Obscenidad y depravación checas con Jig-Ai en el salón Bolivar

Obscenidad y depravación checas con Jig-Ai en el salón Bolivar

En un sábado lleno de eventos de gran convocatoria de todo tipo como el festival vive latino, la convención de comics de «La Mole», el clásico de clásicos del futbol nacional y hasta shows de bandas de gran arrastre como Lacrimosa; hubo también un espacio para rendir culto a la perversión, la suciedad y la pornografía con la visita de los maestros de Jig-Ai desde la República Checa a nuestro país.

El salón Bolívar es el recinto al que los amantes de las fílias se dan cita para disfrutar de un cartel de lujo inaugurado por Gonorrea, quienes con sus máscaras de luchador y los movimientos pélvicos de su cantante ponen la fiesta malsana con mucho poder. Pero quienes se robarían la noche posteriormente serían sin duda Porno Infantil quienes gracias al carisma de su cantante/guitarrista que no deja de hacer chistes y parodias, y a la elocuencia de temas como «Me Autosiucidé Con Mi Propia Mano», «Batman Vs. Sub-zero» etc., se roban aplausos y carcajadas de todos. El slam se hace presente también con la actuación de Paracoccidioidomicosisproctitissarcomucosis desde San Juan del Rio, Querétaro, quienes son célebremente famosos por su largo nombre y recientemente por el video viralizado de «Asistan o mueran» ; pero también por ser una de las bandas de culto de la escena del metal underground. Finalmente llegaría el momento de escuchar a la última banda nacional Oxidazed Razor, quienes serían los encargados de dejar todo listo para el arribo de la banda estelar, con una propuesta más visceral y agresiva que choca un poco con lo desenfadado de las otras bandas y baja un poco los ánimos.

Jig-Ai entonces sube al escenario con una imagen que contrasta sobremanera con la de sus fans: mientras que abajo todo es playeras negras con imágenes de sangre y demonios, los checos traen una facha de playeras blancas sencillas y bermudas coloridas que parece más van a un día de playa que a dar un show de metal. Pero su brutalidad es independiente a su pinta porque desde el inicio con «March Of The Jig-Ai» e «Ikebana Body Parts», ambas de su último álbum «Rising Sun Carnage», dejan visto que agresividad es lo que les sobra. Despojado ya de su playera, Brain se desgarra la voz y gesticula exageradamente yendo a la parte frontal del escenario mientras ejecuta temas como «Kamikaze Suicide», «Hard Cock Cafe», y para los más sedientos una taza de coágulos con «Mestrual Tea Relax»; para luego azotar de arriba a abajo el cuello y la espalda haciendo chillar sus cuerdas al ritmo de «Katana Orgy», «Retching By Penis» y «Shu-Lin». 

«Human Tofu» y «Rising Surf Carnage» continúan la velada, y luego la banda dedica «Natural Tits Mafia» a un par de fanáticas que estuvieron con ellos en camerinos. Mientras tanto en la pista los bailes característicos del pornogore y los empujones no cesan, y aunque la entrada al evento no fue tan numerosa sin duda si fue muy animada y con ganas de bailar y guturar temas como «Fresh Manga Flesh», «Vogelgrippe-N» y «Adventure On The Boat». Las referencias a la cultura japonesa que tanto le gustan a Jig-Ai continúan (de hecho el nombre de la banda es una forma de suicidio del país del sol naciente) al ritmo de «Geishas Sucks European Cocks» y «Sumo Sex Instructor». Acercándonos ya a la 1 AM, Jig-Ai  se despide violando nuestros oídos con «Anaal Forsage», pero ante la solicitud de la gente de un tema más deciden cerrar la velada de pornogore con «Libido Deluxe»  para ahora si agradecer a todos la asistencia y retirarse.

 

 

PODRÍA INTERESARTE

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta website usa cookies para mejorar tu experiencia, al entrar aceptas este hecho. Acepto Leer Más