Una capital mexicana lluviosa a más no poder, fue el marco para la presentación de Revocation en el foro Alicia. Los metalheads que se dieron cita y salen a comprar un cigarro o frituras para la espera corren cubriendo su brazo para evitar que el sello de reingreso característico de este legendario foro se moje y borre con la tormenta que azota a la Ciudad de México. Algunos impacientes fans corean el nombre de la banda originaria de Boston después de los actos nacionales, ya impacientes de ver en acción a los norteamericanos. Finalmente el sonido ambiente se silencia, y una apertura inconfundible hace su aparición para prender la noche con el sonido de bajeo de ‘The Hive’, que de inmediato pone a todos a brincar y gritar. La canción va enganchada a ‘Teratogenesis’; canción homónima de aquel EP producido en el año 2012. Un inicio de setlist muy sorpresivo ya que los últimos reportes de la gira indicaban otras canciones al inicio.

revo1Lastimosamente, poca gente llegó al Alicia, una total una tristeza teniendo en cuenta la calidad y virtuosismo de los músicos que están sobre el escenario. Pero esos pocos parecen muchos cuando un gran clásico como ‘Deathless’ se hace presente, una canción que pese a ser desprendida del más reciente álbum con el mismo nombre, se ha posicionado rápido en el gusto de los fans de Revocation.

El intro inicio de ‘Invidious’ marca la llegada de uno de los temas más esperados de la noche y promete un slam brutal e inolvidable que al final, siendo sinceros se queda corto. La poca afluencia y el hecho de que la gente estaba más concentrada en pegarse a la barrera o – como siempre -tratando de grabar con sus celulares impiden que un mosh pit merecedor de tan poderosa canción se forme, aun y cuando el rubio vocalista David Davidson pedía una gran rueda a los fans. ‘Enter the Hall’, un tema instrumental sirve como puente para ‘No Funeral’, otra de las canciones que debía ser mucho más vitoreada y eufórica y que al final quedó a deber. Esto más por el hecho de la manera en que la engancharon con la pieza instrumental, robándole el redoble inicial y excitante de batería que posee y que hubiera puesto los ánimos mucho más calientes. La gente se dio cuenta que esta canción ya estaba sonando hasta un rato después.

Y de los tintes más Death, el setlist da un brinco a uno de los momentos más hardcore con ‘Fracked’ que incita a los resortes del cuerpo para ponerte a brincar y saltar. Brett Bamberger rasga el bajo mientras agita su muy nutrida melena sin cesar, y la segunda pieza instrumental de la noche -esta el doble de larga que la primera- hace su aparición con ‘Across Forests and Fjords’, donde los de Massachusetts y particularmente Dan Gargiulo en la guitarra se lucen con su técnica y virtuosismo. “Labyrinth of Eyes” es el tema elegido para cerrar la primera parte del concierto.

Tras un muy breve encore, Revocation regresa al escenario para ejecutar una canción que sin duda fue el momento más genial de la noche: El sonido robótico y mecanizado que acompaña a ‘Dismantle the Dictator’ se vuelve una insospechada locura de slam y empujones en el mosh pit, así como de brincos y gritos en todo el recinto. ¡Lo mejor de la velada!.

Y para terminar, el setlist se cierra con ‘Madness Ophus’ y después con ‘Wich Trails’, canción que de hecho es la que cierra su más reciente álbum. ¿Te pareció corta la manera en que termine la reseña?: Bueno, con ese sabor de boca nos quedamos los asistentes, quienes esperábamos y pedíamos que la banda tocara quizá un poco más, ya que (quitando las 2 instrumentales), solo tuvimos 10 canciones para cantar a todo pulmón. Pero nuestra suplica por más canciones simple y sencillamente…fue revocada.