Una de las bandas de rock más relevantes en la escena finlandesa en los últimos veinte años es sin duda, The Rasmus. La banda formada en Helsinki en 1994, ha logrado un sin fin de reconocimientos a lo largo de su carrera, en la cual ha lanzado casi una decena de discos de estudio, el más reciente, ‘Dark Matters’ lanzado apenas el año pasado y que los traerá de regreso a tierras mexicanas a finales de año.

Pudimos platicar con el cantante de la banda, Lauri Ylönen mientras se encontraba manejando por las frías carreteras escandinavas y nos contó como es su proceso de composición y como maneja su vida cuando no está sobre el escenario recibiendo el amor de sus miles de fans.

 

– – – – – – – – – –

 

Después de todos estos años y nueve álbumes, ¿cómo logras encontrar el balance entre el ofrecer algo novedoso en cada disco mientras te mantienes leal al sonido que los fans de The Rasmus aman de la banda?

Cada vez que me pongo a escribir canciones, soy un tipo pasado de moda; tengo una guitarra, una guitarra acústica y escribo “canciones de campamento”, así las llamo. Cosas muy básicas, pero que siempre tienen la esencia de y el ADN de The Rasmus en ellas; en las melodías que escribo y también las letras, tengo mi viejo estilo y lo repito.

También, cada vez que vamos al estudio gusta experimentar, especialmente con el sonido, por ejemplo, en este nuevo álbum tenemos algunas canciones que tienen un ambiente electrónico, como “Nothing”, que es una canción que suena muy electro, sobre todo si la comparamos con “Wonderman”, que está mucho más orientada al sonido de la guitarra. Las canciones son muy diferentes entre sí en este álbum. No sé si es confuso para el oyente, pero yo creo que lo importante es que todas las melodías y las canciones puedan seguir cierta línea, aún cuando sean distintas entre ellas. Sí, este fue un álbum divertido de hacer. Creo que por un tiempo fue una sorpresa para todos, pero cuando tocamos las canciones en vivo, suenan muy bien combinadas con ese toque electrónico. Es algo muy interesante.

‘Dark Matters’ habla en su mayoría sobre tu fascinación con la parte oscura de lo emocional y la melancolía. ¿Te es dificil conectarte con tu lado oscuro cuando te pones a escribir canciones o simplemente lo puedes convocar a voluntad?

Bueno, creo que todos tenemos un lado oscuro… al menos yo tengo el mio y un… una especie de alter ego. El Lauri Oscuro. Pero también tengo mi lado luminoso, donde soy feliz y hago bromas. Tengo una gran variedad de estados de ánimo y me encanta jugar con ellos. Creo que es algo bueno tener distintas personalidades dentro de ti. Para mi, es mucho más fácil inspirarme cuando estoy deprimido y sumergido en mi lado más oscuro. Sin embargo, cuando tengo que escribir las canciones, entonces todo se vuelve menos complicado si estoy lleno de energía y feliz. Así que sí, obtengo mi inspiración de la oscuridad, pero creo las canciones cuando estoy lleno de luz. Así es como yo lo hago.

Las personas deben estar muy sumergidas dentro de sus emociones para comprenderlas y no temerles en caso de que tengan pensamientos y sentimientos oscuros. Creo que es mucho mejor enfrentarlos y dejarlos ir, hablar con alguien sobre ello y tratar de entender porque te sientes de esa forma o… bueno, es fascinante.

 

“Si tienes la oportunidad de hacer algo y quieres hacerlo, entonces hazlo.”

 

Amor, pecado, la sensación de la nada, el superheroe que todos llevamos dentro… las letras de ‘Dark Matters’ sin innegablemente profundas y reflexivas; sin embargo, las encontramos unidas a ritmos pegajosos, riffs poderosos y melodías contagiosas. ¿Cómo lograr esa combinación con éxito?

