Los miembros de las bandas regias Thunderslave y Hellcharger pensaron que sería buena idea entrar al cementerio Santa María en Apodaca, Nuevo León y realizar destrozos y profanar varias tumbas. ¡Ah! Y además, como esto no fuera suficientemente estúpido, se grabaron haciendolo.

El video original fue eliminado -junto con sus páginas oficiales-; sin embargo fue rescatado por un buen samaritano y lo puedes ver a continuación.

Tras darse a conocer el caso, el alcalde municipal, César Garza Villarreal ya salió a declarar que las autoridades ya indagan en el caso y que la Fiscalía General de Justicia del Estado se encargará de la investigación para que los responsables paguen los delitos correspondientes.

Además de que ahora son buscados por la autoridades locales para fincar las responsabilidades correspondientes, la disquera No Remorse Records se pronunció al respecto, notificando que el nuevo álbum de Thunderslave, ‘Unchain the Night’ programado para ser lanzado el 26 de junio estaba cancelado y que sería eliminado, debido a que el actuar de la banda está fuera de sus lineamientos éticos como empresa.