Un concierto que reunió a un sinfín de tribus urbanas en una gran fiesta, es lo que se vivió con la visita de la banda española Ilegales en su visita a la Ciudad de México como parte de su “Rebellion Tour”.

La noche tuvo como actos de apertura a las bandas Rude Boys y May Sunday. Una vez terminada su presentación la pantalla gigante mostraría una imagen de una escultura de Lucifer en tono escarlata, para que de golpe Ilegales arrancara la velada con “Stick de Hockey” y “No Tanta, Tonto”. “Buenas noches hombres, mujeres, niños, engendros y monstruos” saluda Jorge Ilegal a la gente mientras sube los ánimos con “Tiempos Nuevos, Tiempos Salvajes” pero sobretodo con “Hola Mamoncete”, que con su ritmo ska despierta el slam en la pista. “Ella Saltó Por La Ventana” y “Suicida” vienen a continuación, para luego escuchar “Blues Secreto”, canción que Jorge revela lo pone histérico y le fascina tocar. Hay que decir que está fue una noche especial ya que como revelara la banda en nuestra entrevista, este concierto sería especial y tocarían muchas canciones poco habituales.

AJP2119 scaled

“Agotados de Esperar el Fin”, “Todo Lo Que Digaís Que Somos” y “Voy al Bar” son disparadas para luego ponernos nuestra mejor chamarra porque “El Norte Está Lleno de Frío. Las revoluciones bajan un poco con “Enamorados de Varsovia” antes de que recibamos otra canción no esperada como lo fue “El Bosque Fragante y Sombrío”, Si algo marcó el show de Ilegales es el hecho de que teníamos momentos de 2 o 3 melodías tranquilas y cantables para luego tener 2 o 3 más acelaradas y así: con valles y mesetas musicales bien marcados; como por ejemplo con ese tono de rock sombrío que comparten “Chicos Pálidos Para la Máquina” ,“Yo Soy Quien Espía Los Juegos De Los Niños” y “Si La Muerte Me Mira De Frente Me Pongo De Lao”. Con su jersey blanco a rayas negras que parece de un árbitro de futbol americano Jorge continua la noche con “La Chica del Club De Golf” para luego regalarnos uno de los momentos más crudos de la noche llega con el sonido bohemio de “Ángel Exterminador” y la historia del soldado que regresa de la guerra como héroe pero sin piernas; pero después de ello nos reímos con las peripecias de “Hacer Mucho Ruido” y la elocuencia de “Mi Amigo Omar”. Esa es la mejor forma de definir a Ilegales: una banda de irreverencia y conciencia social que lo mismo va de las bromas a levantar la voz, siempre con su humor negro y sarcasmo característicos.

AJP2111

Tras escuchar en voz de la banda las múltiples veces que los músicos han estado cruzando el océano en toda esta gira tenemos de nuevo un par de canciones tranquilas en “Regreso Al Sexo Químicamente Puro” y “La Casa Del Misterio”. Pero esta pausa fue solo para poder tomar aire porque “El Demonio” y “Caramelos Podridos” volvieron a activar a la gente que brinca y canta sin cesar. Ilegales sigue dando lo mejor de viejos y nuevos temas con “Mundo Carapijo”, “Eres Una Puta”, “Si No Luchas Te Matas” y “Rebelión Juvenil En Mongolia”. Lo que vino a continuación fue un ferrocarril de temas en los que punks, goths, skinheads, psycobillies, metaleros y cualquier otra tribu urbana presente, no dejaron de hacer slam y  abrir un círculo enorme de empujones y cerveza volando: conjuntar “Soy Un Macarra”, “Dextroanfetamina” y “Bestia, Bestia” seguidas y como final de la primera parte del show, fue un golpe de adrenalina y potencia que sacó lo más animal y loco de todos los presentes, hasta con conatos de bronca real incluidos que fueron reducidos por los mismos asistentes o bien el personal de seguridad de El Plaza.

AJP2069

Después de una breve pausa Ilegales regresa al escenario. “Nos han dicho que tenemos tiempo de una canción más, así que pues tocaremos tres o cuatro” anuncia Jorge robándose los aplausos del público antes de “Todos Están Muertos”, para posteriormente contarnos la leyenda del “Hombre Solitario. El show va llegando a su fin ahora sí, pero hay un par de clásicos que no pueden faltar: “Tengo Un Problema Sexual” primero calienta con todo los motores y el ánimo de la gente que luego, y tras recibir la bendición de Jorge esperando reencontrarnos en el infierno según sus palabras, se agarra en un manicomio total con el ritmo de “Destruye” que con su velocidad de menos a más en cada coro cierra el concierto de una forma brutal y explosiva. Es así como la rebelión llega a su fin e Ilegales se retira dejando más que satisfechos a todos los fans que llenaron el foro.

Todas las fotos por Antonio Ramírez [penci_review]