¡Los contrastes son divertidos! Por ejemplo, ya te había hablado de la canción ‘Wonderman’. Bueno, esa canción habla de un niño, y tal vez ese niño soy yo cuando era joven e iba al escuela, siempre actuando un poco extraño pues tenía mi propia manera de hacer las cosas. Luego, ese niño comienza a crear un alter ego para protegerse a si mismo contra el mundo a través de su imaginación; creo que es esa pequeña parte infantil de acercarme a las letras, que me ayudan a escribir los temas. Tal vez sean ecos de mi propio pasado. Y tal vez también haya un poco de rencor dentro. Y cuando los mezclo con un riff de guitarra, es como si levantara todo musicalmente y…  Cada vez que creas una canción, debes tratarla de forma distinta. Para este álbum tenemos temas que suenan más crudos con un riff mucho más rocker, que desde que las escribes, sabes que nacieron para ser canciones de rock y debes mantenerla así. Y también hay canciones que se sienten de otra forma y tampoco debes forzarlas a cambiarlas a cosas que no son.

Para un artista es genial ser capaz de hacer cualquier cosa que quieras hacer.  No le preguntas a los fans. Ya sabes, si empiezas a preguntarle a los fans cosas como “¿y ahora qué debemos hacer?” ahí se termina todo. Creo que el artista es siempre quien debe estar un paso adelante y los fans te van a seguir. Y creeme, nosotros mismos nos sorprendemos siempre.

Cuando comenzamos la banda, yo escuchaba hip hop y Pauli [Rantasalmi] también, a él le encantaba Cypress Hill y Portishead, esa clase de cosas. Cuando estabamos en el estudio de grabación trabajando en el tema ‘Nothing’ nos dijimos, “¿sabes? creo que esta canción debería sonar tipo Portishead” con un aire hiphopero y luego le dimos un tono más oscuro metiendo las guitarras. Amo usar sintetizadores, porque son buenos para enfatizar distintos estados de ánimo… son como fuera de este mundo, cosa que me encanta. Los sonidos que te permiten crear son cosa de otro lado. Del espacio.

Después de que terminaron su último tour, el cual incluyó shows en México, Perú y Argentina, comprendí que necesitabas un tiempo fuera de la banda para atender asuntos personales. ¿Qué significa para ti estar de vuelta en casa? ¿Qué haces cuando no estás sobre un escenario?

Además de ser músico, también trabajo en arquitectura. Me encanta la arquitectura y tengo mi propia compañia en Finlandia, donde estamos construyendo casas y hasta tengo mi propio show de televisión donde diseño outfits; así que a eso me dedico desde hace algunos años y es asombroso, lo amo. Es una gran manera de ser creativo en un modo totalmente distinto y también creo que trae balance a mi música el hacer algo diferente, pues solo tenemos una vida para vivir y si tienes ambición de hacer alguna cosa, si sientes pasión por algo entonces debes hacerlo antes de que sea demasiado tarde. Si tienes la oportunidad de hacer algo y quieres hacerlo, entonces hazlo.

En mi vida personal, tengo dos niños. Amo a los niños y es muy divertido jugar con ellos, y sabes, y ver la manera en que ellos experimentan el mundo y conocen cosas nuevas todos los días. Me encanta estar ahí con ellos para también yo mismo experimentar y descubrir las cosas por una segunda ocasión. Cuando creces y te conviertes en adulto, empiezas a perder tu imaginación, empiezas a dar las cosas por sentado y dejas de pensar del porque de las cosas. Pero los pequeños experimentan las cosas por primera vez y se emocionan muchísimo por cosas como una roca, o al agua… son tan curiosos y quiero que eso tenga influencia en mi.

En unos meses más volverás a México para dar ni más ni menos que cuatro shows: Ciudad de México, Monterrey, Querétaro y Guadalajara…

¡Oh, sí! Ha pasado un tiempo desde que estuvimos ahí y dimos un show de verdad. Fuimos hace no mucho, pero tocamos solo un par de conciertos acústicos e hicimos algunos meet&greet para conocer a algunos fans, hicimos entrevistas, cosas así.

Recuerdo muy bien como es tocar en México. La gente ahí está tan metida en nuestra música y siempre tenemos estas experiencias tan… magníficas en los shows con ellos. Hacen perfecto todos los conciertos. Simplemente, nos quedamos ahí parados sobre el escenario esperando recibir todo lo que tienen para darnos, porque sabemos que eso nos hará hacer mejor las cosas y sonar mejor. Es increíble la cantidad de energía que puedes recibir de una multitud así. Cada vez que tenemos un concierto así de bueno, siento que todo en mi se hace super, me siento más fuerte cuando recibo el amor del público. Es como estar drogado…