Hace unas horas, el rumor de que el miembro fundador de Blink-182, Tom DeLonge renunciaba a la banda desconcertó por completo a los fans de Blink 182, quienes pudieron respirar tranquilos por un rato pues el guitarrista salió a desmentir el rumor. Por un rato, dije, pues el golpe a su corazón regresó poco después.

A través de una entrevista con Roling Stone, los otros dos miembros de la banda, Mark Hoppus y el baterista Travis Barker han anunciado que aunque DeLonge no haya renunciado expresamente a la banda, ellos no lo quieren de vuelta. “Desagradecido” y “Mentiroso” fue como Hoppus y Barker llamaron a Tom DeLonge tras expresar el total desinterés del guitarrista quien había dicho que se tomaría “un tiempo indefinido”, actitud que no al parecer no será nuevamente tolerada, pues los demás no están dispuestos a soportar la misma situación que los llevo a la ruptura hace una década.

La banda ya tenía previsto entrar al estudio de grabación desde inicios de este mes, lo cual no fue posible pues DeLonge -a través de su manager- informó a los demás que no estaba interesado en grabar o en tocar con ellos, por lo que prefería continuar con sus actividades fuera del ámbito musical.

A partir de ahora, Blink-182 entrará en un periodo de problemas legales, pues seguramente Tom DeLonge no se quedará con los brazos cruzados.