Skindred es una de esas raras quimeras que varias veces nos regala el rock. Fundados hace veinte años en Newport, los galeses son una rara mezcla entre metal, rock alternativo, reggae, ska, punk y muchos otros elementos que han causado admiración en muchos… y repulsión en varios otros.

Por primera vez, la banda pisará suelo mexicano para formar parte del festival Corona Hell and Heaven y presentando su nuevo álbum ‘Big Tings’ que será lanzado en algunos días, por lo que tuvimos la oportunidad de platicar con el baterista Arya Goggin.

 

Cada vez que conozco una banda nueva para mí, me gusta escuchar un disco o dos, y si me gustan de verdad, me gusta ver sus shows en vivo y regularmente, suelo irme un poco decepcionado, pero con ustedes… Bueno, tienen mucha energía en el escenario, son una gran banda en vivo, ¿cómo logran eso?

Bueno es porque creo que somos cuatro personas muy diferentes, con diferentes opiniones, diferentes actitudes, además de tener a alguien como Benji con una gran presencia sobre el escenario. Es algo bastante cool pues poner a la banda, a la gente, a nuestro equipo en la misma sintonía, así que cuando estamos tocando no hay ninguna división entre los fans y la banda, él los involucra a todos. Digamos que es un show a la “old school”, nos involucramos muy bien con el público y eso nos hace una banda diferente ahora.

Benji ha dejado muy clara su postura sobre la era digital de la música, ¿tú también piensas que afecta directamente el proceso y lo que conlleva?

Sin duda afecta hasta cierto punto. Sin embargo, una buena banda seguirá siendo una buena banda sin importar si usan equipo digital o análogo. Yo no me pongo a pensar si la música que escucho está grabada de forma digital o análoga, sino en lo que me hace sentir y si te hace sentir algo bueno, vas en el camino correcto.

El problema con la era digital, es que existen bandas que usan la tecnología para sonar más o menos decentos, pero cuando se paran sobre un escenario para tocar en vivo simplemente no pueden ejecutarlo de la misma forma y decepcionan a la gente.

Nosotros ciertamente usamos elementos electrónicos, experimentamos con el sonido. Los instrumentos digitales son muy útiles para nosotros, pues el estudio se convierte en un instrumento, podemos hacer cosas más rápido en tiempo real, y ver tus ideas tomar forma, algo totalmente opuesto al sistema análogo.

El problema es que ya cualquier persona cree que puede formar una banda completa desde una laptop…

Así es, Nine Inche Nails es un gran ejemplo de una banda que usa computadoras, tecnología y lo hacen también en vivo y son impresionantes. Ellos son el claro ejemplo de lo bien que se pueden llevar las cosas si mezclas lo mejor de dos mundos de una manera correcta.

 

 

Las bandas no pueden controlar lo que sus fans y los medios opinen de ellos, ¿cómo lidiar con las opiniones negativas? Por ejemplo, ahora con su nuevo álbum.

¡Ahí está el detalle! Cuando haces algo distinto a lo que hiciste anteriormente, siempre será críticado y destruido por los autonombrados “críticos”. Lo que yo hago es dividir todo en 50 y 50. La mitad es la gente que lo odia y la otra mitad la gente a la que le encanta y me concentro en hacer música para estos últimos, porque sé que estarán con nosotros para siempre. No me preocupa la gente que lo odia, me preocuparía si lanzamos algo y la reacción de la gente sea algo como “meh, pues… está bien” pues entonces caíste en la mediocridad. Durante el proceso de grabación, no pensamos en ello. Simplemente amamos lo que hacemos y espero que la gente comprenda que intentamos hacer algo diferente en esta ocasión. Grabamos el disco en el estudio de Peter Gabriel (Real World Studios) y el simple hecho de estar ahí es muy inspirador y llevas eso contigo cuando estas grabando. Es una bendición poder hacer todo esto.

Cuando lo escuché, debo decir que su nuevo material me agradó bastante. Creo que es un disco muy disfrutable.

¡Muchas gracias! Por ejemplo, mi banda favorita de todos los tiempos es Queen y ellos nunca hicieron el mismo disco dos veces. No importaba si escuchas “the show must go on” o “a kind of magic”, puedes notar esa evolución y es algo que puedes disfrutar. El reinventarte a ti mismo es algo grandioso.

La gente en la actualidad crucifica a las bandas por querer explorar y hacer progresar su sonido. ¿necesitamos ese espíritu de las bandas antañas, a las que les era permitido el cambio?

Definitivamente. A ellos se les dio la oportunidad de explorarse, de conocer hacía donde iba su música. Cuando yo tenía 20 años, grabamos ‘Babylon’, y ahora que tengo 38, soy una persona muy distinta a cuando hice ese disco. Es como el caso de Metallica, que alcanzaron el éxito con “and Justice for all…” con ese pesado sonido thrash; y luego sacan el ‘black álbum’ y todos su hardcore fans empezaron a decir “han cambiado, se han vendido”. Y no, no es que se hayan vendido, sino que cambiaron como personas. No puedes pedir otro “And Justice…” u otro “Black album” porque ya no son las mismas personas que cuando crearon esos discos.

