Desde noviembre, tras el gran anuncio en que Tool llegaría a México, miles de personas no pararon en comprar los boletos para asistir a la Cumbre Tajín, único festival en su clase por combinar el equinoccio de primavera con diversos sentidos cómo lo es la música.

Pero para mayor sorpresa de todos, la espera recompenso con una nueva presentación de Tool en México, siendo la sede el Palacio de los deportes. Estuvimos presentes en este gran y extenso debut de la banda, recopilando 10 instantes que resaltaron en ambos conciertos.

Por: Ana Villegas.

 

10. Menos cámaras, más atención por parte del público. La banda exigió desde un principio el no usar cámaras en el Palacio de los Deportes. La consecuencia fue que muchas personaenfocaron másu atención y entrega ante el evento, ayudando a otros tener una mejor apreciación.

9. Adaptación de su concierto en dos sedes distintas. No es lo mismo haber vivido a Tool en el Palacio de los deportes que en la Cumbre Tajín. En el Palacio pudimos apreciar mayor tiempo y espectáculo audiovisual por parte de la banda que en el festival veracruzano; sin embargo, el sonido en la Cumbre fue mucho mejor -lo cual es mucho decir, tras el gran trabajo de los ingenieros de audio del Domo de Cobre-, además que el público estaba preparado para conocerlos al igual que Puscifer, Primus y Vayijel.

8. El gran cover de King Crimson con B´Boom por Danny. “Qué monstruo es Danny, ¡maravilloso!” gritó un fanático en el Palacio de los Deportes, al apreciar al artista desenvolverse con un solo que enamoró al público, bajo la sincronización con los visuales.

7. ‘Third Eye’, el único cambio de su Setlist. Muchos creían que ‘Hooker with a penis’ sería la canción de apertura en Cumbre Tajín al igual que había pasado en el show de la Ciudad de México, pero fue un error. La sorpresa para los que viajaron a Veracruz fue el presenciar esta frenética canción que hizo a muchos enloquecer, entre algunos empujones y lágrimas.

6. La bola “disco” y los papeles cayendo en ‘Intension’Un momento icónico que llevó a la intimidad y calma fue escuchar a Maynard tocar en un sintetizador y viendo decender dichos papelitos metálicos desde pista, llevando entre sonrisas y aplausos a los asistentes que se encontraban en esa área.

5. El aplaudir del público ante ‘Lateralus’. Tanto las personas que se encontraban en la carpa, cómo los que estaban alrededor del nicho de la música, el impacto audiovisual de ‘Lateralus’ dio esa fuerte emoción que los fans aplaudieron  con sincronía ante la batería.

4. El conteo fuerte en el intermedio. A tan sólo 15 segundos que el reloj, con marcha atrás, apuntaba a continuar el show en el palacio de los deportes, no hubo ni una sola alma que no gritara el número que se iba reflejando en la pantalla. ¡3, 2, 1, Ehhhhhhhh!

3. Las breves (pero certeras) palabras de Maynard ante México. “Muchas gracias, hoy ha sido un día muy lindo. Nos veremos muy pronto” fue lo que mencionó ante el público feliz en Tajín, mostrando que tanto él como Adam, Justin y Danny vivieron también un debut agradable, único. “¡Muchas gracias! ¡Tool los ama!”, fue el mensaje proyectado al final de ambos shows en las pantallas y será una frase que quedará en las mentes de los asistentes por siempre, como el resumen de un gran espectaculo.

2. ¡Los visuales en el Palacio! O al menos la mayoría de los que presenciamos este momento coincidimos que el show se lo robó el Miércoles por tener el espacio suficiente para apreciar cada movimiento, cada detalle que marcó de por vida a las personas que nunca habían visto a la banda.

1. El adiós al “nunca veremos un show de Tool en México”.  Después de conversar y escuchar detenidamente las impresiones con otros asistentes a ambos shows, concluimos que hubo tal grado de satisfacción, casi llegando al éxtasis. Y Tool logró ver eso. Hubo momentos -tanto en el Palacio como en la Cumbre-, que Maynard guardó un poco de silencio para apreciar los coros de las personas. Y que la entrega de un Adam enfocado en su trabajo, un colosal e imponente Danny y un gran desempeño armónico y presencia que ubicó a Justin, lograron juntos lo “imposible”… demostrar que por fin estaban con nosotros. “Todo ese dolor [la espera] fue sólo una ilusión”.

Un agradecimiento, por todos estos meses, de excelente vibra en la comunidad Tool México.