Tras poco menos de cuatro meses desde su detención, los miembros de la banda polaca de death metal, Decapitated serán liberados de prisión y podrán regresar a su país natal tras serles retirados los cargos por secuestro y violación en tercer grado.

Originalmente, el juicio comenzaría oficialmente el próximo 16 de Enero; sin embargo, la fiscalía del condado de Spokane decidió terminar con los alegatos, diciendo que lo hacía por el “bien de la víctima“, aludiendo que todo el asunto fue muy traumstizante para ella y han decidido que lo mejor será “comenzar a sanar y dejar todo esto atrás.

Tras esto, Waclaw Kieltyka, Michal Lysejko, Rafal Piotrowski y Hubert Wiecek serán puestos en libertad, aunque podrán ser acusados de nuevo en el futuro si la víctima así lo decide.