Zapata cumple 99 años de haber sido asesinado en la Hacienda de Chinameca; Por medio de engaños, el General Jesús Guajardo se encargó de orquestar el asesinato de uno de los personajes más emblemáticos y trascendentales de la historia de México, específicamente de la Revolución mexicana. “El caudillo del sur” fue asesinado un día como hoy pero de 1919.

Es por eso que, el día de hoy, a manera de homenaje, recordamos a La revolución de Emiliano Zapata; un grupo de rock mexicano, surgido en Guadalajara en la década de los setentas, que llegó a dar aire fresco a la gran corriente de rock que surgía en México por aquellos años. Oscar Rojas, líder y vocalista de la banda, quien con su potente mostacho setentero cautivaba sus presentaciones en vivo con esa voz característica del rock de los setentas.

Cuentan con nueve producciones en estudio y tres EPs. La banda vendió numerosas copias de sus discos en Estados Unidos, incluso en Europa, gracias a su tema maestro “Nasty sex”, mismo que los dio a conocer como grupo y los lanzó a la fama ganando un concurso de una estación de radio. Convertido en el grupo del momento, La revolución de Emiliano Zapata, se presentó en casi todos los rincones del país, sin embargo, en 1971, fueron invitados a participar en el Festival de Rock y Ruedas: Avándaro, al que no pudieron asistir debido a los múltiples compromisos que tenían en agenda. Esto, posiblemente, repercutió en el bajón que, como grupo tuvieron, llegando incluso al grado de modificar de alguna manera su estilo musical alcanzando las baladas.

La traición y el juego político le hicieron una mala jugada a Emiliano Zapata, los honores de un clarín dieron la señal y el caudillo cayó muerto casi al instante. Surgió la leyenda. La hacienda donde murió se convirtió en un museo, pero su muerte erigió un templo moral en la sociedad y en la memoria colectiva.

Posiblemente Emiliano Zapata inspiró el nombre del grupo, pero La Revolución de Emiliano Zapata sigue viva, uno de los sobrevivientes de aquella gran ola del rock en México, regresó con la grabación de un disco en 2009 y con algunas presentaciones en vivo. El mágico rock de los setentas sigue vivo y quedará grabado en la memoria de muchos rockeros.