BIEN POR LOS FINLANDESES
97%Nota Final
PRODUCCIÓN95%
AUDIO95%
VENUE100%
Puntuación de los lectores 2 Votos
56%

Ni la torrencial lluvia que tuvo a bien engalanar la noche, pudo detener a los miles de fans de The Rasmus, que se dieron cita el pasado jueves 2 de junio para presenciar el show de los finlandeses. Según los organizadores, fueron cerca de dos mil almas las que abarrotaron el Plaza Condesa y muchas fans incluso montaron guardia haciendo fila dos días antes de la fecha, para poder estar más cerca del escenario y de la banda.

the rasmus_mxMinutos después de las 8 de la noche, Lauri Ylönen y compañía tomaron el escenario y fueron recibidos por la ensordecedora gritería de sus fieles fanáticas mexicanas. Los 12 años transcurridos desde la primera visita de la banda a tierras aztecas parecieron no importarle a la audiencia, que cantó y bailó todos y cada uno de los temas como si fuera la primera vez.

El primero de la noche fue “First Day of my life”, que marcó el inicio de un recorrido por la discografía de la banda de 2001 a la fecha. Aún cuando cuentan con más de dos décadas de carrera y su última placa discográfica data de 2012, The Rasmus aún posee el poder de despertar las pasiones de sus fans, particularmente las mexicanas; tanto así, que Ylönen tuvo que pedirles que dejaran de empujarse contra la valla para que nadie resultara lastimado.

Tras un set acústico, el show finalizó con “In the Shadows”, la canción que sus seguidores consideran el himno de la banda. A pesar del mal sabor de boca de un show muy corto –aproximadamente una hora y cuarto- y de los 2,500 pesos que la reventa pedía por un boleto, los fans de la banda salieron satisfechos y además, esperanzados, ante la promesa de Lauri Ylönen de entrar al estudio nuevamente al terminar la gira actual.