¡Metaleros! Nada les embona, pues.

Estamos a 3 semanas de que se realice la cuarta edición del Hell & Heaven Metal Fest, su primera vez en la ciudad de México, así que tal vez espere ser tratado con ternura y delicadeza… not! Ya es bien conocido el drama de la cancelación en marzo pasado, se superó (¿o no?) y el festival logró reintegrarse con nueva sede y nuevo cartel para efectuarse este mismo año; si bien ya no será de 2 días y por consecuencia con menos bandas, los organizadores hicieron la labor de levantar su Rock & Roll y quedará en ellos mejorar las áreas que aún les fallan, pero ese no es el tema de este texto.

El público en este y otros festivales mexicanos domina el súper poder de quejarse sobre los carteles. Específicamente para el Hell & Heaven, su target es gente que suele dividirse mucho en cuanto a subgéneros, que si puro black o death o thrash o heavy o etcétera; y los que escuchan lo “impuro” y “poser” como el nü, glam o hard rock son marginados por aquéllos.

Qué tan intenso es esto que hasta hay un escenario llamado “TRUE METAL STAGE”.

Yo inicié escuchando a bandas de nü metal y de ahí fui envolviéndome en más géneros –no sólo de metal- así que la TRVE police puede venir a multarme por no haber nacido con un cinturón de balas, corpse paint y un disco de brutal death metal bajo el brazo, pagaré con gusto mi sanción.

Aunque el cartel original del Hell & Heaven 2014 era bastante prometedor (insisto, ahora será de un día = menos bandas), el del 25 de octubre también tendrá “surtido rico” entre Heavy, Thrash, Power, Black, Death, Grindcore, Industrial, Nü e incluso Deathrock. Quizá el próximo año vuelva el formato de 2 días.

Pero no, hay que trollear las redes sociales o foreverear con que lo nuevo apesta. ¿No sería más fácil evitar esos comentarios y quedarse en casa a seguir descubriendo bandas que nomás tocan en sus colonias?… ¡No! ¡Qué ingenuidad!

No digo que todo les tiene que embonar, yo por ejemplo no soporto a Avenged Sevenfold o a Cradle of Filth, pero qué chinga andar por la vida con la bandera de inmamable y de “nada será suficientemente metal como lo que yo escucho”.
Luego hay personas que no entienden que la música es un negocio, y que en este fest no es posible colocar a Venom para cerrarlo y a KISS en un escenario pequeño a abrir y que nadie los pele. Sólo en sus mentes malvadas from hell sería posible.

LIVE AND LET ROCK! No es difícil, inténtelo. ¿O qué? ¿Mejor que ya no traigan a nadie y vemos puros DVD’s o videos en YouTube?

Y de una vez les informo: 2 o más de sus bandas favoritas se empalmarán porque, no sé si ya les explicaron, pero, esto es un FESTIVAL, y el Hell & Heaven pretende serlo a gran magnitud, y con 5 escenarios es natural que varios actos suenen al mismo tiempo. Aunque, esperen… los TRVES tienen su escenario y supongo no saldrán de ahí, ¡no se mezclarán con la banda que les causa roña! Tal vez sólo batallen con Annihilator y Overkill que están en el Hell Stage, y Rotting Christ en el Foro Norte Stage.

En cuanto a los escenarios principales, ahí la cosa es que están prácticamente pegados, y en cuanto una banda termine en uno, el otro comienza de inmediato con su desmadre; así que los que piensan llevársela en el Hell Stage y el Heaven Stage ni se preocupen.

Si no, de todos modos está el Eyescream Metal Fest que también está chingón y ahí no se empalman las bandas y no tienen que caminar mucho (¡de esto también se quejan!)… porque no es un festival al aire libre, es “pequeño” y es en el Circo Volador.

Por otro lado, yo que peco de disfrutar tanto de KISS, Rob Zombie o Limp Bizkit, como de Venom, Obituary o Christian Death, sí voy a echarle una buena pensada a mi itinerario de ese día.

Pero si es poser el que me gusten varios estilos y pasarla chido sin acomplejamientos metaleros, entonces sí: SOY UN MALDITO POSER.