Festival Catrina 2018: entre magos, ninjas y nerds

por Jorge Figueroa Tapia

Fotos por Alfredo Alvarado

El Festival Catrina en su edición 2018 nos presentó un cartel lujo con artistas nacionales y extranjeros de primer nivel, todo bajo la mirada de la hermosa catedral de Cholula como postal inmejorable.

La actividad en sus cuatro escenarios nunca cesó, y desde poco después de mediodía las actividades empezaban con grupos como Cállate Mark y Lola Club. Pese a que en el escenario Takis hubo un re-acomodo de bandas debido a la cancelación de 2 grupos que no pudieron volar por el clima, Descartes a Kant en sustitución nos regaló un performance de mucha psicodelia y poder, con temas como «Until The Way We Die», «Crime Scene» y «Victims Of Love Propaganda»; todos con una puesta en escena con mucha coreografía y artilugios como mascaras de gas, trajes de alerta biológica y hasta una sirena. Del otro lado en el escenario Indio el rap de Lng/SHT convocaba una estampida de jóvenes hambrientos de ritmos urbanos, quienes desde «Les Juro Que Si Llego» y «Caballeros de Sábado Por La Noche» no dejaron de aplaudir y cantar. Bromeando con que ellos eran Morat y preguntándole a los fans si conocían a Chico Che antes de cantar «¿Quen Pompo?», la fiesta continuaba con todo hasta el cierre con «Llaves, Teléfono y Cartera» y «Fe Ciega Para Sordos»; dedicada a los religiosos doble cara y que desató incluso el slam en ciertas zonas.

Los sonidos pop se hacían presentes en los distintos escenarios del festival, con Chetes en un lado reviviendo los mejores momentos de su carrera tanto solista como con clásicos de Zurdok como «Estático» y «Abre Tus Ojos». Mientras tanto en el escenario Indio la nueva sensación de la radio Morat hacía felices a cientos de adolescentes que no dejaban de gritar casi al borde del desmayo canciones como «Cuando Nadie Ve», «Acuérdate De Mi» (la cual dedicarían a todos los que quieren a chica que no pueden tener porque tiene un novio que ademas de todo es un imbécil), y «Quédate Otra Vez» entre muchas otras. Con mucho menos aforo pero igual intensidad, el escenario San Andrés Cholula anunciaba a Daniela Spalla que ponía a todos a bailar al ritmo de temas como «Arruinarmelo», mientras que en el escenario Catrina Porter ponía a todos a agitar sus cervezas en el aire mientras la gente cantaba «Cuxillo» «Host Of A Ghost» y claro: «Espiral». Este bloque pop se vería coronado con la actuación de Babasónicos en el escenario principal, el cual a pesar de un retraso de varios minutos  fue esperado por muchas personas deseosas de entonar «Pendejo», «Putita» y «Desfachatados»al lado de los argentinos.

La noche empieza a cubrir el cielo poblano, y es momento de que toda la trayectoria de Fobia se nos haga presente en un setlist de lo mejor de sus éxitos. Una tras otra las mantas que la banda luce detrás del escenario van cayendo descubriendo la que sigue, y los temas que marcaron a una generación como «El Diablo» ,»2 Corazones» y «No Eres Yo». «El Amor Nunca Muere» y «Descontrol»  son un momento de balada rock donde la gente saca sus celulares y hasta encendedores para seguir las melodías, pero luego Jay de la Cueva ataviado con un traje blanco deja la batería y toma la guitarra para tocar «Me Siento Vivo». «Revolución» pone luces y manos en el aire en la pista y luego todos a bailar que «El Microbito» está buscando un rincón más abajito. «Veneno Vil» y «Hoy Tengo Miedo» cierran la presentación que deja en claro porque Cha! y compañía son un pilar de la época del llamado «Rock en tu idioma».

A lo lejos escuchamos el ritmo callejero y desfachatado de Cafe Tacvba que pone a mover el zapato a miles con su «Chilanga Banda», pero somos varios quienes no nos movemos para disfrutar de la presentación de Weezer.  Y como no, si la visita de los angelinos siempre es muy esperada y desde «Buddy Holly» ya estamos todos eufóricos cantando. «Hash Pipe» nos hace recordar a los luchadores de sumo del video que marcaron a toda una generación en MTV, y los recuerdos siguen saliendo a flote con «Beverly Hills», «Feels Like Summer» y «My Name Is Jonas». La pantalla gigante al fondo que lucia el nombre de la banda cambia por el logo de la misma, mientras «Undone», «Perfect Situation», la aplaudísima «Pork And Beans» y el ritmo loco de «El Scorcho» se hacen presentes. «Este es un tema de uno de mis discos favoritos ¿saben porqué?» pregunta Rivers Cuomo y en broma uno de sus músicos responde que seguramente por ser el favorito de Kelly Clarkson, a lo que el frontman de grandes lentes responde que no, y que la  respuesta es por haber sido nominado al Grammy: «Happy Hour» del álbum Pacific Daydream fue el tema en cuestión. Llega el momento del primer cover de la noche con «Happy Together» de The Turtles, con un pequeño snippet al final de «Welcome To Paradise» de Green Day, y luego Rivers pide ser iluminado por las luces de todos los celulares presentes: «Me siento como un rockstar» grita el cantante emocionado y nos regala «Keep Fishin´» y luego solo y con su guitarra el clásico «Island Of The Sun» seguido de aquel tema famoso de A-Ha llamado «Take On Me». Es entonces que Rivers se quita su sudadera y muestra su ya tradicional playera de los tiburones rojos del Veracruz mientras nos regala «Burndt Jamb«, seguida del cover de «Africa» original de Toto. Weezer se va despidiendo  y canta a todo pulmón «(If You’re Wondering If I Want You To) I Want You To»  y dice adiós, pero regresa de manera rápida para ahora si cerrar con broche de oro con «Say Ain´t So» y «Paranoid» de Black Sabbath con una lluvia de papelitos blancos.