 

¡Si quieres vivir solo de rock y metal, no vas a llegar muy lejos! 

 

Skindred estará en México por primera vez en un festival gigantesco como Corona Hell and Heaven, ¿Cómo se siente que tu primer show aquí, sea uno de éste tipo?

¡Oh por dios! Te puedo decir que es un sentimiento maravilloso, es una bendición. Es cumplir el sueño de cuando inicias una banda, cuando comienzas a componer, a salir de gira y estás con los mejores. Estar dentro de un cartel icónico es muy halagador, lo vuelve a uno más humilde para poder disfrutar de esto. Ninguno de nosotros ha estado en México anteriormente, así que estamos muy, muy emocionados pues sabemos que el público mexicano está loco, que tienen un clima hermoso, una comida deliciosa y esa es la combinación perfecta para un gran show.

Imagina que después del Hell and Heaven pudieran dar un tour por el país, ¿a qué banda te llevarías con ustedes?

Nos encantaría hacer un tour en México, en cualquier parte del mundo. Por ahora tenemos la gira por Reino Unido, pero la cuestión sería poder seguir regresando a estos lugares. Porque sabes, si hacemos un solo show en México y nunca regresamos, sería algo demasiado triste, ahora, ¿sabes con quién me gustaría hacer el tour allá? Con Prophets of Rage, o alguien así. Sería increíble, ¿no?

Skindred ha compartido escenario con tipos como Robbie Williams, y me queda claro que están dispuestos a todo, a tomar riesgos. Hay artistas que no aceptan ciertos carteles porque “no encajarían”. ¿Qué les dirías a ellos? Ustedes lo están haciendo.

Para mí, creo que quieres tener gente que aprecie y consuma música, tienes que tomar diferentes riesgos y tocar con diferentes géneros y diferentes lugares. ¡Si quieres vivir solo de rock y metal, no vas a llegar muy lejos! Cuando puedes tocar en un Festival de pop, de rock, de black metal, tomando esas oportunidades – porque al fin y al cabo es música -, y lo haces bien, a la gente le va a gustar, sin importar el género. Tienes que ser valiente y dar ese paso aunque no haya 50 mil playeras negras y haya 10 mil fans de Britney Spears. Estrabajo de las bandas complacer a la gente en general, no a los de las playeras negras, sino todos… y si todo sale bien se comprarán su playera negra. Que disfruten nuestra música lo suficiente como para que hagan esa “conversión”. La gente necesita ser valiente salir de su zona de confort y no preocuparse por el género que sea la música.

¿Cómo crees que evolucionará la música en los próximos 30 años, si seguimos el camino marcado por la actualidad?

Bueno, la música nunca dejará de existir, siempre habrá alguien con una guitarra, con un bajo, con un batería, cantando. La música es algo tan grande en la historia, que jamás desaparecerá. Si hablamos exclusicamente en  términos de rock, siempre habrá canciones que definen personalidades, gustos. Hay música trivial que simplemente se va o estará por ahí algunos años; sabes a lo que me refiero. Y cuando las computadoras se vayan (risas) seguiremos teniendo el bajo, la guitarra la batería y la voz. Seguiremos admirando a Black Sabbath, Led Zepellin y Queen, seguiremos admirando a los grandes, eso no cambiará, la gente seguirá necesitando de su música en 30 o 40 años. Y de igual forma necesitaremos encontrar a nuestros headliners del mañana… se ha ido Motorhead, aún tenemos a Judas Priest, ¿pero quién tomará su lugar?

¿Tú quién crees que tome esos lugares ahora mismo?

¡Skindred, por supuesto! (risas)

¡¿Y quien más?!

Papa Roach, son muy buenos, han recorrido camino y son muy buenos. Foo Fighters estarán ahí, estoy seguro. Es de esas bandas dentro de ese club muy exclusivo en el que puedes llenar arenas. Hay bandas como Royal Blood que están haciendo un gran trabajo y podrían estar en unos 10 o 20 años, el tiempo dirá.

Es muy difícil cuando una gran banda nos deja, pensar quien pueda tomar su lugar. Pienso que a Avenged Sevenfold también le está yendo muy bien; Disturbed  se está convirtiendo en ese tipo de bandas americanas de rock que continúan creciendo mounstrosamente y bandas como Skindred que seguiremos creciendo. ¡Ghost! También lo están haciendo muy bien.

Y bueno, finalmente para la gente en México que aún no sabe quién es Skindred, ¿qué les dirías para que no se pierdan su show en el Corona Hell and Heaven Metal Fest?

Será la mejor de las fiestas por 45 minutos en el sol, una tarde inolvidable, sin importar si te gusta la música o no, te daremos un gran show. Dejen atrás sus inhibiciones, disfruta el concierto y juzgalo por ti mismo.