Todos recordamos el tortuoso episodio que Rammstein tuvo que pasar en aquel ahora lejano 2009, cuando el Ministerio Alemán para la Familia puso en el índice de censura al recientemente lanzado álbum ‘Liebe ist für alle da’, por supuestamente tratarse de material que comprometería el desarrollo de la juventud alemana por canciones por ‘Ich tu´dir weh’, ‘Pussy’, así como las fotografías que venían en su interior.

Por unos meses, el álbum no pudo exhibirse en las tiendas y la banda se vio obligada a lanzar una versión que no incluía a ‘Ich tu´dir weh!’ así como destruir más de 55,000 discos que ya tenían listos para la venta. El día de hoy, ll Tibunal Regional Bonn recibió una demanda por parte de Rammstein por daños y perjuicios con la que la banda exige al gobierno alemán una indemnización por 66,000 euros.

El proceso  legal comenzará en breve y se espera una resolución para finales del verano.