95

El combinado de músicos, promotores y amantes de la escena punk denominado punkitud celebró sus 40 años de movimiento con un festival gigante de 2 días con lo más aguerrido de la escena punk tanto nacional como internacional.

A los alrededores de la Hacienda los Morales, un sitio vacacional y de descanso enclavado en un tranquilo municipio cercano a Texcoco, la presencia punk se notaba de inmediato pues su contraste de ropas llenas de picos y estoperoles, cabezas rapadas y crestas de múltiples colores era mas que evidente. La esencia punk se respiraba afuera del recinto con chicos tomando cerveza en sus envases –o bolsas- mientras que algunos altercados con la policía o intentos de portazo fueron controlados y mediados de manera muy responsable por la organización del evento, quienes en todo momento supieron mantener dentro de lo posible la cordialidad y el trabajo en conjunto para sacar el festival adelante.

Adentro uno podía de inmediato comprobar que si se pueden hacer shows profesionales y de calidad con la escena punk: El terreno era plano y de pasto bien cuidado y el escenario de primera, con una pantalla al fondo proyectando fondos dinámicos y luces y sonido de primera calidad. Con puestos bien organizados y establecidos de venta de comida, bebidas y ropa. Todo lo necesario para un festival inolvidable.

En cuanto a lo musical la verdad es que espacio nos faltaría para hablar de todas las bandas y propuestas. Pudimos presenciar grandes actuaciones de bandas mexicanas como las chicas de Violetas Violentas y su punk 100% femenino. Miserable de San Luis Potosí y Coacción de Tijuana dieron fe de que el punk tiene grandes exponentes en toda la república. Lo mas destacado en este rubro para mi fueron sin duda bandas como Fallas en el Sistema que es todo un consentido de la gente y se saben casi todos sus canciones, pero sobretodo los veteranos M.E.L.I. quienes tras un enorme hiato y con mas de 25 años de vida regresaron a los escenarios con un poder y entrega tan grandes como la barba de su vocalista, y reventaron el festival con éxitos como “El Cristo de la pared”.

Por el lado internacional tuvimos punk de toda América, lo mismo al sur con los brasileños de Terror Algum quienes suplieron su falta de comunicación al hablar en portugués con excelente música que a fin de cuentas es el lenguaje universal , o directamente de EU al norte los All System Fail. El plato fuerte sin embargo venía con una etiqueta del reino unido, y la esperada presentación de una leyenda titánica como lo son Charged G.B.H. –o simplemente G.B.H. para la banda- sería el cierre más que perfecto para la celebración.

 

GBH EN centro vacacional los morales papalotla Edo. Mex.

Posted by Harley Ruin on Sunday, May 14, 2017

 

G.B.H. arrancó su presentación con una canción de su más reciente producción y hay que decir que como que no hizo mecha al principio con la gente. No fue sino hasta que el ritmo resorteado de “Race Against Time” invadió el recinto que la gente entendió que la leyenda británica había llegad, y entonces si el slam punk de armó con todo. Los mowhawks de tonos neon sobre cabezas rapadas y tatuadas se agitaban al ritmo de temas como “Lycanthropy” y “Necrophilia”, y en el césped el mosh estaba poblado por punks que ni la falta de una pierna o el tener un ojo de vidrio les era impedimento para vivir al límite la presentación. Una chica en silla de ruedas es metida al ojo del slam, y aunque fue tirada un par de veces provocando la preocupación de los punks de sus alrededores, la joven era acomodada de nuevo feliz, dando a entender que ella tambien quiera sentir la adrenalina del pogo que incitan temas como “Alcohol”, “Big Woman” y “Self Destruct”.

Colin Abrahall y compañía no son ya unos jóvenes, y el paso de la edad y la vida al límite ya se les nota desde lejos. Pero en el escenario siguen siendo unos chicos enfermos, y elo quedo claro cuando “Sick Boy” que era una de las canciones mas pedidas por la gente termino de hacer explotar un slam que abarcó toda la explanada en una nube putrefacta de golpes, sudor y un penetrante olor a solventes; cada quien disfruta su momento a su manera, siempre lo he dicho. “Give me Fire”, “Diplomatic Inmunity” pero sobretodo “City Baby Attacked By Rats” y su continuación con “City Baby Revenge” van dando por terminada la brutal noche de G.B.H. tras mucho tiempo de no estar en la CDMX o su área metropolitana. Los británicos se despiden cerrando su set con “Momentum” y aunque la gente quiere más y pide a gritos el característico cierre con “Maniac”, por cuestiones de tiempo G.B.H. tiene ya que retirarse en una noche sencillamente inolvidable, de esas que de viejo platicaras con orgullo. La noche aun tenia para largo y aunque muchos abandonan el recinto quienes se quedan pueden disfrutar de otras bandas como La Brigada del Vicio desde España, dando por concluido un evento punk hasta la medula.

 

 

PURO PUNK
EN RESUMEN:
'Punkitud' es el resumen de lo que debe ser un evento dedicado al punk bien producido. Un escenario de primera, con una pantalla al fondo proyectando fondos dinámicos y luces y sonido de primera calidad. Excelente evento.
95