En 2012, Huntress era una banda emergente de metal. Uno más de los lanzamientos de Napalm Records. Me ofrecieron entrevistar, por correo electrónico, a su vocalista, la hermosa Jill Janus.

Lo hice para la extinta revista Nocturna.

Huntress nunca se convirtió en un grupo de fama mundial, que llenara estadios, pero sin duda sí consiguió sumar fans con los tres álbumes de estudio que grabó. El último de ellos, Static, fue publicado en 2015.

Pero Jill atravesaba un infierno personal. Tenía tendencias suicidas, a consecuencia de un desorden mental diagnosticado del que habló muchas veces en público. Además, había sobrevivido a un cáncer uterino.

El jueves 16 de agosto fue encontrada sin vida. Ella misma decidió terminar con su existencia.

Pero así como su música, quedarán para siempre sus palabras y por eso la necesidad de revivir aquel texto.

 

– – – – – – – – – – – –

 

¡Cuántos de nosotros no quisiéramos ser dueños del corazón de semejante mujer! Sin embargo, el único que ha logrado conquistarla es Attila, su pequeño bulldog inglés.

Jill Janus es la líder y cantante de Huntress, una banda californiana de metal que surgió de la fusión del extinto grupo Professor, con Jill. Juntos, lanzaron en mayo su primer disco, Spell Eater. La señorita Janus es una feroz promotora de la mariguana, una bruja profesional y además, una de las 25 chicas más hermosas en el metal según la revista Metalholic.

Estudiaste ópera, ¿cómo lo mezclas con tu trabajo en Huntress?

El entrenamiento clásico es la raíz de mi técnica en la banda. Gracias a la ópera, soy capaz de alcanzar notas altas y no quedarme sin aire a la mitad de una estrofa, como lo puedes escuchar.

¿Quedaste satisfecha con el álbum?

¡Por supuesto!, escribir y grabar Spell Eater representa un sueño convertido en realidad; digamos que desde hace mucho tiempo lo visualicé y quedó tal como lo había imaginado. Además, amo estar en el estudio con mi banda, son un amor. Antes solíamos vivir todos en la misma casa, pero tuvimos que cambiarla por una Van, ¡no hay nada mejor que montarnos en la camioneta y salir de viaje!

¿Cómo empezó tu fascinación por la hechicería?

Por culpa de mi familia, no eran una familia común. Desde muy chica me impulsaron a creer en aquello que es considerado pagano. Desde que alcanzo a recordar, la brujería guía absolutamente todos los aspectos de mi vida.  Por otro lado, ando un camino propio y no soy parte de la Wicca. Para mí, la Wicca es una religion organizada y eso no me agrada aunque muchos integrantes de la Wicca me conocieron desde que publicamos el sencillo Eight of Swords y me han ofrecido su luz, cariño y magia.

¿Resulta incómodo ser tan sexy en el medio metalero?

Primero que nada gracias por decirme que soy sexy, porque me siento una complete nerd. Un día me convertiré en una bruja vieja y fea, pero disfrutaré mi belleza mientras dure.

Leí algunas críticas bastante duras acerca de ti, ¿te duele?

La opinión de los demás no me interesa; de hecho, nunca leo las críticas. Yo tracé mi camino y me dirijo al objetivo sin prestar atención a lo bueno o malo que se diga de Huntress.

Finalmente, una vez dijiste que si pudieras elegir salir en la portada de una revista lo harías en High Times, un medio de promoción de la mariguana, ¿estás a favor de la legalización?

La banda encuentra inspiración en la hierba y por mí está bien, así que ¿por qué? Legalicen las pinches drogas para que no sea tan complicado conseguirlas y hagamos más rico a este puto país de mierda.

 

Entrevista realizada en el año 2012 y publicada ahora a manera de homenaje a Jill Janus.