97

Rage es el ejemplo de una leyenda que a pesar de que ha sufrido muchos cambios de alineación en su historia, descansa todo su peso y gloria en un verdadero frontman como lo es Peter “Peavy” Wagner, quien con su enorme presencia deleita a nuevos y viejos fans en donde se presenta como pudimos constatarlo en su actuación mas reciente en el circo volador presentando su mas reciente placa “Seasons of the black”

La noche de sonidos power se abrió desde el inicio con los capitalinos de Mighty Thor, quienes dan todo para prender al público que en ese momento todavía no hace mucha gala de asistencia. Esto no desalienta a los músicos quienes connel Mjolnir en mano -literalmente- descargan una buena dosis de power metal para calentar los ánimos. En el escenario un desolador paisaje lleno de cruces y una parca de cuya túnica se asoma un cráneo mas parecido al de algún Homo ancestral que al sapiens contemporáneo lucen en unas mantas en tono sepia esperando el arribo de la banda estelar.

Un poco mas temprano de lo anunciado (quizá por la ausencia de Guarnerius, banda que ya estaba anunciada en el line up y al final brillo por su ausencia) Rage hace su aparición con todo el poder y el sonido animoso de “Justify” , tema desprendido de su mas reciente trabajo, para después en ese balance de lo nuevo y lo viejo regalarnos la clásica “Sent by the devil” y posteriormente dejar que la pesadez y el paquidérmico sonido de “From the cradle to the grave” hagan retumbar el recito de calzada de la viga. “My way” , una de las canciones de la era reciente mas exitosas de los alemanes mantiene los ánimos al cien, no obstante algunas personas expresan su descontento de que la banda haya salido antes de la hora anunciada en el evento haciendo se perdieran un par de temas.

“Es momento de ir muy atrás en el tiempo , a los años 90,s. ¿Recuerdan el álbum The missing link?” ´pregunta Peavy al publico y ante la respuesta positiva la nostalgia del metal antaño invade el foro con “Nevermore“. El viaje entre el pasado y el presente vuelve a dar un giro con el tema que da nombre a la última producción discográfica de Rage, y en el que Marcos Rodríguez se luce con un solo de guitarra que es puro fuego en sus cuerdas. “Hola que tal, me da mucho gusto estar por primera vez aquí en México” saluda el guitarrista en un perfecto español, lo que le vale que su nombre sea coreado por la multitud repetidamente. “Deep in the blackest hole” y “End of all” son los temas siguientes y en la pista hay slam y body surf entre los asistentes mas aguerridos en una entrada ya bastante mas nutrida. Un par de fans parecen llevar los ánimos a un nivel personal y se dan un par de golpes antes de ser separados por el personal de seguridad del circo. Los bríos se enfrían y el que se llevo la peor parte es atendido en la boca por los paramédicos del recinto y al final todo vuelve a la normalidad.

Turn the page” es una canción muy melódica y de positivismo extremo que pone a todos a cantar con suma alegría, y luego en “Great old ones” la fiesta y el buen talante del show se mantienen frescos. Y es que realmente no es difícil que Peavy con su carisma bonachón te ponga de buen humor. El alemán es como un enorme oso polar, como un Santa Claus metalero que decidió trenzar su barba para parecer mas rudo y aun así tan solo verlo solo puede caerte bien. Pero lo cierto es que el tipo cuando quiere ponerle adrenalina a la noche sabe como hacerlo, y anunciando el que en sus propias palabras es “uno de los temas mas agresivos que Rage ha hecho en su historia” detona la bomba que es “Piece of war” y que retorna la atmosfera del show a un ambiente de metal pesado y veloz.

Uno de los temas del nuevo disco que mas se ha posicionado en el gusto de la gente es “Blackened Karma” , y pudimos dar fe de ello porque a pesar de su muy reciente fecha de creación la gente la conoce y canta como todo un clásico. Entonces el Rage veloz vuelve a hacer su aparición de la mano de “Don´t you fear the winter“, una canción de las que mas se acercan a sonidos emparejados al speed metal y que como su nombre lo indica es un verdadero ventarrón de riffs y potencia. Los alemanes entonces agradecen al publico y bajan del escenario por un momento para regresar con “Solitary men” , y preparan al público para una experiencia final única antes de partir.

“Hiiiiigher, than the skyyyyyy, we´re; hiiiigher than the sky, sky, SKY!” corea Rage y todos saben que el show va a terminar con la canción mas elevada y sublime que la banda teutona tiene y que es por mucho la más famosa de todo su repertorio. “Higher than the sky” es la prueba máxima de elevación del heavy metal de los alemanes y enchina la piel ver como los fans se desgarran las cuerdas bucales siguiendo el coro en toda la canción. Con ello queda demostrado que a pesar de los múltiples cambios de alineación que ha sufrido la banda en su historia, mientras Peavy se mantenga vivo y con ese animo radiante y entregado la leyenda de Rage se mantendrá viva y su legado perdurando a través de los años.

 

EN CONCLUSIÓN:
Un concierto magnífico que demostró a propios y extraños que los cambios en la alineación de Rage no han mermado ni un poco del poder y calidad de la banda y que mientas Peavy siga adelante, su legado permanecerá intacto.
97