Al final, Guns N´Roses volvió a triunfar

por Jorge Figueroa Tapia

Tuvieron que pasar casi 3 décadas para que la cancha del Estadio Jalisco pudiera tener nuevamente sobre ella, a los míticos integrantes de Guns N´Roses. Desde muy tempranas horas de la mañana, la gente comenzó a llenar las calles aledañas del recinto para poder presenciar el regreso de Axl Rose, Slash, Duff McKagan y los demás.

Después de un corto pero intenso chubasco, la banda angelina salió a reventar el escenario y los alaridos de los presentes con ‘ It´s so easy’, seguida de ‘Mr. Brownstone‘ y ‘Chinese Democracy‘, canción que da nombre a ese álbum de 2008 que Axl Rose tanto cacareó y terminó por no ser tan bueno.

A pesar de que Axl Rose está rosando el sexto piso – para este momento, cuenta con 57 años de edad – demostró que todavía tiene el toque y mucho que ofrecer. Su voz se notó clara y potente, tal vez no tanto como en sus años de total plenutid – de nuevo, ya no es un chamaco – pero sin duda dejando atrás esos días de decadencia que mostró hace algún tiempo y que le dejó varias críticas.

Guns N Roses Guadalajara

Slash y Duff McKagan sin duda son un gran aliciente dentro del show visual de la banda; Slash dio cátedra del uso de una guitarra durante varios solos de guitarra durante el show haciendo las delicias de los presentes que también pudieron disfrutar de otros éxitos de la banda como la enormemente conocida ‘Sweet Child O´Mine’, ‘Locomotive’ que regresó al setlist después de varias décadas, ‘November Rain’ y ‘Nightrain’.

Tras un breve encore, la banda volvió al escenario para interpretar ‘Don´t Cry’, el cover de The Who ‘The Seeker’ y por supuesto, cerrar una noche épica con ‘Paradise City’.

A nivel de producción, el show fue prácticamente perfecto. A lo largo de casi tres horas de concierto y un recorrido a algunos de sus más grandes éxitos en su carrera, Guns N´Roses se mostró enérgico y con una excelente actitud, el sonido del estadio fue bastante bueno y los efectos visuales, aunque no son el mayor atractivo de la banda, la acompañaron de manera más que correcta.

A nivel de logística, el acceso fue lento en varias zonas del estadio debido mayoritariamente a la confusión de los asistentes al intentar saber por que puerta debían entrar al show lo cual causó molestia y frustración entre un sector del público. Además, la lluvia, aunque corta, generó molestias que afortunadamente no pasaron a mayores.

Al final, fueron más de 40 mil personas tanto de Guadalajara como de otras partes del país, las que se dieron cita en el Estadio Jalisco para atestiguar que los años pasan, pero el poder de Guns N´Roses sigue intacto. La noche fue de ellos.

Esta website usa cookies para mejorar tu experiencia, al entrar aceptas este hecho. Acepto Leer Más