Domingo de flojera y descanso para muchas personas en la capital del país, excepto para los amantes del thrash que se dieron cita en el Salón Bolivar para presenciar el poder del tiburón Wehrmacht quienes vinieron a darlo todo para sus fans en un genial concierto que cerró su gira por tierras aztecas.

11251563_10153381051399171_232936869_nPrevio a la actuación de los oriundos de Oregon, el talento nacional se hizo presente con bandas como Diabolica, Infection Attack, Spree Killer y Lust, quienes pusieron todo de sí para no dejar que se enfriara el escenario, y dejar las aguas listas para la llegada del escualo norteamericano.

El riff de la película de Tiburón suena de la guitarra de uno de los músicos como preludio, y poco a poco va acelerando en una versión metalera de la tonada de la famosa película de Steven Spielberg, hasta desbordarse en el rápido ritmo de ‘Shark Attack’, canción que abre las hostilidades y pone a todos los asistentes de inmediato a brincar y abrir un pit en medio del escenario. ‘You Broke My Heart’ y ‘Gore Flix’ son los temas con los que los procedentes de Portland mantienen al escualo nadando a velocidad endemoniada.

“Este es nuestro último show en México, denme todo lo que tienen, pues yo sé que son los mejores” pide Eric Hezler ataviado con su típico paliacate al estilo hardcore en la cabeza y una playera blanca alusiva a nuestro país, y la gente responde subiéndose al escenario y lanzándose a la pista desde el, con temas como ‘Drink Beer, Be Free’, ‘Radical Neck Dissection’ y ‘Suck My Dick’ como fondo, todos bailan como ebrios chocando caóticamente unos con otros en una imagen muy divertida de fiesta thrash.

“Estoy sorprendido, en verdad que buena vibra tienen” comenta un emocionado Shann Mortimer al micrófono, solo para retomar el bajo y soltar otra dentellada de poder con ‘B.O.S (Barrage Of Skankers)’, ‘The Wehrmacht’ – canción que con su inicio lento y su estrepitosa aceleración logra generar el mejor slam de la noche – y para deleite de todos ‘Impala’, anunciada por la banda estadounidense como un nuevo tema.

11297679_10153381051764171_112578301_nUn cover de ‘Detroit Rock City’ original de Kiss es el intro muy celebrado por los asistentes que da paso a la pesada canción ‘Biermacht’ , para posteriormente interpretar uno de los más grandes éxitos de la banda, ‘United Shoebrothers’. Eric toma la tradicional bota de Wehrmacht – para quien no sepa, es una bota alta negra femenina con el logo de la banda – y llenándola de cerveza da de beber a los fans que suben al escenario saciando su sed, pero también empapándoles el pecho y rostro.

Y la noche va llegando a su fin, y la mandíbula del tiburón esta por dar sus últimos mordiscos, primero con ‘Night Of Pain’ que como su nombre lo indica es una invitación al dolor. Un tipo cae del escenario en mi espalda y queda montado en mí, y me veo forzado a tirarlo cual batalla de lucha libre en el cuadrilátero. Se pone de pie y ambos seguimos en el slam. Y para finalizar, Wehrmacht cierra su set con la ya clásica interpretación de ‘Wrathchild’ original de Iron Maiden, para dar fin al ataque marino de la noche.

La banda a pesar de que la promotora Hellhouse organizó un M&G para todos 3 dias antes, se queda un rato más conviviendo con los fans y pidiéndoles firmen todos ellos una bandera mexicana como recuerdo. El tiburón del thrash se va moviendo su aleta feliz y satisfecho, con su apetito de metal y euforia saciado totalmente.