Tras el masivo problema en el que se metió Abbath tras su gira por Sudamérica, donde su adicción al alcohol lo hizo dar un concierto espantoso en Argentina y posteriormente cancelar las fechas restantes, el músico noruego ha decidido enfrentar su problema y someterse a rehabilitación.

“¡Outstriders! A lo largo de la vida, nos son repartidos distintos juegos de cartas. He tenido la suerte de tener la oportunidad de vivir mi sueño que es escribir música, lanzar discos y recorrer el mundo tocando mi música para mis fans de todo el planeta. En su mayoría, ha sido una experiencia tremenda, pero también ha habido momentos en los que las cosas han salido mal; especialmente durante la reciente gira por América del Sur, donde tuvimos que cancelar shows en Argentina y Brasil.

No es ningún secreto que he estado luchando contra mi adicción. Ahora me he dado cuenta de que es hora de comenzar una pelea con este demonio, por lo que me he comprometido con un programa de rehabilitación que me ayudará a limpiarme de una vez por todas. Me siento más motivado y decidido que nunca para ganar esta batalla.

Debido a mi programa de rehabilitación, tenemos que cancelar los shows que tenía programados en el mes de diciembre con mi otra banda, Bömbers. Nos disculpamos con los fans que esperaban con ansias estos shows. Se los recompensaremos pues ya estamos trabajando en la reprogramación de los conciertos.

En este momento tengo muchas ganas de volver limpio, más fuerte, más centrado y entusiasmado que nunca. Europa y Estados Unidos, ¡atentos!, los perseguiremos como una tormenta el año que viene. Nada nos detendrá”.