En un escenario Zona Ganjah estaba repartiendo una nube de reggae mientras que en el escenario Takis Jumbo hacia cantar a los presentes con temas como «Fotografía». Sin embargo el grueso de la gente está postrado frente al escenario Indio porque ha llegado el momento de que Maná se haga presente. Con «Manda Una Señal» pero sobretodo con «Oye Mi Amor» la gente responde cantando cada frase de la banda tapatía, para que luego un arreglo tribal anteceda a «Corazón Espinao» , aquel tema que en su momento Fher hiciera famoso al lado de Carlos Santana. La sombra de una mujer de cuatro brazos aparece detrás del escenario y se mueve al ritmo de «Hechicera», para que de manera posterior un video donde Fher se llena de hojas y luego se vuelve luz; sea el prologo de «Cuando los Ángeles Lloran» dedicada a los luchadores por la ecología. La verdad es que entre bromas y anécdotas la gente disfruta de un desfile de clásicos de ayer y hoy como «Labios Compartidos», «Como Quisiera» con todo y armónica,  «Mariposa de Amor» (dedicada a las mujeres infieles que hacen sufrir a los buenos hombres, dijo en broma Fher) y «De Pies A Cabeza» entre muchas otras; Maná dejó en claro porqué amado u odiado, pero es sin duda de las bandas de más arraigo en la escena nacional.

En el escenario Catrina la locura y demencia se desataron de la mano de Die Antwoord. La opera magna Carmina Burana es el preludio para que los sudafricanos desaten su autodenominada música Zef  con «Pitbull Terrier» y «Fatty Boom Boom». Ninja luce todo el tiempo una máscara roja mientras que Yo-Landi Vi$$er cambia una y otra vez de atuendo como en «Girl I Wanna Eat You» donde luce una chamarra rosa enorme que contrasta con los mamelucos de reptil de sus bailarinas, o una playera blanca enorme mientras ejecutan «We Have Candy» y «Ugly Boy». Ninja es un show aparte mostrando unas bermudas con el triangulo del Dark Side Of The Moon de Pink Floyd en el pene y lanzándose a ser cachado por la gente en la pista en temas como «Cookie Thumper!» «Baby`s On Fire»; así como también cuando va grafiteando caricaturescos y perturbantes rostros en las mantas blancas dispuestas en sus estructuras, entre cada canción. La voz chillona y esbelta figura de Yo-Landi roban la atención mientras canta «I Fink U Freeky» y «Happy Go Sucky Fucky» , para con ello despedirse hincados en señal de agradecimiento al respetable. Pero la esquizofrenia urbana de Die Antwoord tiene para dar un poco más, y con «Never Le Nkemise 2» y «Enter The Ninja» con todo y el trasero del cantante siendo mostrado como Dios lo mandó al mundo, ahora si el grupo abandona entre aplausos el recinto.

En el escenario Indio esperamos ahora la salida de Mago de Oz, pero a lo lejos podemos oír la fiesta ska que trae Inspector. La potencia del sonido de los regios es tal que mientras esperamos a los españoles la gente canta «Amargo Adiós» y «Amnesia», con lo que Inspector puede presumir es la única banda que puso a cantar a 2 escenarios distintos con su repertorio. Pero finalmente el hechizo se hace presente, y la banda esperada por todos se muestra al ritmo de «Maritormes». Lo impactante es que luego tiene los suficientes tamaños para dinamitar la celebración con «Molinos De Viento» como segunda canción, lo cual incitaría a la  gente a brincar como loca e incluso abrir un hoyo de slam que ya jamás se cerraría. «Nosotros damos siempre el corazón en cada presentación pero hoy no será así, pues hoy más que el corazón; les dejaremos el alma» narra Zeta al micrófono antes de interpretar «Alma» y seguirse con «El Cantar De La Luna Oscura»; para después y tras preguntar cuanta gente tiene siguiéndolos desde hace 30 años, interpretar un tema de los más antiguos como lo es «La Costa Del Silencio». A veces es Patricia Tapia con su belleza, carisma y portentosa voz; y otras veces es Zeta con su presencia y mando en las vocales quienes roban la atención de la gente; y el festejo de 30 aniversario continua con «Y Ahora Voy A Salir (Ranxeira)», «Alza Tu Cerveza» y «La Posada De Los Muertos» entre otros temas. El encantamiento sabemos tiene que llegar a su fin y mientras avanzamos a través de melodías como «Quiero Estar Junto A Ti» llega el momento más pletórico de todos: «Fiesta Pagana» es ejecutada con esa inconfundible entrada de violín y la gente se vuelve loca en el slam y también brincando a todo lo que da, con lo que Mago de Oz se despide de manera inolvidable. Del otro lado del terreno y en un jolgorio total, cientos de personas bailaban y cantaban como si de una boda gigante se tratase los temas de Mi Banda El Mexicano, que con temas como «Ramito de Violetas»,»No Bailes de Caballito» y » Feliz Feliz»; pusieron punto final a esta maravillosa edición 2018 del Festival Catrina. Esperamos con ansias que nos tendrán preparado para 2019.

Esta website usa cookies para mejorar tu experiencia, al entrar aceptas este hecho. Acepto Leer Más