‘No hago música para entretener a nadie, lo hago por satisfacción personal’ Zack Slaughter, Skull Fist

por Jorge Figueroa Tapia

Skull Fist es una de las bandas de mayor proyección en la escena de la nueva ola del heavy metal tradicional y regresan a México presentando su más reciente trabajo “The Way Of The Road”. Previo a ello, pudimos platicar con el cantante y compositor de la banda, Zack Slaughter, quien nos compartió un poco sobre los sentimientos que inspiraron este nuevo trabajo.

Sabemos que vienen a presentar «The Way Of The Road» en nuestro país, ¿puedes contarnos un poco sobre el proceso de creación de este nuevo álbum?

Fue rápido, una semana en el estudio para grabar la música. Las voces sin embargo no fueron rápidas y me llevó más de un mes terminarlas: la voz no era muy fuerte en ese momento. Fue el mismo proceso de siempre; sin embargo, yo estaba enojado, muy enojado con todo. A pesar de ello tengo que decir que es sorprendente ver como el rencor puede funcionar como un gran motivador. Muchas de las canciones fueron escritas en tiempos de mierda, por eso el álbum es tan simple y tonto, por eso es tan suave. Tal vez si a la gente realmente le importaran más las letras disfrutarían de la falta de velocidad, aunque claro no soy un Bob Dylan ni nada por el estilo. Tal vez entonces sea culpa mía no lo entiendan.

Skull Fist eligió como portada de este álbum una imagen casual, el tipo de fotos que usarían las bandas de cochera y sin presupuesto. ¿Cuál es la razón de esta elección?

Exactamente esa razón Se trata de la música. Que se joda el arte de la portada, que se joda el tener que estar cumpliendo y haciendo lo mismo una y otra vez: ¿Por qué habría de hacer eso? No hago música para entretener a nadie, lo hago por satisfacción personal. Así que estoy seguro de que el cuarto álbum también será diferente. La razón del porqué si alguien quiere conocerla está escrita en las canciones.

Muchos fanáticos consideran que para este disco la velocidad fue dejada de lado para dar paso a más ritmos melódicos. ¿Qué piensas al respecto?

Si, es verdad. No quiero hacer el mismo álbum una y otra vez, al demonio con eso. No estoy tratando de hacer un registro de sonido diferente, solo estoy escribiendo canciones. Estaba en un estado de enojo y hartazgo en ese momento, así que muchas de las cosas salieron muy suaves. Así es como funciona la vida. Ying y yang ni más ni menos.

A Skull Fist la suelen ubicar como una banda que forma parte de una nueva ola que busca recuperar y llenar con nueva sangre con el heavy metal tradicional. ¿Compartes ese sentimiento?

No, no me importa este resurgimiento de lo que sea que se esté tratando de recuperar. Solo quiero seguir viviendo en el monte, haciendo música y ocasionalmente visitando la jungla de concreto. Pero entiendo porque somos agrupados allí, tal vez este nuevo álbum sea un poco menos obvio, pero el primero si estuvo muy influenciado por ese estilo. Les deseo a todos lo mejor, por supuesto; simplemente no tengo ningún sentimiento apasionado por hacer que el heavy metal sea popular o algo así.

Sabemos que has venido a México antes y te ha ido muy bien, con muchas fiestas y todo. ¿Tienes alguna anécdota curiosa sobre esos tours que quieras compartir con nosotros?

-Risas- no. Intento olvidar la mayor parte de esas cosas ahora. Hice mucha locura y muchas cosas tontas. Algo de eso fue divertido en ese momento, pero tengo 32 años y tengo muchas lesiones producto de mi síndrome de rumiación. Ese estilo de vida crea una mierda de equipaje mental y solo quiero sentirme bien y con suerte, motivar a algunas personas en el camino para que «hagan su propio camino».

Skull Fist da la pinta de que son verdaderas estrellas de rock detrás de escena. ¿Son intensas las fiestas tras bastidores?

No para mí, no ya no. Estoy seguro de que las fiestas todavía están en su apogeo, y sé que el maníaco dentro de mí las extraña; pero ya fue suficiente. Las estrellas del rock crean ego y caos; y el caos toma tu vida. Hasta que un día te hayas tirado en tu sofá viendo como tu casa colapsa.

Skull Fist en vivo es pura energía y no dejas de saltar en el escenario. Incluso tienes la tradición de que en los solos de guitarra a veces los músicos se suben a los hombros del otro. ¿Alguna vez se ha salido de control esto durante la actuación y han salido lastimados en estos actos?

Sí, Jonny se cayó de mis hombros algunas veces. Me gustaría hacer una torre de 3 personas algún día, sé que definitivamente les va a doler si se caen; pero estoy seguro de que yo estaré bien ya que estoy siempre en la parte inferior –risas-. Aunque se han caído nunca ha sido nada serio. Nunca hay lesiones reales, solo pequeñas cosas.

Recordamos la colaboración en vivo con Jerry (cantante de la banda mexicana Voltax) en el micrófono durante su última visita en el Foro Cosa Nostra. ¿Han mantenido algún tipo de contacto desde entonces?

Jerry es una persona hermosa y tengo mucho amor por él. Desearía poder robarle algo de su poder mental, o pedirlo prestado, al menos. Un ciudadano destacado del cosmos, es lo que es. Hablamos cuando podemos hablar.

Finalmente: ¿Hay un mensaje para tus fanáticos aquí en México antes del show?

No creo que sea exactamente sobre la música, ni tampoco sobre el heavy metal. La música es solo una expresión de cómo vemos el mundo entero o algo así. Skull Fist es para los chicos y chicas que luchan, y también para los que siguen cayendo. Este lugar es un caos, pero no importa: solo sigue subiendo. Yo lo hago y tú también puedes, y te ayudaré tanto como pueda.

PODRÍA INTERESARTE

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta website usa cookies para mejorar tu experiencia, al entrar aceptas este hecho. Acepto Leer Más