93

Brasil no es solo samba y futból, también es un país con una arraigada escena metalera como lo pudimos constatar quienes disfrutamos de una noche metalera 100 % Verde-amarela con la presentación de NervoChaos y Krisiun en el Cosa Nostra MX la noche del viernes 24 de Marzo.

NervoChaos es una banda originaria de Sao Paulo que cuenta con un estatus de culto dentro de la escena extrema del país sudamericano y fue la primera agrupación en salir a reventar el escenario con su metal gutural y rasposo, abriendo su presentación con “Moloch Rise” y seguir con temas como “Ad Maiorem Satanae Gloriam” y “For Passion No Passion”. Su propuesta es una mezcla entre death metal con algo de grindcore muy áspero y taladrante, con líricas que hacen apología principalmente al diablo y referencias al apocalipsis, talez como “Mind Under Siege” y “Shadows of Destruction”.

“Total Satán” es uno de los más conocidos éxitos de los paulistanos y solicitan al público un moshpit en la pista para acompañarlo. La gente responde agitando la cabeza y brincando, pero para ese momento, el aforo no era aún suficiente para responder a la petición de los brasileños. “Dios no está aquí…Pazuzu está aquí” proclama con su voz rasposa Lauro ‘Nightrealm’ y el demonio poseedor de cuerpos se hace presente con “Pazuzu is here” donde las cuerdas en el bajo de Thiago “Anduscias” y de la guitarrista Cherry se fusionan en un satánico frenesí. NervoChaos cerró su presentación con “Pure Hemp” y “Devil´s Work”.

Krisiun subió al escenario casi de manera inmediata y comenzó a desplegar todo su sonido brutal con “Kings of Killing”, mientras todo el mundo aplaude el detalle de que Alex Camargo bajista, vocalista y líder de la banda salga al escenario con una máscara de luchador – probablemente comprada en los puestos que están a unos pasos del Cosa Nostra MX que se encuentra justo en frente de la mítica Arena México.

Los originarios de Porto Alegre vienen con ganas de hacer arder el recinto y tocan “Combustion Inferno” y “Scars of the Hatred”. En un determinado momento, el suelo del Cosa Nostra se pone tan resbaloso por tanto derramamiento de cerveza que intentar hacer slam se vuelve una tarea imposible. Sin embargo, un fan se convirtió en el heroe de la noche al sacar un trapeador y ponerse a secar el piso ante los vitoreos de los demás y justo a tiempo para “Blood of Lions” donde los pocos pero animados fanáticos de los golpes y empujones se comportan como verdaderas fieras liberadas y la noche crecía en intensidad.

“¿Quieren algo más rápido? ¿Les gustaría algo más rápido?” pregunta Camargo al micrófono y ante la positiva respuesta la guitarra de Moyses Kolesne arranca furiosa con los primeros acordes de “Vengeance’s Revelation” poniendo al público de nuevo a correr ahora en círculos. Con “Ways of Barbarism” la pesadez es ya una constante en el show y al terminar, el baterista Max Kolense nos regala un prolongado solo que termina en aplausos de parte de la fanaticada que sirve como preludio para que la abominación se haga presente en México con “Descending Abomination”.

“Es el momento de rendirle tributo al más grande de todos ¿Saben quién es el más grande?” mientras comienza a sonar ‘Ace of Spades’, de la legendaria banda Mötorhead y el cual se convierte por mucho, en el mejor momento de la noche y al final de la masacre, los gritos celebrando al finado Lemmy Kilmister inundan el Cosa Nostra- La metralla brasileña está a punto de llegar a su fin y con “Conqueros of Armageddon” el apocalipsis termina por desatarse, y mientras arriba del escenario se da un palomazo con la participación de Lauro ‘Nightrealm’ en el micrófono, abajo el ambiente esta que hierve.

Tras una breve pausa Krisiun regresa al escenario para agradecer y despedirse “Black Force Domain”. El final, una foto panorámica retrata lo sucedido y el carnaval extremo dice adiós, por esta noche…

 

GALERÍA:

 

¡Pura samba!
EN RESUMEN:
Tanto Krisiun como NervoChaos se entregaron totalmente al público mexicano, al que contagiaron con sus ganas y el poder de su música. Excelente show de los brasileños.
POSITIVO
El poder de ambas bandas fue avasallador
El sonido del show fue el adecuado
NEGATIVO
El piso se vuelve resbaladizo muy rápido y puede generar peligro para los asistentes
93