Es bien sabido que Rusia no es el mejor lugar para las bandas de Metal por el momento. Bandas como Rammstein, Cannibal Corpse o Behemoth han sufrido de la censura por parte del gobierno y grupos religiosos en los últimos áños. Hablando especificamente de la banda polaca, podemos recordar el episodio de Mayo pasado, cuando las autoridades rusas detuvieron a Nergal y sus compañeros alegando fallos en sus visas y expulsandolos después, ocasionando la cancelación de su gira por esas tierras.

“Rusia era sin lugar a dudas una parte importante de nuestra gira de promoción del álbum [‘The Satanist’]. Nos la arreglamos para poder cumplir con 4 de las 13 fechas que teníamos previstas, aunque había muchas fuerzas apretándonos, tratando de detenernos, intentando de hacernos parar la gira hasta que nos rendimos, pues básicamente nos pusieron tras las rejas y nos echaron del país. Ya no pudimos contra esa pared, así que simplemente volvimos a Polonia y estamos vetados 5 años para entrar a Rusia.

Ahora estoy más calmado y relajado sobre el tema, ya no molesta ni me enojo. Simplemente esperemos que vengan mejores tiempos para ese país, porque honestamente amo a su gente. Son una buena audiencia y son personas maravillosas. Amo a los rusos. Solo está el pequeño problema que tienen a un idiota como líder de su país. Pero bueno, nada dura para siempre, así que simplemente nos queda esperar y regresaremos eventualmente más grandes que nunca.”