Black Mountain – ‘Destroyer’

por Jorge Figueroa Tapia

“Hay una renovada vitalidad para Black Mountain en Destroyer, un veterano experimentado del hard rock que ha encontrado nuevos y jóvenes músculos para flexionar y caminos para explorar”.

Dichas líneas resultan textualmente ciertas al darle la vuelta completa al mencionado nuevo álbum y darse cuenta que Stephen McBean, la mente maestra detrás de Black Mountain, lo ha hecho de nuevo, y en esta ocasión con la colaboración de nuevos reclutas en su ejército.

Algunos miembros como Joshua Wells y Amber Webber, abandonaron las filas del proyecto, a la vez que Arjan Miranda se reincorporó. Algunos nuevos nombres y otros un tanto familiares dentro de la banda y parte importante en la producción de Destroyer son: Rachel Fannan (Sleepy Sun, Pussy Riot), Adam Bulgasem (Dommengang, Soft Kill), Kliph Scurlock (Flaming Lips), Kid Millions (Oneida) y el productor John Congleton (St Vincent, Swans).

Tres años después del lanzamiento del álbum IV, la banda canadiense nos hizo entrega el pasado 24 de mayo, de esta nueva y genial producción.

El nombre del álbum es tomado del extinto auto Dodge Destroyer de 1985, y hace alusión a esa sensación de libertad salvaje y un poco a esa ansiedad y miedo que provoca el estar por primera vez detrás del volante.

McBean va en el asiento del piloto y el recorrido comienza con Future Shade, con esa melodía poderosa que anuncia la llegada de la psicodelia por parte de Black Mountain, un buen riff de guitarra al unísono de los sintetizadores, los cuáles logran que ésta sea una pieza clave y esencial en el álbum. Fue el primer single que pudimos escuchar cuando en marzo anunciaron la salida de este material.

El segundo golpe es Horns Arising, y nos mantiene por la misma línea, un riff de guitarra que se te pegará por el resto del día, sintetizadores que no pasarán desapercibidos y vocales con un efecto que nos transporta hacia los mismísimos 80’s, y todo suena “justo a tiempo para ver a un ovni flotando cerca”.

Closer to the Edge es un track completamente relajado y un tanto experimental, su corta letra también forma parte de la séptima canción del disco, de la cuál leeremos al respecto cuando sea su turno.

High Rise no se aleja mucho del momento relajado del disco, suena la guitarra un tanto repetitiva por gran parte de la canción, la cuál rinde honores a “The loneliest cock in the sky”, como lo dice su letra, la cual deja abierta la puerta a cualquier interpretación de la misma.

Continuamos por la carretera y suena Pretty Little Lazies, la cual te engancha con esa melodía de la guitarra acústica, es dinámica y no todo es tranquilidad en ella, puesto que llegando a la parte media nos llega la distorsión y los sintetizadores a darle un poco más de intensidad al viaje que estamos recorriendo arriba del Destroyer.

El segundo single previo al estreno del LP, fue Boogie Lover, en donde al inicio, la voz femenina domina y suena a la par de una fuerte línea de bajo. Tal como McBean se refirió al respecto “es combustión lenta en un mundo decrépito”.

El turno ahora es de Licensed to Drive, que alude al hecho de que Stephen McBean por fin consiguió su licencia para conducir, y nunca es tarde para ello. Es el single actualmente en rotación y es uno de los más heavys del álbum, el cuál sin duda, tiene toda la pinta para convertirse en un clásico de Black Mountain. El tema cuenta con un video oficial, y la combinación de lo sonoro con lo visual, hace comprender el cómo describe la banda esta canción: “Licensed to Drive sería fácilmente el destripador más emocionante y peligroso de la banda sonora de una película, una dosis de peso justo antes de que las ruedas del automóvil se desplacen y se dirijan a una velocidad de 100 millas por hora en la autopista”.

FD’72 fue el elegido para dar cierre al álbum y lo hace de una manera mística y prácticamente poética, y la hace ser sin duda, una de las canciones fuertes y favoritas del álbum.

Conformado por 8 tracks, Destroyer nos proyecta nuevamente a la banda como unos grandes de la psicodelia y hace que prácticamente, éste nuevo LP se convierta en un clásico instantáneo y necesario en la colección de cualquier melómano o amante del género.

Destroyer ya está disponible en todas las plataformas digitales y en formatos físicos.

Te podría interesar...

Esta website usa cookies para mejorar tu experiencia, al entrar aceptas este hecho. Acepto Leer Más