño para el metal en general, se daba un estancamiento en los sonidos que predominaron en la primera parte de la década y finales de la anterior, muchas de las banda que buscaban consolidación dentro de cada uno de sus géneros de origen, estaban creando fusiones y nuevos ritmos, por ello algo que se llamó «nu metal» nació por aquellos años.

Pero no todo fue nü-metal, tal como es el ejemplo de los suizos de Samael, que nacieron como una banda 100% black metalera alrededor de 1991, y que fue reconocida hasta su tercer álbum de 1994 «Ceremony Of Opposites», y fue en este albúm fue el que separó a la banda de los cánones estrictos del black metal convencional, metiendo arreglos en ciertas canciones de tintes electrónicos, dando para ese entonces una frescura que les dio éxito y consolidación.

El gran salto de la evolución de Samael a algo mucho más electrónico y alejarse del black metal de forma consciente fue con su siguiente disco de 1996, PASSAGE, en el cual hasta la portada salía de los orígenes de la banda, -ya no más satanismo, ni pentagramas – si no metiéndose en un rollo mucho más cósmicos – la luna en portada y rolas como jupiterian vibe, moonskin-, que si bien pudiéramos considerar aún black metal, el sonido es totalmente fresco gracias a la incorporación de elementos electrónicos y esto definió el curso de la banda para el futuro.

La evolución continuó con el quinto disco «Eternal» con un sonido decididamente más electrónico. Estilísticamente es una mezcla de black metal y metal industrial, con un sonido más cercano a Ministry o Rammstein, aunque sin abandonar del todo sus orígenes blackmetaleros. Se refina el trabajo vocal, dejando el 100% de guturales, así como líricamente, abandona definitivamente el satanismo de discos anteriores, con canciones que hablan sobre luminosidad y trascendencia espiritual; también crea canciones con un contenido relativamente romántico. Es donde ellos se consolidan y encuentran un nicho donde pueden crear un sonido auténtico que les sienta bien.

Reign of Light de 2004, Samael ahora convertida en una banda 100% de metal industrial da otra una vuelta a tuerca del sonido, incorporando no solo lo aprendido de la transición del black-industrial si no incorporando ritmos propios del medio oriente, saliendo una vez más de la premisa de lo que pudiera ser lo cómodo del industrial convencional.

Con Solar Soul de 2007 llega el apogeo para el sonido de Samael, para darnos odas como «Slavocracy» – y ahora sí, con una trayectoria propia y consolidada – se pueden dar el lujo de regresar a sus orígenes con el disco Above de 2009, un disco que se encuadra al 100% dentro del blackmetal, recordando mucho a sus primeros materiales «Worship Hom» y «Blood Ritual«

En la última década Samael ha trabajado puliendo su sonido descubierto en sus anteriores materiales, lanzando dos álbumes que lo demuestran: Lux Mundi de 2011 y su último de larga duración Hegemony de 2017

Definitivamente Samael es un ejemplo que la versatilidad y la lucha constante de buscar nuevos y propios sonidos hace que una banda sea auténtica y mejor aún….. perdure por más de 25 años.

Samael celebrará estos 25 años de Ceremony Of Opposites el próximo 17 de Octubre en el SALA de la CDMX

Te podría interesar...

Esta website usa cookies para mejorar tu experiencia, al entrar aceptas este hecho. Acepto Leer Más