Suena a chiste, pero es anécdota. En una historia bastante graciosa, un fan de los recién reformados Rage Against The Machine de nombre Scott Castañeda decidió utilizar su cuenta de Twitter para reclamar a la banda sobre su decisión de expresar sus posturas políticas a través de la música.

“Solía ser su fan hasta que decidieron externar sus posturas políticas. La música es mi santuario y lo último que quiero escuchar es sobre política cuando pongo mi música. Hasta donde sé, ustedes y Pink están acabados. Sigan abriendo la boca y arruinando su base de fans”, escribió.

Por supuesto, Tom Morello no desaprovechó la ocasión para contestar, “¡Scott! ¿Cual de mi música de la que eras fans no contenía mierda política? Necesito saberlo para poderla eliminar de mi catálogo.”

Tras la sarcástica respuesta de Morello, una oleada de burlas comenzó a caer sobre Scott Castañeda. “La banda se llama Rage AGAINST the Machine, ¿contra qué maquina pensabas que estaban en contra? ¿Una tostadora? ¿La secadora?” es una de la miles de respuestas que recibió. Al final, prefirió eliminar su cuenta.

LEE TAMBIÉN:  El desastre de Woodstock 99' llegará a Netflix