95

Dicen que las primeras veces jamás se olvidan, y eso cae como anillo al dedo al glorioso debut de los punk canadienses de Propagandhi en México, quienes levantaron una expectativa pocas veces vista con un sold out anunciado a casi 2 semanas del show en el Foro Indie Rocks.

Llegar al lugar y encontrar revendedores es extraño, pues es un sitio donde se presentan bandas medianas de varios géneros y aun con buenas entradas es raro ver eventos agotados. La gente aun no acaba de ingresar y ya esta en el escenario AXPI, con una descarga de punk alegre y melódico de mucho poder, aunque también con un sonido muy elevado que lastimaba y no permitía degustar cada instrumento ante tanta saturación. La noche continuó con La Armada, una banda de República Dominicana con un sonido mas rasposo y vomitivo [en el buen sentido] más emparejado a la vena mas hardcore del punk, y quienes acompañan a Propagandhi como banda soporte de todo este segmento de su gira en Estados Unidos y Latinoamérica.

Cuando el Indie Rocks está al tope, el calor siempre es una molestia pero todo se olvida cuando la banda estelar hace su arribo “No somos metallica, somos Propagandhi. Si se equivocaron de concierto pueden irse” bromea  el vocalista Chris Hannah al ver tanta gente junta para verlos, para abrir con “Failed Imagineer” y que todos comiencen. Los saltos se convierten en empujones y slam con “Back to the motor league” que es un tema mucho mas agresivo y veloz. En el centro de la pista se concentra un moshpit enorme que no se cerraría en toda la noche y el concierto continua con “Dead Coach´s Corner” y “Fuck the Border”, tema en el que los miembros de La Armada subirían al escenario a cantar al lado de Propagandhi dándole ese tono de protesta latina al tema contra las políticas migratorias.

“Rock For Sustaniable Capitalism” continua con la lírica de anarquismo contra las economías globales, y al ser también un tema muy veloz la locura se desata en el hoyo de slam. “Comply/Resist” es un tema único que empieza con una tonada melódica relajante y que a media canción explota en un torbellino que te llena de adrenalina. Los fans vuelan en las catapultas humanas y caen del lado de la barricada al ritmo de “When All Your Fears Collide” , “Cop Just Out of Frame” y “Nigredo”. “Quiero pedir un aplauso para nuestra querida Sulynn” pide el vocalista señalando a la guitarrista, y la gente no solo aplaude sino vitorea el nombre de la experimentada guitarrista que se nota muy contenta con la respuesta del público. Del otro lado el vegano y defensor de los animales Todd Kowalski hace vibrar el bajo para continuar el programa con “Duplicate Keys Icaro (An Interim Report)”, “…And We Thought That Nation-States Were a Bad Idea” y “Without Love”, tema mucho mas relajado y qu ela gente aprovecha para darse un respiro.

 

 

“Apparently, I’m a P.C. Fascist (Because I Care About Both Human and Non-Human Animals)” -Si, así de largo es el título- es la canción que antecede a uno de los grandes éxitos de la banda y que la gente pedía constantemente: “Anti-manifesto” es la canción pesada y uno de los emblemas de Propagandhi y por supuesto que la respuesta y la vibra son simplemente inolvidables arriba y abajo de la tarima. La banda entonces se retira solo para hacer un encore y continuar con “Victory Lap” y cerrar ahora si el show con todo con “Night Letters” en un momento lleno de punk rock de alto poder. Al final la gente queda empapada en sudor pero feliz, donde incluso una chica pasa por la pista tampones improvisados en la nariz para detener una hemorragia causada por un slam en el que hombres y mujeres se dieron con todo en una muestra de igualdad de genero. Propagandhi se despide regalando plumillas y baquetas, y la gente abandona el recinto feliz de haber disfrutado una noche increíble e irrepetible.

¡Conciertazo! Todo el poder del punk se desprendió de los instrumentos de los canadienses, quienes esperamos vuelvan muy pronto, pues pocas bandas logran lo que ellos.
95