Festival Punkytud tercera edición: rompiendo las fronteras con punk

Festival Punkytud tercera edición: rompiendo las fronteras con punk

por Jorge Figueroa Tapia

En su tercera edición el festival Punkytud se lució con un cartel de lujo compuesto por una verdadera lluvia de proyectos nacionales y extranjeros de lo más selecto del género. El line-up obligaba a hacer 3 días de evento para dar cabida a todo ese congregado de grupos, por lo que el centro vacacional «Los Morales» en Papalotla, Texcoco; adoptó del 03 al 05 de mayo la bandera de la anarquía y la rebelión como estandarte.

Desde el viernes la gente comenzó a llegar al sitio. Algunos instalándose cómodamente en alguna habitación del complejo, otros montando sus tiendas de campaña y unos cuantos más listos para dormir en su auto. Ese día la velada tuvo como invitados a actos locales como Animals and Beasts, Temor y Antifuck. De Colombia se presentó Infesto, mientras que la avanzada estadounidense se mostró muy potente en este día inaugural contando con Repunknante, Demencia Alkoholika, Dictation y Apocalypse. Más al norte encontraríamos a los canadienses de Napalm Raid, sin duda uno de los grupos estelares de la noche. Para cerrar el menú de esta fecha, la representación europea correría a cargo de los suecos de Wail Of Sirens, los holandeses de Culmine y como grandes estelares los finlandeses de Riistestyt, quienes por cierto 2 días antes ya se habían presentado junto con otros grupos del cartel en el foro La vieja Skuela, en un esfuerzo de los organizadores por dar más oportunidad de ver a tan grandes proyectos a personas imposibilitadas de ir hasta el lugar del festival.

Es ya sábado y el ambiente sigue genial, con los puestos de comida ofreciendo un sinfín de alimentos y bebidas a precios de verdad accesibles para la gente. En un día que pintó para estar más nublado la tarde punk se mantuvo al ritmo latinoamericano de Bloody Benders, banda liderada por Tati que con el Gato Calavera se mantiene como una luchadora de tener un espacio para el movimiento en la Ciudad de México. El punk de centro y Sudamérica marcó el paso con bandas como Violentas, Sabotaje Final, Anarchus, Hellmaistros, Ediondo y el punk femenil de Polikarpa y sus Viciosas de Colombia. Pero si hubo una banda en español que se robó la noche fue Antinada, que de la mano de Aknez (ex-Massacre 68) puso la locura a tope con varios himnos del punk y de la agrupación de origen del cantante.

La noche siguió en un ambiente aguerrido pero cordial, donde quien lo requería era atendido por una enfermera dedicada a ayudar a quienes sufrían algún corte o lesión en el moshpit, o bien a quienes se pasaban de alcohol y algo más, y terminaban de bruces en el césped. Por supuesto que este día la banda estelar y esperada era Subhumans, una verdadera leyenda viva que pudimos constatar fue el motivo de asistencia de un gran numero de seguidores. Los ingleses se lucieron con cátedra de clase tocando temas como «Mickey Mouse is Dead», «Society», «No» y más temas. Aunque mucha gente se retiró después de ellos, quienes nos quedamos fuimos «A Roma a matar al papa» con los españoles de Guerrilla Urbana, para luego escuchar a Autonomía y Call The Cops; y cerrar la noche danzando como apaches bajo la luz de la luna con Indian Nightmare de Alemania al ritmo de «Welcome to War» y «Riders Of Doom» por mencionar algunas.

Ya estamos en domingo y es un gusto ver que la autogestión y las ganas de dignificar el movimiento punk se notan en detalles como un excelente audio y una gran producción de luces en todas las bandas. Jesucristo Mentioroso, las chicas de Blessed Noise, Migraña Social y Desordenados fueron algunas de las bandas de inicio en la jornada dominical, aunado a una muy esperada presentación especial de los capitalinos de Kaoos Subterraneo. Cabe destacar que aunado al escenario principal, el punkytud ofrecía un escenario alterno con muchos otros proyectos emergentes demostrando su compromiso de difundir más propuestas. De nuevo la banda estelar era proveniente de la cuna del punk: nos referimos a los británicos de Conflict que con temas como «The Positive Junk», «A Piss In The Ocean» y «Liberate» demostraban porqué son considerados un pilar dentro del género. El momento de irse despidiendo del festival se va acercando, pero todavía hubo tiempo para el punk pesado y visceral de los suecos de Crude SS, y ya para terminar el norte de América se haría presente con Desperate Times de Canadá, y Sad State Of Society de Estados Unidos.

Así concluiría esta tercera edición del festival internacional Punkytud. La versión sin duda mas ambiciosa y llena de verdaderas leyendas de otros paises que demuestran el compromiso de este colectivo por sacar al punk de su zona de confort, y ofrecer un evento digno que contó con una gran presencia de público extranjero por cierto. No cabe duda que el punk bien hecho rompe fronteras, y tiene el poder de congregar a todos los seguidores del mismo y de cualquier parte del mundo; arriba y abajo del escenario.

 

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta website usa cookies para mejorar tu experiencia, al entrar aceptas este hecho. Acepto Leer Más