INCREÍBLE
100%Nota Final
PRODUCCIÓN100%
AUDIO100%
VENUE100%
Puntuación de los lectores 6 Votos
100%

vnv_2“¿Dónde quedaron los goths?” me pregunté al llegar al Plaza Condesa el pasado sábado para reencontrarme con los británicos casi 10 años después. Y es que los asistentes a este concierto eran diametralmente opuestos a aquellos que me encontré en 2007 en el show que VNV Nation ofreció en el VD+. Así que o la banda ha entrado en el gusto de una sector distinto o aquellos jovenzuelos con ropa de cuero y mangueras de luces multicolores en el cabello han crecido y se mezclaron en el grueso de la sociedad.

Como sea, la hora había llegado para ver de nuevo sobre el escenario a la legendaria banda conformada por el irlandés -no londinense, por favor, lo dejó muy claro- Ronan Harris y -este si es inglés- Mark Jackson, por segunda vez en en el recinto de la Condesa y por segunda vez, ante un lleno total.

En punto de las 9 PM [¿cómo demonios le hace Eyescream Productions para ser tan puntual?], VNV Nation sube al escenario con los acordes de ‘Space & Time’, seguida de ‘Tomorrow Never Comes’ y una más clásica, ‘Darkangel’ mientras el humo y las luces de colores bailan al rimo del dúo -ahora convertido en cuarteto, por conveniencia y obvias razones- que se regodea y hace bailar hasta al último de los presentes con ‘Epicentre’. Por cierto, si viste que las luces tal vez no correspondían del todo con las canciones, es porque el ingeniero de iluminación de la banda fue despedido ese mismo día y la producción tuvo que improvisar con el del venue. Por si andabas con el pendiente, claro.

vnv_3“Son el mejor público del mundo. Este es el mejor show de la historia.” dice el siempre pletórico y sonriente Ronan Harris mientras en el aire suenan temas como ‘Chrome’ y la poderosa ‘Control’ haciendo que el Plaza Condesa tiemble al sonar de sus beats.

‘Nova (Shine a Light on Me)’ trae consigo uno de los momentos más conmovedores y representativos. Ronan Harris, quien siempre es renuente a los flash de las cámaras, ahora pide que todos los asistentes, ahora si, lo enciendan, haciendo que el Plaza se llene de cientos de luces que se mueven solo para complacer al cantante, quien terminó la primera parte del show con ‘Resolution’, su canción favorita entre el repertorio de la banda, según sus mismas palabras.

Dos cortos encore y algunos temas más entre los cuales podemos contar ‘Sentinel’, ‘Beloved’, ‘The Farthest Star’ y ‘Gratitude’ fueron suficientes para completar más de una veintena de canciones y más de dos horas y media de show que dejaron complacidos a todos, sin duda alguna.

Al final, puede que los goths se hayan convertido en godinez normales como todos nosotros, pero no importa mientras tengamos a VNV Nation de pie frente a nosotros tocando ‘Electronaut.