438261
4.5

El octavo álbum de estudio de los holandeses de Epica por fin verá la luz en medio de tantas dificultades por el tema de la pandemia este próximo 26 de febrero a través de Nuclear Blast. El primer indicio de este trabajo lo tuvimos con el lanzamiento del tema y video de “Abyss Of TimeCountdown to Singularity -” el cual fue lanzado este pasado 09 de octubre, que nos regaló un exquisito sabor de boca con un sonido veloz y agresivo lleno de vertiginosos cambios de ritmo, y luciendo a Simone Simons bellísima y en un gran momento ¿Será así de bueno todo el disco? Aquí responderemos a esa pregunta.

De hecho es este tema -después de un breve intro titulado “Alpha-Anteludium”– el que abre a tambor batiente el disco para dar posteriormente paso a “The Skeleton Key”, un tema más lento que su antecesor, pero con una atmosfera más oscura y fantasmagórica y con una marcada pesadez en las guitarras que cuando acompañan a Mark Jansen suenan como una estampida de elefantes pisando y barruntando con furia. “Seal Of Salomon” es buena pero se siente un poco lineal y a diferencia de los temas anteriores no llega a ser tan impresionante: podría funcionar más como un single fácil de digerir aunque eso si, con una gran dosis de coros sinfónicos que le dan poder. De similar composición aunque con una mejor ejecución tenemos “Gaia”, con un ritmo que invita a mover los pies y el cuello al ritmo de su marcha de principio a fin.

epica2020
Epica en 2020

“Code Of Life” abre con una marcada influencia de sonidos del medio oriente, sin duda y teniendo en cuenta su letra que habla de la eternidad y otros conceptos similares si tiene un videoclip seguro estará ambientado al estilo egipcio o algo así. A continuación viene el tema “Freedom – The Wolves Within”, segundo sencillo del disco que escuchamos apenas hace tres días al momento de escribir este texto. Su lanzamiento fue un lanzamiento con causa, ya que la banda decidió donar ganancias de la venta del sencillo a la protección del hábitat del lobo gris (en peligro de extinción) en colaboración con Nuclear Blast y los animalistas WWF.

LEE TAMBIÉN:  EPICA: Nuevo video, 'Edge of the Blade'

A continuación tenemos frente a nosotros los más de trece minutos de duración de la tercera parte de “Kingdoms Of Heaven” ( la primera fue lanzada en el disco “Design Your Universe” del 2009, la segunda en “The Quantum Enigma” del 2014), que bajo el nombre complementario de “The Antediluvian Universe” en general es por supuesto una larga melodía llena de arreglos, sonidos de piano, momentos de climax y mucha orquestalización, al más puro estilo de los temas de larga duración de Epica. “Rivers” es el momento de paz del disco, donde con el piano y los violines de fondo nos embelesamos de la mano de la voz angelical de Simone en ese bálsamo melódico que es esta balada. “Synergize – Manic Manifest” regresa al tono pesado y de cierto modo oscuro y mágico que hablábamos al principio, con un breve pero poderoso ametrallamiento de batería y guitarras a medio tema que pocas veces escuchamos en la banda. En “Twiligth Reverie” que es ya de hecho el penúltimo tema tenemos probablemente el mas contrastante ir y venir entre melodía suave y poderosas notas, una oda de ángeles y demonios como bien lo menciona su letra que será una delicia para quienes adoran esa alternancia de tonos que a veces maneja la banda holandesa. Trompetas al aire se anuncia de forma sublime el cierre del álbum con “Omega – Sovereign of the Sun Spheres –, tema fuerte e incluso agresivo en momentos que funciona como un buen adiós a una placa que en ningún momento flaqueó por falta de “punch”.

127138871 10157203105792924 4414060766092495615 o

La respuesta a la pregunta que planteamos al principio es “Si”. “Omega” es un gran trabajo bien llevado y orquestado que si bien no presenta nada sorprendente en cuanto a novedad pues suena totalmente a Epica, si lo hace en cuanto al nivel de ejecución; es un disco en el que se nota buscaron pulir y dar poder a cada tema. Toda la placa es fuerte y potente de principio a fin.

438261
438261
Epica – ‘Omega’
Gran trabajo lleno de poder y gran ejecución
Epica logra en "Omega" sin salirse de su estilo una entrega bien llevada que en ningún momento carece de poder, Sin riesgos ni cambios abruptos en su estilo, la banda explota su modo de hacer música con gran maestría en este disco
4.5

Privacy Preference Center